Especiales

‘Culebras’, entre mito y realidad

Son caravanas de camiones que llevan contrabando que burlan los controles

La Razón / Jorge Quispe, Puno y La Paz

22:10 / 18 de diciembre de 2011

Los ‘gigantes del norte’ o ‘las culebras’. Así llaman en Puno, Perú, a las caravanas de hasta 80 camiones de contrabando que, según dicen, ingresan por el lado boliviano con destino a Juliaca, el gran mercado desde donde se distribuye toda la mercadería en territorio peruano.

Cargadas de gas licuado de petróleo (GLP), electrodomésticos, azúcar, maíz y ropa usada, entre otros productos, estas caravanas ilegales burlan en la mayor parte de las veces el control aduanero de ambos países. En una entrevista con La Razón, el intendente de la Aduana de Puno, Fernando Núñez Jáuregui, dice que ‘las culebras’ “nacen en Bolivia y recorren unos 600 kilómetros desde Arica e Iquique y luego aparecen en nuestro territorio (Perú)”.

Hernán Valencia, editor de Sociedad del diario Los Andes y quien participó de operativos de la Aduana de su país, corrobora el dato. “La ‘culebra del norte’ se articula e ingresa armada al territorio peruano por Huancané y Azangano. Cada vez crean además nuevas rutas y todas convergen en Juliaca, desde donde se distribuye la mercadería a Cusco y Arequipa”.

El cónsul de Bolivia en Puno, Eloy Poma Machaca, admite la presencia de estas ‘culebras’, aunque no confirma si ésas nacen  en territorio connacional. “Por la zona norte de Juliaca conocemos de que ingresa mercadería de contrabando, lo llaman aquí culebras, las famosas culebras. De acuerdo a la información periodística, en varias oportunidades les han intervenido. Ahora, por el lado de Desaguadero, me imagino que se ha debido desarrollar también”.

A Juliaca llegan los camiones a casas particulares, para luego repartir la mercadería en tres grandes mercados que se instalaron en el centro de la ciudad, que se encuentra a una hora y media de Puno y unas siete horas de La Paz (Bolivia).Núñez considera que los controles bolivianos deberían mejorar y pide que se coordinen trabajos con la Aduana peruana para desarticular a temidas caravanas. “MITO”. La presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia, Marlene Ardaya, aseguró a La Razón,  la semana anterior, que aquello de las ‘culebras’ es  sólo un mito.

“Ése es un mito. Nosotros hemos visto unas fotografías acá (en La Paz); es más, a nosotros nos han mostrado un video, pero eso es un mito, porque ellos tampoco —si tuvieran la capacidad de hacerlo— no lo han hecho (interceptarlos)”, asegura. Entre  2010 y 2011, la Aduana interceptó un convoy de 22 camiones con mercadería ilegal y el jueves 8 de diciembre cinco camiones (3F12 y dos

Nissan Cóndor) que contenían mercadería de línea blanca, autopartes, impresoras, aceites, autopartes, gafas, fundas para asientos, aros de magnesio y aros comunes.    

Al recordar Ardaya que algunos contrabandistas habrían elegido el salar de Uyuni para internar autos ilegales, afirma que los funcionarios aduaneros nunca encontraron convoys de 80 camiones. “Se han hecho varios operativos, pero hasta ¿20, 30 ó 50? Es algo que no hemos visto”.

El periodista Valencia admite que la capacidad de control aduanero de Perú, de la Policía y del Ejército para interceptar estas caravanas es reducida. “La Policía los revisa y arrebata la mercadería a unos dos o tres camiones, pero el resto avanza”.En La Paz, el agregado económico comercial de la Embajada de Perú en Bolivia, Gerardo Prado, acepta que, pese a los esfuerzos de la Policía de su país, “las culebras encuentran nuevas rutas” para burlar el control.

De acuerdo con Núñez, estas culebras traerían mercadería desde Iquique y Arica para luego internarla por Oruro y La Paz, con el fin de que una culebra salga por el sur de Desaguadero y otra por el norte de Puno, es decir, toda la parte superior del lago Titicaca en el lado boliviano.

Este medio visitó dos veces la población de Wila Kala (la última vez fue la madrugada del viernes 2 de diciembre), desde donde los contrabandistas pasan GLP y diesel al lado peruano toda la madrugada. Buscó obtener información sobre el combate al contrabando de carburantes, pero la Agencia Nacional de Hidrocarburos no respondió a un cuestionario que ella misma solicitó.‘LIEBRES’. Núñez cree que de manera gradual se están articulando ‘cárteles de contrabando’ en ambos países, bandas que además —dice— han sofisticado su manera de accionar con lo último en tecnología.

“Andan armados y hemos tenido enfrentamientos con fuego cruzado. Las armas que ellos utilizan vienen del mercado negro y además andan con teléfonos satelitales”, cuenta.  

El 27 de noviembre, el diario El Comercio de Lima, en una nota sobre el contrabando, resume: “En Puno, el contrabando no tiene miedo. En vez de ello, tiene armas, teléfonos satelitales, tiene informantes y capacidad logística que su contrincante, el Estado, no. Por ello las camionetas de incautación no pueden enfrentarse a diario a los tráileres de la mafia que los botan de las pistas o a los lancheros que los expulsan de lo que ellos consideran zona liberada”.

La Policía de Puno muestra  cómo al frente de estas caravanas van las denominadas ‘liebres’, que son coches 4x4 con los que los delincuentes con armas largas abren el camino y están atentos a la presencia de la Policía, la Aduana o del Ejército peruanos para actuar de inmediato.Otra forma de evadir el control es transportar la mercadería por el lago Titicaca a través de botes y pequeñas embarcaciones. Esto lo admiten con cierta discreción los campesinos bolivianos y peruanos que viven en las riberas de este espejo de agua que une ambos países andinos.

En poder de cuatro familias

Según la prensa peruana y la Intendencia de Aduanas de Puno, los cabecillas de las culebras del norte de Puno son: Aquilino Rodrigo Callo “Cayo”, contrabandista de Juliaca; César Saravia Blanco “Cebiche”,  “La Flaca” y “La Vicky”.A ellos se les sumaron ahora las familias: Blanco, Cusi,  Larico y Apaza que también manejan estas bandas organizadas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia