Especiales

Cautela en Tacna y molestia en Arica tras el fallo

Pescadores de los dos países expresaron molestia. En Chile hubo protestas

Arica. Un grupo de pescadores chilenos llega hasta la sede de la Armada para pedir su intervención.

Arica. Un grupo de pescadores chilenos llega hasta la sede de la Armada para pedir su intervención. Luis Mealla.

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / Enviado a Arica y Tacna (Chile y Perú)

03:39 / 28 de enero de 2014

El dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre la controversia marítima de Chile y Perú generó rechazo y protestas en la ciudad chilena de Arica, así como cautela y susceptibilidad en Tacna (Perú). En ambas localidades, por separado, los pescadores artesanales aseguraron que nadie ganó.

Desde la mañana, en la Terminal Pesquera de Arica había un clima de espera. El diputado por Arica y Parinacota, Vlado Mirosevic, tras llegar a la caleta para reunirse con los trabajadores del sector fue increpado por un grupo de dirigentes, entre ellos Sergio Guerrero, principal representante pesquero, quien le reclamó que hasta antes del fallo las autoridades se olvidaron de ellos y no buscaron el desarrollo regional.

Protestas. La misma suerte corrió el senador Fulvio Rosse, del Partido Socialista, afín a la presidenta electa Michelle Bachelet, que también fue rechazado por los trabajadores del mar, que instalaron una pantalla plana y parlantes en su sindicato para seguir la lectura del fallo que se transmitió en directo por varias teledifusoras desde la capital de Holanda.

Tras dos horas, la CIJ determinó la existencia de un límite marítimo equitativo con el paralelo hasta 80 de las 200 millas de su anterior dominio marítimo y posteriormente trazó una línea equidistante al territorio continental. “Es un área que consta de más de 20.000 kilómetros cuadrados que desde ahora pertenece a Perú” donde —según Guerrero— se perderá la pesca de bacalao, el barranco y la palometa, y al menos otras dos especies marinas más. “Somos más de 1.500 trabajadores que pescamos en toda esta región y si nos quitan esa parte, al menos 300 pescadores quedarán afectados y con ellos, sus familias. Son fuentes de trabajo que se pierden además de un espacio marítimo que nos ha costado sangre. Se perderá unas 100 toneladas de extracción, más o menos”, calculó.

Tras el fallo, al menos 300 pescadores y dirigentes de otros sindicatos de la actividad portuaria salieron a las calles de Arica a protestar, recorrieron el puerto y las avenidas adyacentes al histórico morro, donde se halla un museo de la Guerra del Pacífico, y por donde está el monumento conmemorativo al ferrocarril Arica-La Paz. Gritaban consignas contra el Perú, incluso no faltaron algunos que amenazaron con echar a los residentes de ese país que viven y trabajan en esa comuna chilena, declarada hermanada con Tacna.

“El que no salta es cholo” y “que la Armada de Chile defienda Arica” fueron algunas de la frases que gritaban los manifestantes. Pasado el mediodía la manifestación se dirigió hasta la Intendencia Regional, donde estaba el ministro chileno del Interior Andrés Chadwick, quien oyó el fallo junto al intendente, José Durana, y el alcalde de la ciudad, Salvador Urrutia.

Frontera. Los manifestantes comenzaron a lanzar piedras y otros objetos contra la infraestructura de la Intendencia ariqueña, mientras mostraban dos gallinas con los nombres de Chadwick y del presidente chileno Sebastián Piñera; empero, de inmediato un contingente de Carabineros ingresó al sector con un carro antimotines con el fin de dispersarlos usando chorros de agua. Dos periodistas fueron afectados por los fuertes chorros y resultaron con heridas leves; horas después la calma retornó a la llamada ciudad de la eterna primavera.

En Tacna, vecina de Arica, los pescadores afirmaron que el área conseguida en La Haya está muy distante.

“Tacna ha perdido, no tiene sus 200 millas por lo que resolvió La Haya. Esperamos que el gobierno regional y nacional nos expliquen la situación. No estamos de acuerdo con el fallo, por eso precisamos su presencia”, explicó David Patiño, dirigente del Desembarcadero Artesanal de Tacna. Aseguró que si bien se ganó espacio de mar, no será ocupado inmediatamente y esperarán la implementación del fallo.

La Benemérita Sociedad de Auxilios Mutuos de Señoras de Tacna elaboró pronunciamiento en señal de rechazo. Otros grupos anticiparon protestas y autoridades llamaron a la calma, aunque evitaron definir si la resolución es beneficiosa para la región.

Hasta ayer por la noche, la calma había retornado a ambos municipios vecinos; durante toda la jornada, el paso fronterizo de Chacalluta estaba casi vacío. De lunes a viernes hay un promedio de 7.000 personas que pasan desde Arica hasta Tacna y viceversa; no obstante, durante la jornada del fallo esta cantidad bajó a 2.500.

Impactos del fallo

Protestas

Los momentos más tensos se vivieron en Arica, donde 300 pescadores salieron a protestar. Los carabineros chilenos intervinieron con carros lanza agua.

Flujo

El viaje entre Arica y Tacna es de 45 minutos en vehículo y todos los días pasan, de un lado al otro, 7.000 personas. Ayer lo  hicieron 2.500.

Las autoridades pidieron calma

Luis Mealla

El ministro chileno del Interior, Andrés Chadwick, tras reunirse con pescadores sindicalizados que rechazaron el dictamen, llamó a la calma y dijo que con la nueva delimitación marítima se aseguró “casi el 100% de la captura pesquera”, por lo que pidió no impulsar acciones de protesta.

El alcalde de Arica, Salvador Urrutia, argumentó que se trató de un fallo “aceptable” y que si es que hay las pérdidas anunciadas por los pescadores, el Gobierno chileno está en la obligación de considerar una compensación.

Chadwick sostuvo que en las 80 millas seguirán bajo jurisdicción chilena toda el área de pesca de anchoveta, uno de los principales peces que se produce en el área en disputa y que es la base de la economía de los pescadores artesanales.

La gobernadora de Tacna, Rosa Quihue, explicó ayer que la decisión se recibió en esa región con “una alegría tranquila” y explicó que aún hay varios temas que analizar, a tiempo de reconocer que el sector pesquero artesanal aún no ha asimilado las limitaciones ni los alcances favorables del dictamen judicial.

“Estamos en un país democrático y hay que escuchar todas las voces, de minorías y mayorías; respetamos las posiciones y ratificar que la sentencia la ha dictaminado un tribunal internacional y se la tiene que acatar. A los sectores disconformes, llamarlos a la tranquilidad y en estos días hay que hacer una implementación con mucha calma, pero eso no puede cambiar la decisión de La Haya”, sostuvo.

Quihue agregó que el fallo marcó el paso a la nueva historia con Chile y que se debe trabajar para la integración entre ambos países dada la amplia relación económica y comercial que hay entre ambas regiones.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia