Especiales

Cristóbal Corso, el autor del tradicional Potoquito

Entre sus clientes figuran autoridades y políticos

Dibujante. Junto a su personaje más querido, Potoquito; Corso está a punto de cumplir 60 años. Foto: Yubert  Donoso.

Dibujante. Junto a su personaje más querido, Potoquito; Corso está a punto de cumplir 60 años. Foto: Yubert Donoso.

La Razón

00:00 / 10 de noviembre de 2013

Es un “hombre de mil oficios”. Pintor, muralista, artista plástico, artesano, músico, escritor, docente universitario y periodista. Cristóbal Corso Cruz es el creador del famoso personaje Potoquito que, a través del humor, se ha convertido en “la voz de los que no tienen voz”.

Corso está en el límite de cumplir 60 años de edad. Comenzó muy joven en el mundo del arte. En su pueblo Chocaya Animas, que se erige en el sur potosino, aprendió a dibujar, pintar e interpretar el charango a los 15 años, y con esa base hizo sus maletas y emprendió partida hacia la ciudad de la Villa Imperial para estudiar en la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma Tomás Frías.

Su innata habilidad por el dibujo y su sensibilidad social le permitieron crear a Potoquito, personaje que desde agosto de 1975 se convirtió en el vehículo para hablar sobre temas picantes mediante el humor. “Entre chiste y chiste sutilmente les digo la verdad”. Premiado. Su primera tira cómica fue presentada en el periódico El Siglo y desde 2009, Corso difunde su trabajo en el diario El Potosí. Dedica los sábados y domingos para inspirarse en las tres tiras que son publicadas durante la semana. Su labor fue inclusive reconocida por la Asociación de Periodistas de La Paz, que le entregó el Premio Nacional de Caricatura.

Este personaje potosino vive en medio de pinceles, pinturas, caballetes y una infinidad de cuadros, además de pequeñas artesanías que da vida con sus propias manos. Su tiempo también lo combina transmitiendo sus conocimientos mediante la cátedra universitaria, en la Facultad de Artes.

Otra de sus habilidades se muestra en las paredes de la ciudad. Pintó la historia de la educación en un mural de 100 metros cuadrados. Eso no es todo. Igualmente representó el triunfo del saber en la Universidad Tomas Frías, aparte de describir la historia del charango y de la Virgen de Copacabana. Un artista prolífico.

“Escribo cuentos infantiles, pinto a Potosí y sus vivencias, hago la caricatura de sus personajes, reflejo sus problemas, hago cerámica con la vestimenta folklórica del departamento y ojalá me alcance el tiempo para continuar con mis proyectos”, afirma Corso.

Este artista se siente orgulloso de sus hijos porque están recogiendo su legado y se encuentra convencido de que seguirán sus pasos, sobre todo que continuarán con uno de sus más ansiados emprendimientos: la creación del Centro Cultural de El Potoquito.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia