Especiales

Héroes de los cómics bailaron con ch’utas y pepinos en el corso infantil

El Capitán América paseó ayer por El Prado en el corso infantil. Ni los globos de agua y menos la espuma lo asustaron. Con los escudos en alto, Alexander y Geray, comandados por su padre Nadir Ríos, personificaron al héroe estadounidense.

Al son del Ch’uta cholero, los niños y niñas ingresaron al corso. Foto: Andrés Rojas

Al son del Ch’uta cholero, los niños y niñas ingresaron al corso. Foto: Andrés Rojas

La Razón / Wilma Pérez / La Paz

02:41 / 10 de febrero de 2013

El Capitán América paseó ayer por El Prado en el corso infantil. Ni los globos de agua y menos la espuma lo asustaron. Con los escudos en alto, Alexander y Geray, comandados por su padre Nadir Ríos, personificaron al héroe estadounidense.

Protagonistas criollos como el pepino, chola paceña, ch’uta, panadero, caporal y otros compartieron ayer el espacio del corso infantil paceño con disfraces de figuras del cine como el Capitán América, Mi Bella Genio, Los Picapiedras, Jack Sparrow, vampiros, Batman. No faltaron la Chilindrina y el Chavo del Ocho.

Con el ingreso de las figuras del Carnaval infantil paceño, Camila Valdivia (cholita), Joel Hinojosa (pepino) y Jonathan Tapia (ch’utillo) y al ritmo de la banda municipal Eduardo Caba, empezó el corso infantil, pasadas las 10.00. El recorrido fue desde la calle Colombia, carril de bajada, hasta final El Prado.

En cuanto terminaron de subir al palco los representantes del Carnaval infantil paceño y autoridades del municipio, los niños tomaron toda la calzada de bajada del paseo de El Prado. Los padres, en su mayoría jóvenes, participaron del Carnaval disfrazados, al igual que sus hijos. Fue el caso de David Aruquipa, que se vistió de Pedro Picapiedra, y su hija Jakie representó a Pebbles.

La señora Jaquelin Arispe elaboró, en dos días, el disfraz de abejita de su hija Keysi Flores. “Armé las alas con alambre de cobre y seda, el vestido de tela y las franjas amarilla fueron pintadas aparte. El carro lo adorné con girasoles artificiales. Todo me demoró dos días”, dijo la mamá.

Al pasar por el palco oficial, donde estaba el jurado que calificaba la participación de los niños, las mamás o papás que acompañaban a sus hijos y no estaban disfrazados, aconsejaban a moverse más, saltar y mandar besos.

“Muévanse, bailen, están saliendo en la televisión. Manden besos a los del jurado. Dejen que les saquen fotos”, instruía Marcela Aguirre a sus dos niñas que personificaron a Mi Bella Genio. Para Gabriela (6) y Marcela (8) fue su primera participación en el corso.

“Al año volveremos a participar, pero no creo que vuelva a coser sus trajes, porque es mucho trabajo. Tardé más de dos semanas, pero ellas querían este disfraz”, manifestó la madre.

El oficial mayor de Culturas del municipio de La Paz, Wálter Gómez, informó que los mejores disfraces folklóricos, disfraces individuales originales, comparsa de pepinitos y el carrito alegórico, recibirán premios en efectivo.

Especificó que los premios serán entregados a los niños y comparsas que se destaquen más, según las categorías, y será de Bs 1.000 y 2.500.

Cerca del mediodía, la calzada de la calle estaba blanca, por la espuma que rociaron los niños, adolescentes y hasta los padres. Para evitar caídas, las Cebras recomendaban caminar con cuidado. Ellas fueron la atracción de los niños, quienes dejaban de bailar para acercarse y darles la mano.

Uno de ellos fue Gustavo Huanca (8), que personificó a Jack Sparrow. Su madre, Isabel Alcón, cosió el traje en dos días y también hizo los bucles con cabello artificial. “El año pasado quería participar, pero no tenía traje, yo le prometí que tendría este año su disfraz”, manifestó.

Jaely y Tania Yujra se disfrazaron de dos conejitas; su madre, Elizabeth de Yujra, se encargó de confeccionarlos, como lo hace desde 2010 con otros disfraces.

Familias de vampiros, como los Fernández; de brujas, representadas por las mujeres de la familia Cardozo; o de abejas, cerraron la participación individual. Luego se dio paso a las comparsas y fraternidades de urbanizaciones, clubs deportivos y centros infantiles.

La característica de las comparsas fue que tenían como figuras principales a ch’utas, pepinos (la mayoría atigrados) y cholitas. Uno que otro héroe de cómics como Iron Men o Batman se unieron.

El final del corso fue ubicado a la altura de la fuente de agua. En el lugar, padres y niños aprovecharon para sacarse fotos y luego almorzar. Los puestos de las vendedoras de chorizos, sándwichs de cerdo o silpanchos fueron llenados por capitanes América, Batman, Picapiedras, cholitas y pepinos y otros personajes que fueron sus comensales.

Con el corso infantil comenzó el Carnaval paceño organizado por la Alcaldía de La Paz. Para hoy se programó la farándula que partirá de la estación ferroviaria y recorrerá hasta la avenida Simón Bolívar.

Mañana se realizará el Jisk’a Anata. El Carnaval paceño concluirá el próximo Domingo de Tentación con el entierro del pepino. El cortejo partirá de la plaza Murillo hasta el Cementerio General, zona de El Tejar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia