Especiales

Gobernación pagará la curación de los heridos

Piden que la población done sangre. Hay tres personas en estado grave

Daños. Uno de los heridos, con quemaduras visibles y postrado en una camilla, ingresa en un hospital.

Daños. Uno de los heridos, con quemaduras visibles y postrado en una camilla, ingresa en un hospital. AFKA.

La Razón / Eduardo Chávez / La Paz

04:44 / 24 de agosto de 2013

Tras la tragedia carcelaria en Palmasola, los secretarios de Salud, Óscar Urenda, y de Gobierno, Vladimir Peña, de la Gobernación de Santa Cruz, anunciaron que el gobierno departamental asumirá los gastos de curación de los 52 heridos durante los enfrentamientos.  

Las autoridades confirmaron la declaración de luto por dos días  y anunciaron que el gobernador, Rubén Costas, recorrió durante la tarde de ayer y primeras horas de la noche los hospitales donde se encuentran los heridos.  La violencia generada en la cárcel cruceña, además de los 30 muertos, desató la emergencia en los centros de salud y colapsó la capacidad del Banco de Sangre; su director, Ychzak Leigue, pidió a la población que acuda a donar.

Sin embargo, ni Urenda ni Peña precisaron el monto necesario para cubrir la recuperación de los reclusos afectados en el enfrentamiento que se saldó con 30 muertos, entre los que está un niño de un año y medio.  El Secretario de Salud  de Santa Cruz manifestó que la cuantificación no es posible porque hay tratamientos que se deben aplicar en los próximos días y es posible que surjan imprevistos.

Explicó que hay tres heridos de gravedad. Luis Alberto Tórrez Rojas, de 34 años, fue internado en el hospital Japonés con un diagnóstico de muerte cerebral. Alcides Ruiz tiene el 80% de su cuerpo con quemaduras y Carlos Ariel, el 70% de su cuerpo afectado por el fuego.

Tras superar la emergencia, para el lunes se convocó al Consejo Departamental de Seguridad para asumir medidas preventivas que impidan otra acción similar.  Las autoridades esperan que los trágicos actos de violencia de ayer no sean manejados políticamente y se coordine para que no se repitan y se investiguen.

Emergencia. Entretanto, en los hospitales los médicos luchaban aún anoche para estabilizar la salud de los heridos; para eso lo principal es la sangre, por lo que el director pidió donaciones.  Leigue teme que las unidades existentes se agoten y eso provoque otra emergencia. Hasta la tarde de ayer se usaron al menos 80 unidades para atender a los heridos, afectados principalmente por quemaduras de tercer y segundo grado.

A la convocatoria para donar sangre en Santa Cruz es recomendable que acudan personas que estén entre los 18 y 60 años, que tengan un peso superior a los 50 kilogramos y que gocen de un buen estado de salud . Para tal efecto, el Banco de Sangre atenderá desde hoy de 07.00 a 19.00 en su sede de la calle Cuéllar, mientras dure la emergencia.

Necesidad urgente por la tragedia

Sangre

Los hospitales necesitan al menos 100 unidades de sangre para atender a los heridos que todavía están   internados.

Dirección

El Banco de Sangre está ubicado en la calle Cuéllar N° 430, teléfono 3332070.

Los reos reconstruirán las áreas dañadas en la cárcel

Los destrozos ocasionados en la sección Chonchocorito del penal de Palmasola serán refaccionados por los mismos internos, aseguró el director de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos. “Los mismos internos van a hacer la reconstrucción. Dios provee, pero hay que ver quién es el responsable de que entren ametralladoras, dinamitas”, expresó.

En su criterio, deben ser los mismos internos que provocaron los daños los que realicen los trabajos de refacción. “Se van a quedar ahí y sobre lo que han destruido van a construir”, reiteró Llanos.

El enfrentamiento ocurrió la madrugada de ayer, se produjo supuestamente por una pugna de poder entre reclusos de los sectores A y B del área denominada Chonchocorito, el de mayor seguridad.  El Director de Régimen Penitenciario explicó que el grupo de internos del Pabellón B ingresó al A y para ello cortó con tenazas grandes la malla olímpica que divide a ambos sectores.

Si bien al inicio uno de los grupos atacó al otro con armas cortantes, lo que terminó destruyendo la infraestructura fue la explosión de dos garrafas de gas licuado en el pabellón A, donde dormían internos. El estallido, a cuya consecuencia murieron varios calcinados, desató un incendio en una de las siete partes del penal.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia