Especiales

Ciudades y comunidades rurales ‘inflaron’ su población

El censo, se puede decir, también fue una pelea por los recursos que recibe cada municipio según la población que tiene. Todos se esforzaron en incrementar su padrón

Coroico. La familia Maldonado (comunidad Miraflores) responde al censo.

Coroico. La familia Maldonado (comunidad Miraflores) responde al censo.

La Razón / Iván Bustillos / La Paz

02:13 / 22 de noviembre de 2012

Las ciudades intermedias de provincia y las comunidades rurales de La Paz forzaron el incremento momentáneo de sus poblaciones para el censo efectuado ayer en el país.  Según pudo constatar La Razón en un recorrido por provincias paceñas y orureñas, un rasgo común de las localidades visitadas fue que los migrantes fueron obligados a ir a censarse en el lugar; en algunas comunidades incluso se impuso un número mínimo de miembros por familia, como en la provincia Pacajes, donde en una comunidad se exigió cuatro personas por comunario.  Las autoridades locales justifican el retorno obligado de su gente para mantener o incrementar los recursos que obtienen por población (coparticipación tributaria).

En su mensaje al país, por la noche, el propio presidente Evo Morales   reconoció la situación. Hubo una gran competencia por población entre municipios y departamentos, dijo. A nivel local, por ejemplo, se presionó a quien nació en determinada comunidad para que retorne y se cense. El Mandatario mencionó lugares donde el censo hubo que efectuarse en “canchones y patios, donde ya no hay casa (...) hubo una presión interna impresionante”, destacó Morales.   

Hubo autoridades que no pudieron evitar “el llamado de la tierra”, como los gobernadores de La Paz y Chuquisaca. El gobernador paceño, César Cocarico, se censó a las 07.25 en su casa de Escoma, provincia Camacho donde, dijo, habitualmente radica, pues aclaró que está en La Paz sólo circunstancialmente, como gobernador. El gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizo, por su parte, fue empadronado en el cantón Ichupampa, en el municipio de Tarabuco, lugar donde vivió parte de su infancia y donde habita su familia, indicó.

El censo, una medida de lo social

Control

En las poblaciones de Tiquina y Huarina no se vio policías; el control estuvo a cargo de las FFAA.

Nuevos

Varias comunidades nuevas ‘aparecieron’ con el censo; es el caso de San José de Carapata (34 familias), cerca de Yolosita, en los Yungas.

Fallecido

En Escoma, provincia Camacho de La Paz, ayer murió una persona; de todos modos se la censó pues ella estaba viva al inicio del proceso.

En algunos pueblos faltaron boletas

En las localidades de Tiquina, Chua Cocani, Huarina y Achacachi, faltaron boletas para censar, así lo confirmaron jefes censales y autoridades en un recorrido que realizó ayer La Razón. “Casi 100 boletas hacen falta en este nuevo municipio (Chua Cocani), cómo se va a censar en tres días, mañana (hoy) o esta tarde nos podrían completar, la gente está esperando”, dijo la asambleísta de la provincia Omasuyos, Luisa Cocasapa.

Chua Cocani fue creada en agosto de 2010 y el 16 de diciembre se espera elegir a su alcalde. Se denunció además que el material les llegó a las 13.00 de ayer. La jefa censal de Tiquina dijo lo mismo e hicieron la solicitud. En Huarina, hasta las 13.00 llegaron las boletas, y en Achacachi se prevé más material por la madrugada de hoy jueves.

Sólo en Tiquina los empadronadores comenzaron su trabajo a las 08.00. En Achacachi, Huarina y en Chua Cocani desde las 07.00. Jhoselín Campos, voluntaria en San Pablo de Tiquina, dijo que debido a la lluvia tuvieron que comenzar un poco más tarde o se mojarían las boletas.  En Chua Cocani, el empadronador Wilson Yujra afirmó que hoy terminará su trabajo, pues recorrerá varios kilómetros para llegar hasta la última vivienda.

“Trabajo en La Paz, pero vine voluntariamente”, dijo Rogelio Yujra, originario del lugar, sin embargo el subalcalde Alfredo Mamani señaló que a través de una asamblea se ordenó que si no llegaban los castigarán quitándoles sus terrenos. “Se decidió que los que tienen terreno iban a entregar a los que no tienen”.

Con relación a las infracciones del auto de buen gobierno, se observó que efectivos de la Fuerza Naval de San Pedro de Tiquina arrestaron a una mujer en estado de ebriedad.  Por otro lado, en cada comunidad abrieron algunas tiendas y dos restaurantes de Huataja ofrecieron trucha. Mientras algunos lugareños estaban en sus casas, otros pastaban a su ganado y jugaban fútbol.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia