Especiales

Crecimiento sostenido y una tarea pendiente

El Gobierno tiene tres metas para cumplir hasta 2025: acceso de todos los bolivianos a servicios básicos, erradicación  de la extrema pobreza y autosuficiencia alimentaria. En el periodo 2005-2011, la pobreza extrema se redujo del 38,2% al 20,9%.

Info crecimiento y exportaciones de la economía del país.

Info crecimiento y exportaciones de la economía del país.

La Razón / Willy Chipana / La Paz

00:00 / 06 de agosto de 2013

Aunque Bolivia mantiene desde 2006 un crecimiento sostenido, a pesar de la crisis económica internacional, el proceso de industrialización de los recursos naturales continúa siendo para el Gobierno una tarea pendiente en su afán de alcanzar un mayor desarrollo.

El crecimiento de la economía boliviana en el periodo 2006-2012 fue de 4,8%. Durante ese periodo se registró un superávit fiscal y en la balanza comercial, un récord en comercio exterior y una inflación controlada. Hasta el primer trimestre de este año, el crecimiento alcanzó 6,04%, impulsado principalmente por los hidrocarburos, establecimientos financieros y el transporte.

Este resultado se alcanzó gracias, principalmente, al mercado interno y permite proyectar que hasta finalizar esta gestión se alcanzará una tasa superior al 5,5% previsto a inicios de este año.   

El 10 de junio, el ministro de Economía Luis Arce señaló que el Producto Interno Bruto (PIB) presentaba una tendencia a la alza mientras que en otros países de Latinoamérica y el mundo se registraba una desaceleración a causa de la crisis financiera internacional, que el Gobierno aseguró no tendrá una incidencia importante en el país, debido al respaldo que representan las Reservas Internacionales Netas, que llegaron a $us 14.000 millones.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en su última proyección hecha en julio, señala que Bolivia estará este año entre los tres países con mayor desarrollo en Sudamérica. Para el analista Armando Álvarez, el crecimiento sostenido logrado en el último septenio se explica por el aumento en las exportaciones, los altos precios de las materias primas y el superávit fiscal que hasta abril de este año llegó a 5,5% ($us 1.579 millones de un PIB de $us 28.704 millones). 

El 14 de junio, el viceministro de Presupuesto y Contaduría Pública, Jaime Durán, subrayó que el desarrollo conseguido hasta ahora se debe al nuevo modelo económico social, comunitario y productivo que permitió dinamizar la demanda interna y controlar la inflación que hasta mayo alcanzó un índice acumulado de 2,23%.

El viceministro de Comercio Interno y Exportaciones, Fernando Baudoin, afirma que el crecimiento de la economía se reflejó en la reactivación del aparato productivo por la alta demanda de bienes y servicios de la población. También señala que entre enero y mayo de 2013 de todas las importaciones realizadas ($us 3.120 millones) la mayoría estuvo constituida por maquinarias, equipos y repuestos para el cambio y nuevas áreas de producción.

Sin embargo, el economista Jimmy Ossorio indica que el PIB logrado hasta el momento está sustentado por las exportaciones de hidrocarburos y minerales y no por productos con valor agregado, meta estratégica del Gobierno que debe traducirse en la implementación de proyectos de industrialización como las plantas separadoras de líquidos Río Grande y Gran Chaco, el litio, el Complejo Siderúrgico del Mutún, la Planta de Urea y Amoniaco y el Ingenio Azucarero de San Buenaventura.

Para alcanzar este fin, se dispuso que el Banco Central de Bolivia (BCB) otorgue créditos a las empresas estatales para estos proyectos, porque se busca dar valor agregado a las materias primas. 

El economista Carlos Schlink considera que hasta el momento no existen avances en el proceso de industrialización porque la planta Río Grande aún no genera Gas Licuado de Petróleo (GLP) —a pesar de haberse inaugurado el 10 de mayo— y el proyecto del Mutún resultó un “fracaso”, porque Jindal Steel Bolivia (JSB) no fue seria y no quiso invertir.

Ossorio dice que el proceso de industrialización de los hidrocarburos  y de los minerales “es una tarea pendiente”, porque de no concretarse estos planes Bolivia sufrirá el desabastecimiento de su mercado interno. “Esperemos que la industrialización se dé, porque el plan del Gobierno era que el año 2011 se iban a obtener los productos de la industrialización; sin embargo, esto no se ha llegado a concretar”.

Álvarez enfatiza que se debe diversificar la producción porque la dependencia de la cotización internacional de las materias primas no ayuda a que la economía sea estable ante cambios que puedan ocurrir en sus valores en los mercados externos.

En este contexto, los expertos Ossorio y Schlink coincidieron en proyectar que el crecimiento económico del país en esta gestión estará entre 5,5% y 6%, uno de los mejores en comparación con el de otros países de la región. Álvarez puntualiza por su parte que el crecimiento estimado dependerá de que los niveles de ejecución de inversión pública se mantengan y la inversión privada se recupere.

Schlink apunta que la tasa de crecimiento será sostenible en 2014 con la condición de que la “industrialización se implemente de manera real y por eso el Estado debe dar las condiciones necesarias para el sector privado o sino el crecimiento va a ser menor a la gestión 2013”.     

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia