Especiales

Guísela Santa Cruz es embajadora de la música folklórica

La cantautora disfruta de la costura y la cocina

Música. La cruceña tiene más de una decena  de discos y es admiradora de  Los Kjarkas y José Feliciano.

Música. La cruceña tiene más de una decena de discos y es admiradora de Los Kjarkas y José Feliciano. Guísela Santa Cruz.

La Razón / La Paz

00:49 / 24 de septiembre de 2013

Su carrera empezó cuando tenía 12 años, en 1987, tras ganar un concurso de canto organizado por un canal de televisión. Desde entonces no para de promover la música oriental y el folklore, además de la balada romántica. Por ello, Guísela Santa Cruz es considerada embajadora de la música folklórica boliviana.

Se identifica como una apasionada por el canto, talento que le permitió cosechar éxitos en los ámbitos nacional e internacional. La artista también es ingeniera comercial. Está casada y tiene una hija de cinco años. Se define como una mujer romántica, admiradora del grupo cochabambino Los Kjarkas por su trayectoria musical. Además, le encantan las interpretaciones del puertorriqueño José Feliciano.    

La costura y la cocina son gustitos aparte en la vida de Guísela, los cuales pone en práctica cuando tiene la agenda liviana. “Mirar la televisión, acostarme en la cama junto a mi familia son otras actividades que forman parte de mis momentos libres”.     

A los 15 años incursionó en el canto. Fue por necesidad económica, tras el fallecimiento de su padre, Alfredo Santa Cruz. Entonces, ella se dedicó a ayudar con los gastos en su hogar. “Empecé cantando de manera oficial en un bar, posteriormente me llegó una invitación para amenizar las elecciones de Miss Santa Cruz”.

Cuando se trata de la hora del almuerzo, en la mesa de la cantautora no puede faltar un buen locro, un gusto que heredó por las raíces de su progenitor, quien era de Moxos (Beni). “Me crié comiendo este plato, de hecho me encanta, pero al estilo beniano, porque desprende un buen sabor”.

La comida del mediodía es uno de los momentos más placenteros para Guísela. “A esa hora como sin remordimientos, porque después tengo toda la jornada para quemar las calorías que he ingerido”, bromea esta cruceña que tiene en su haber más de una decena de discos grabados, la mayoría con ritmos orientales.

Su talento le ha permitido presentarse en representación del país en escenarios de Japón, Chile, Argentina, Estados Unidos, Francia, Uruguay, Venezuela y Ecuador. Su primer disco de oro le llegó en 1997, por la venta de más de tres millares de copias de su placa editada por Discolandia.

La jornada de Guísela comienza muy temprano y en su agenda figuran compromisos con la prensa, los auspiciadores y contratos que provienen de las promociones. Sus tareas concluyen cuando pasa la medianoche.  No es fanática de las películas, prefiere los temas de investigación relacionados con causas penales. Y cuando se trata de literatura, se inclina por la Biblia, a la que considera como “el libro más hermoso e impactante”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia