Especiales

Evo espera que Bachelet supere a Pinochet y resuelva lío del mar

Ratificó demanda en La Haya y volvió a abrir las puertas al diálogo con Chile

Mensaje. El vicepresidente Álvaro García y el presidente Evo Morales, en la plaza Abaroa de La Paz.

Mensaje. El vicepresidente Álvaro García y el presidente Evo Morales, en la plaza Abaroa de La Paz. Foto: Wara Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Corz / La Paz

02:40 / 24 de marzo de 2014

A 135 años de la invasión a territorio boliviano, el presidente Evo Morales  instó a su colega socialista chilena Michelle Bachelet a que supere la propuesta de salida al mar del dictador Augusto Pinochet y haga “realidad este derecho”; y reafirmó la demanda en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

En su intervención de 20 minutos por el Día del Mar, el Mandatario hizo una relación histórica de lo ocurrido antes, durante y después de 1879, año en el que Chile invadió suelo boliviano, con la consecuente pérdida de la cualidad marítima para el país. Además reivindicó la decisión de acudir a la CIJ de La Haya y la importancia de la diplomacia de los pueblos, que permitió que en Santiago, el 11 de marzo, se coree “mar con soberanía para Bolivia”.

Ratificó que el Gobierno “nunca” renunciará al diálogo con la nación vecina para tratar éste y otros temas pendientes, aunque ello no evitará que el 17 de abril se presente al tribunal internacional la memoria de la demanda que busca se obligue a Chile a negociar una salida soberana al océano Pacífico, en el marco de los derechos espectaticios que creó a lo largo de la historia con alternativas de solución como un corredor al norte de Arica.

Memoria. “Si un dictador como (Augusto) Pinochet propuso una salida al mar para Bolivia en los años 70, esperamos que un gobierno democrático y socialista (Bachelet) pueda hacer realidad este derecho en pleno siglo XXI”, sostuvo, en alusión a las negociaciones de entre 1975 y 1978, conocidas como el “Abrazo de Charaña”, entre los dictadores Pinochet y Hugo Banzer, en las que el primero ofreció una franja territorial con enlace al Pacífico. Ello no llegó a buen puerto porque Perú exigió un dominio trinacional en la zona.

Los actos oficiales por el Día del Mar empezaron la tarde del sábado con el traslado de la urna con los restos del máximo héroe boliviano de la guerra, Eduardo Abaroa, y la bandera que flameó en la contienda, desde la iglesia de San Francisco hasta la plaza Abaroa, que es escenario del homenaje a los defensores del Litoral boliviano.

Morales y Bachelet (2006-2010) lograron en 2006 encaminar una agenda de 13 puntos, que incluyó el tema marítimo. En el gobierno de Sebastián Piñera (2010-2014) este acercamiento bilateral fue congelado y la administración boliviana acudió a la CIJ, aunque aclaró que ello no implicó dejar de lado el diálogo con el país vecino.

La llamada diplomacia de los pueblos fue activada y en marzo último sectores sociales y organizaciones políticas de izquierda apoyaron en el teatro Caupolicán de Santiago, en una cita a la que asistió Morales aprovechando su presencia en la posesión de Bachelet, una salida soberana al mar para Bolivia.

“Los pueblos deben dar una lección de nueva diplomacia, un nuevo tiempo de relaciones internacionales desarrollado por el interés de los pueblos”, abogó ayer y planteó que se quiere mar para los pueblos “antes que sean explotados, únicamente, por pocas empresas o corporaciones transnacionales que agotan los recursos naturales”.

El 23 de marzo de 2013, a dos años de anunciar la decisión, el Presidente informó la presentación de la demanda marítima en la instancia de La Haya. En abril de ese año fue radicada la petición a la Corte Internacional de Justicia, y poco después fue aceptada.

Empleados de instituciones públicas, estudiantes de secundaria y miembros de las Fuerzas Armadas (FFAA) participaron del desfile cívico-militar del domingo, que se prolongó hasta pasadas las 14.00. “Recuperaremos nuestro mar con soberanía, estamos en el camino correcto, vamos bien”, remarcó Morales, emocionado, y aseveró que la memoria es preparada con responsabilidad y patriotismo.

En alusión a la privatización de los puertos en Chile, dejó en claro que el mar boliviano no será entregado a privados. “Bolivia quiere que los mares pertenezcan a los pueblos, al pueblo chileno, al pueblo boliviano y al pueblo peruano”, dijo y proclamó que ningún Estado debe estar privado de un acceso soberano al mar.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, consideró una “lástima” la decisión de La Paz de llevar el diferendo bilateral a la CIJ y expresó la disposición de su país a dialogar, pero sin tocar el mar, según EFE.

En enero, Santiago conoció la sentencia de la demanda de Perú ante la CIJ por territorio marítimo. El fallo solo le reconoció 80 millas de las 200 reclamadas por Lima. Morales explicó, apoyado en la historia inscrita en esa sentencia, que hay documentos en los cuales se confirma que Chile y Perú no eran vecinos, sino que en medio estaba Charcas, hoy Bolivia, con su cualidad marítima.

La solución del diferendo será “el mejor regalo de paz y buena voluntad de pueblos hermanos”, consideró.

Tareas del Gobierno

Tribunal

La Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar) lideró el diseño de la estrategia jurídica para presentar la demanda ante la Corte Internacional de Justicia; el agente boliviano es el expresidente Eduardo Rodríguez.

Propuesta

El excandidato presidencial chileno Marco Enríquez-Ominami planteó en febrero que Evo Morales y Michelle Bachelet tienen el reto de “superar” en el tema mar a los dictadores Hugo Banzer y Augusto Pinochet.

El Gobierno ofrece un mar ‘para los pueblos’

En una nueva perspectiva sobre lo que representa el mar para Bolivia, el mandatario Evo Morales sostuvo que su recuperación implicará socializar su derecho en la medida en que pertenecerá “al pueblo y a los pueblos”.

“Bolivia quiere el mar para los pueblos antes que sean explotados, únicamente, por pocas empresas o corporaciones internacionales que agotan los recursos naturales”, explicó en parte del discurso pronunciado en el acto central por el Día del Mar, en el que se recordó 135 años de la pérdida del acceso soberano al océano Pacífico.

Chile invadió suelo boliviano en febrero de 1879 y desató una contienda bélica que terminó cercenando 400 kilómetros de playa y 120.000 kilómetros de territorio. Desde entonces, Bolivia reivindica en diferentes foros internacionales el derecho de recuperar su cualidad marítima y en 2013 llevó el diferendo ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

“Bolivia quiere que los mares pertenezcan a los pueblos, al pueblo chileno, al pueblo boliviano, al pueblo peruano, que el mar sea el océano soberano de todos los pueblos del mundo”, abogó y aseguró que el territorio marítimo soberano que logren los bolivianos no será entregado a los privados.

El ministro de Defensa, Rubén  Saavedra, ratificó el domingo que una vez se cuente con mar territorial, “estará a disposición de todos los pueblos del mundo”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia