Especiales

El Gobierno ratifica que está pendiente Silala y Lauca

Se debe discutir la reparación por la mediterraneidad y el maltrato a los exportadores

Pedido. Una mujer muestra una pancarta en el desfile de ayer.

Pedido. Una mujer muestra una pancarta en el desfile de ayer. Foto: Wara Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Corz / La Paz

02:37 / 24 de marzo de 2014

Bolivia y Chile no tienen relaciones diplomáticas por, principalmente, la demanda marítima que los enfrenta, aunque a lo largo de la historia también se sumaron las diferencias sobre  el uso de los manantiales del Silala y el desvío del río Lauca que, aseguró ayer el presidente Evo Morales, están pendientes de tratamiento bilateral.

La Paz reivindica que las aguas del Silala, desviadas artificialmente hace más de 100 años, nacen y mueren en territorio nacional, mientras que Santiago afirma que se trata de un río de curso internacional. Pese a su posición, aceptó dialogar sobre el asunto y en 2009 pagar por el 50% del uso del recurso hasta que un estudio resuelva la propiedad del restante porcentaje.

“Quedan otros temas pendientes, el del río Lauca y el de los manantiales del Silala”, señaló el Presidente en parte del discurso pronunciado ayer en el Día del Mar, en el cual reafirmó la decisión de su administración de mantener la demanda en la Corte Internacional de Justicia, en procura de lograr que se discuta una salida soberana al Pacífico.

El río Lauca se constituye en otro conflicto binacional debido a que sus aguas fueron desviadas unilateralmente en 1962 por y hacia Chile, con perjuicio para poblaciones nacionales ribereñas que vieron disminuido el caudal. Por ese motivo, ese año las autoridades bolivianas optaron por romper relaciones diplomáticas. A lo largo de la historia, restablecieron en pocas ocasiones las relaciones bilaterales.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, expresó que en este momento, la prioridad es el acceso al mar. “A partir de ese derecho hay que resolver, de forma complementaria, los otros derechos. El derecho al uso, en el marco de los acuerdos internacionales, de las aguas del Silala”.

El Presidente abrió la posibilidad en febrero último de presentar demandas por las diferencias respecto a los dos temas. “Sí, hay una demanda por ahora en el tema del mar, pero ojalá que no lleguemos a otras demandas por el Lauca y Silala”, manifestó en ese entonces y un día después de su participación en la segunda cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en Chile.

Esas declaraciones se dieron en el marco de la reacción en Santiago por la demanda interpuesta, que condicionó cualquier apertura al diálogo al levantamiento del proceso. La presidenta Michelle Bachelet, quien asumió un segundo mandato el 11 de marzo, dijo en reiteradas oportunidades que su gobierno está dispuesto a negociar, pero sin tocar la reivindicación centenaria boliviana.

El procurador del Estado, Héctor Arce, quien participa del diseño de la estrategia jurídica, evitó hablar sobre los temas pendientes que identificó el Mandatario.

“Tenemos una demanda contra Chile”. Morales consideró ayer que otro punto pendiente es la revisión del efecto económico de la falta de salida soberana al mar.

“Queda pendiente el gran daño económico que sufrió Bolivia por la pérdida del Litoral”.

Estudios indican que en la última década Bolivia habría perdido entre $us 2.000 a 4.000 millones en el ámbito macroeconómico por su situación de enclaustramiento, refirió el Órgano Ejecutivo en un encuentro.

“También queda pendiente que Chile resuelva el trato degradante y humillante al que son sometidos los importadores, exportadores y nuestros transportistas bolivianos”, reclamó Morales en el acto que recordó la defensa del héroe Eduardo Abaroa.

El Tratado de 1904 entre La Paz y Santiago establece el libre tránsito; sin embargo, el Gobierno y empresarios denunciaron en varias oportunidades incumplimiento del Tratado por las restricciones y cobros en los puertos entregados a la administración privada.

Quintana sostuvo que el trato a los exportadores viola los acuerdos. “Tenemos que resolver el trato injusto, violatorio del propio” acuerdo, agregó.

Situación de transporte

Iquique

Un paro de trabajadores en el puerto de Iquique por más de 20 días dejó pérdidas superiores a $us 5 millones. El Gobierno reclamó resarcimiento económico.

Tren

El Gobierno chileno aseguró que rehabilitó la vía férrea Arica-La Paz. Medios bolivianos reportaron que su tramo no está operable.

‘Los pueblos deben dar lección de diplomacia’

El Ejecutivo agradeció a los sectores chilenos que apoyan la reivindicación

La diplomacia de los pueblos es un factor emergente y con resultados en la relación boliviano-chilena, porque privilegia los intereses de los pueblos, explicó el presidente Evo Morales, quien destacó que en los últimos años diferentes actores sociales y de izquierda de Chile abogan por una solución de mar con soberanía al diferendo bilateral arrastrado desde 1879.

“En el siglo XXI los actores deben ser los pueblos, son los pueblos, los que rechazaron el capitalismo, los que expulsaron en innumerables ocasiones a los poderes transnacionales y han reducido y recuperado sus Estados, ahora los pueblos deben dar lección de una nueva diplomacia”, afirmó en su mensaje en el Día del Mar.

La diplomacia de los pueblos fue activada como un proceso de acercamiento entre actores de la sociedad de Bolivia y de Chile. El 11 de marzo de este año, un acto de masas en Santiago de Chile, en ocasión de la visita de Morales a la posesión de su colega Michelle Bachelet, pidió una salida al Pacífico, como ocurrió en 2006.

Ambos países se enfrentaron en una contienda bélica en 1879, tras la invasión chilena. El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, destacó el peso de los actores sociales. “La diplomacia de los pueblos hoy está otorgando un peso estratégico al Estado Plurinacional”, valoró el ministro.

Morales agradeció a los sectores chilenos por el respaldo a la reivindicación nacional y pidió a los bolivianos en el extranjero apoyar la causa. Señaló que en este contexto se apunta a lograr un mar para los pueblos. “El mar que Bolivia tenga no será privatizado, el mar no será una propiedad privada, el mar de Bolivia será un mar abierto para los pueblos”.

Chile reconocía el Litoral de Bolivia

El dato fue extraído de parte del fallo de la CIJ en el litigio Perú-Chile

El establecimiento de los límites en cuatro constituciones de Chile reconocen la existencia del Litoral boliviano. Ello está en parte del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el litigio entre Perú y Chile, informó el presidente Evo Morales, en el discurso pronunciado en el Día del Mar.

“El Litoral boliviano fue reconocido por Chile, al establecer sus límites en cuatro de sus constituciones, reafirmando la existencia de nuestro Litoral en el Tratado de Límites del 10 de agosto de 1866, que establecía, como frontera territorial entre ambos países, el paralelo 24, posteriormente, ocho años después, se firmó un nuevo tratado, en fecha 6 de agosto de 1874, que ratificaba los límites establecidos de 1866”, explicó.

La administración boliviana llevó el diferendo marítimo con Chile a la CIJ. El objetivo es que el fallo obligue a Santiago a negociar una solución apegada en derechos expectaticios que creó al plantear vías de solución.

En base al contenido del fallo, Morales dijo que “Chile obtuvo su independencia de España en 1818, y Perú lo hizo en 1821, en el momento de la independencia Perú y Chile no eran estados vecinos”, porque en medio estaba Charcas, después Bolivia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia