Especiales

Concretan el potenciamiento de las FFAA y de la Policía Boliviana

Las dos instituciones fundamentales del Estado recibieron más recursos

Valle. Un originario cumple un rito durante la entrega del primer helicóptero Jatun Puma (superior) a la FAB, el 1 de agosto de 2014.

Valle. Un originario cumple un rito durante la entrega del primer helicóptero Jatun Puma (superior) a la FAB, el 1 de agosto de 2014. Foto: Fernando Cartagena-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Juan José Cusicanqui / La Paz

07:11 / 18 de enero de 2016

El potenciamiento de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana, con equipos, infraestructura y recursos humanos, se constituye en el principal logro de los 10 años de trabajo del presidente Evo Morales, que se cumple este 23 de enero.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, al hacer referencia al equipamiento, indicó que en 2006 había un helicóptero, mientras que ahora se cuenta con 55; antes existían tres aviones grandes de transporte, ahora hay cinco; y, además, luego de más de tres décadas, se adquirió una flota de aviones caza chinos K-8. A ellos se deben agregar 48 lanchas y deslizadores para la Armada.

Por el lado del Ministerio de Gobierno se tiene el reporte de que hasta 2005 el parque automotor de la Policía Boliviana era de 200 motocicletas y 119 vehículos, cifra que aumentó hasta 2015 a 2.023 motos y 1.198 carros.

Al hacer una relación de policías con los motorizados se establece que en 2005 había un vehículo por cada 213 efectivos y una motocicleta por cada 127 miembros del orden. En 2015 se define que existe un carro por cada 32 uniformados y una moto por cada 19 integrantes de la institución.

En recursos humanos, en 2005 habían 25.393 policías, para hacer  una relación de un efectivo por cada 363 habitantes. En 2015, el personal se incrementa a 36.390, en este caso existe un uniformado por cada 297 personas.

En el área del presupuesto asignado a la Policía, el monto subió en la última década de Bs 672 millones a Bs 2.035 millones.

Con relación a la orientación y concepción de las Fuerzas Armadas, el Ministro de Defensa destacó que en 2005 el enemigo era el mismo pueblo, ya que así se explica las 100 muertes que hubo en el trópico cochabambino o los más de 73 fallecidos a raíz de la denominada “guerra por el gas” en El Alto, en 2003. En este caso, apunto que ahora se identificó como enemigo a los poderes imperialistas que buscan apropiarse de los recursos naturales que existen en el territorio nacional.

Otro de los principales avances citados por Ferreira durante la última década es la participación de soldados en la distribución de bonos o en la lucha contra el narcotráfico y el contrabando, entre otras actividades de ayuda.

Un aspecto negativo fue la irregularidad de la Empresa Nacional Boliviana (Enabol) para la compra de 18 embarcaciones.

Entre los retos en Defensa citó la radarización para la vigilancia aérea, renovación del material bélico y el control de las fronteras.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia