Especiales

El Gobierno declara emergencia nacional por desastres naturales

Las lluvias, deslizamientos, heladas, desborde de ríos e inundaciones en varias regiones del país derivaron en un estado de emergencia nacional, declarado ayer por el Gobierno, a través de un decreto que permitirá disponer de los recursos para paliar los daños.

Desalojados. Pobladores observan los restos de viviendas construidas en madera, que se derrumbaron por la fuerza de la corriente.

Desalojados. Pobladores observan los restos de viviendas construidas en madera, que se derrumbaron por la fuerza de la corriente. Foto: Victor Guitierrez

La Razón / Guiomara Calle / La Paz

04:29 / 23 de febrero de 2012

Esta normativa para enfrentar los desastres naturales permite a las gobernaciones y alcaldías disponer de recursos económicos necesarios para atender las necesidades de las 9.273 familias afectadas por las diferentes emergencias surgidas por el fenómeno de La Niña, anunció ayer el ministro de Defensa, Rubén Saavedra.

”Con la declaratoria de ‘situación de emergencia’, el Ministerio de Economía podrá transferir recursos a la cartera de Defensa, para que sean ejecutados a través del Viceministerio de Defensa Civil, gobernaciones y municipios en ayuda humanitaria”, señaló.

Según últimos reportes del Viceministerio de Defensa Civil, con lo ocurrido recientemente en Pando, las familias afectadas suman 9.273. Además, los municipios con problemas son 103, y se reportaron nueve muertes, informó a La Razón el viceministro de esta cartera, Óscar Cabrera.

Situación. La determinación fue asumida tras la aprobación de las declaraciones de emergencia departamental en La Paz, Pando, Oruro y Chuquisaca.

Pando atraviesa el peor de los desastres después de 20 años, con el desborde del río Acre que inundó 581 viviendas en toda la ciudad de Cobija y prácticamente hizo desaparecer a la localidad de Bolpebra. En todo el departamento ya suman 1.000 familias afectadas.

A 15 kilómetros de Quillacollo, Cochabamba, se produjo otro deslizamiento sobre el camino a Yujmayo, que dejó incomunicados a Morochata y Cocapata. Una de las damnificadas de este lugar, Alicia Peralta de 45 años, murió de un paro cardiaco en su campamento.

En Independencia y Vinto, del mismo departamento, hubo desborde de ríos que causaron inundaciones que afectaron a más de seis hectáreas de cultivos.

En La Paz se registran heladas, tornados, granizadas y deslizamientos que cobraron la vida de cinco personas, entre ellas una familia de tres integrantes, además de Martín Mamani de 65 años, quien quedó sepultado por los escombros y la tierra deslizada.

El río Beni creció en el oriente y provocó la subida de sus aguas que inundaron áreas rurales y urbanas del municipio de Riberalta en Beni. En el departamento se cayeron tramos carreteros, por lo que tienen las rutas más intransitables, al igual que Pando.

Cabrera informó que se traslada la ayuda humanitaria a todas las zonas del país en vuelos Hércules y se prioriza a Pando por la situación que atraviesan con las inundaciones y damnificados.

Hasta el momento se llevaron 115 carpas, 500 colchones, 106 quintales de harina, 40 quintales de azúcar y arroz, 87 bolsas de fideo, 500 unidades de agua y 34 cajas de aceite para distribuir en los albergues instalados.

“Todos deben tomar previsiones y obedecer las recomendaciones que hacen las unidades de alerta temprana. Se pide que desalojen para que sean evacuados a lugares más seguros, lo importante es cuidar las vidas humanas”, concluyó Cabrera.

Conducto regular de emergencia

Las emergencias son declaradas de acuerdo con la gravedad de la situación que se registra. La emergencia municipal es cuando las alcaldías pueden solventar los gastos para enfrentar los desastres. Al sobrepasar la gravedad, intervienen los recursos de la Gobernación (emergencia departamental) y por último, si la gravedad aumenta, se declara emergencia nacional.

Emergencias se enfrentarán con recursos propios y no externos

Por determinación del Gobierno nacional, los desastres naturales se enfrentarán con recursos propios de las tres instancias: alcaldías, gobernaciones y Gobierno nacional, anunció el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera.

“Antes, al primer día de emergencia los gobiernos y los presidentes no se reunían, sino convocaban a la Cooperación Internacional para atender la ayuda; pero nosotros no, porque será con recursos propios de alcaldías, gobernaciones y Gobierno nacional que afrontaremos esta etapa”, dijo.

Asimismo, señaló que inclusive el país podría tener la capacidad de colaborar a otro país vecino, como el Brasil, donde hay varios problemas.

“Vamos a ver de manera humilde y talvez muy pequeña cómo ayudar a Brasilea, que colinda con Cobija, porque el lugar se inundó en un 80%”, indicó el Vicepresidente.

La autoridad gubernamental explicó que el decreto supremo permitirá reforzar el presupuesto de municipios y gobernaciones con los recursos del Gobierno nacional. Sin embargo, precisó que aún no se tienen montos establecidos porque no existe una evaluación.

“Por la experiencia que tuve en la visita a Pando, creo que la Alcaldía y la Gobernación pueden atender esta primera fase de la emergencia, que es garantizar techos, carpas, agua potable y alimento”, dijo García Linera.

Adelantó que tras la época de lluvias se realizará una evaluación de los recursos financieros para determinar cómo el Gobierno nacional podría colaborar a las familias y regiones afectadas.

Finalmente, recordó que a partir de las decisiones de la Asamblea Departamental y de los concejos municipales, por la Ley de Autonomías ya pueden utilizar recursos extraordinarios de una partida a otra para atender las emergencias.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia