Especiales

Liderazgo de Bolivia en el G77 es crucial para enfrentar el cambio climático

Ban Ki-moon. El Secretario General de las Naciones Unidas habló ayer con periodistas de La Razón, El Deber, Página Siete y la cadena de televisión ATB en una mesa redonda. En el encuentro, el diplomático surcoreano exteriorizó su preocupación por la necesidad de acordar medidas globales para enfrentar al cambio climático. Pidió al presidente Evo Morales liderar la posición del G77+China a una Cumbre Mundial sobre el Clima en Nueva York.

Ban Ki-moon

Ban Ki-moon Foto: Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Mauricio Quiroz / Santa Cruz

02:29 / 15 de junio de 2014

ATB — ¿Cuál es la importancia de la cumbre del G77 en Bolivia?

—  El G77 ha sido un centro de un diálogo bilateral que ha fomentado consensos mundiales sobre temas sumamente importantes; incluso sobre algunos políticos. En este sentido, la presidencia de Bolivia del G77 bajo el liderazgo del presidente Evo Morales, en representación de todos los países latinoamericanos, es crucialmente importante para dar forma a la agenda más allá de 2015 y para acelerar el cumplimiento de las metas del milenio y para facilitar la adaptación del mundo al cambio climático.

A mí me entusiasma mucho el liderazgo del presidente Evo Morales y como Secretario General  coordino con el presidente del Grupo G77. Estamos tomando decisiones y no se pueden tomar decisiones en Naciones Unidas sin el apoyo pleno del G77 y China porque representa a dos tercios de los Estados miembros.

LR — ¿Cuál es la expectativa respecto al objetivo de lograr más equidad de género y anular la violencia contra las mujeres?

—  La igualdad de género y el empoderamiento de la mujer son temas sumamente importantes, sobre todo en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y en un sentido amplio para promover el desarrollo sostenible en este mundo. Más de la mitad de la población consta de mujeres y por lo tanto tenemos que dar oportunidades iguales; oportunidades sociales económicas, políticas y culturales; tenemos que empoderar a la mujer en todos estos aspectos y por eso yo quiero felicitar al Gobierno de Bolivia por haber logrado mucho. Además, hay que comprender que todavía falta mucho en todo el mundo y por primera vez en la historia de las Naciones Unidas se ha establecido un departamento de la mujer, ONU-Mujeres. Esta institución se centra en la campaña mundial para promover la igualdad y éste es el principio de la política de inclusión en nuestras sociedades.

P7— ¿Cuál es su opinión sobre el principio del Vivir Bien?

— La posición del presidente Evo Morales está alineada con las prioridades de Naciones Unidas; las prioridades en las Metas de Desarrollo del Milenio y también está alineado con el desarrollo sostenible. Esto significa que todos en este mundo necesitan estar en un camino sostenible, independientemente del género, edad, nivel de riqueza o de etnicidad, todo el mundo tiene que vivir bien con las mismas oportunidades y con protección plena de sus derechos humanos; esto significa, que como yo he insistido constantemente, que todos deben vivir con dignidad humana. Este concepto del buen vivir no solo significa una prosperidad económica; es más que eso porque se trata de los derechos humanos, de la dignidad humana, se trata de oportunidades sociales y económicas; se trata de inclusión de todas las personas, incluyendo los pueblos indígenas y personas con alguna discapacidad. Ése es el concepto básico detrás del Vivir Bien y yo apoyo esto plenamente. 

ED— El G77 nació al calor de la Guerra Fría y hoy aparece debilitado frente a las desigualdades que aún existen. ¿Cuál es su opinión en este contexto?

— Durante la Guerra Fría, ese movimiento no alineado fue con una orientación más bien política. Desde aquel entonces, el movimiento de G77 tenía el objetivo de tener prosperidad social y económica, tener desarrollo económico, y se trataba de la brecha entre países desarrollados y no desarrollados. Naciones Unidas ha trabajado directamente con el G77+China (...) el Grupo con la mayoría de los países en vías de desarrollo. Naciones Unidas tiene que trabajar para los pobres y con el resto.

Los Estados miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, considerados los más ricos del planeta) también tienen que dar ayuda al desarrollo global.

Gran parte del desarrollo económico y de la transformación social ya ha tenido lugar en los últimos 50 años y también recientemente con el desarrollo de la tecnología, con las innovaciones y la educación globalizada. Hoy, los miembros están en una posición mucho mejor que antes para lograr transformaciones sociales y políticas y en este proceso, G77+China puede desempeñar un papel muy importante.

Yo, como Secretario General de Naciones Unidas, apoyo a la Cumbre del G77 aquí en Santa Cruz. La cita es una oportunidad para que los líderes compartan su visión de cómo dar forma a la agenda posdesarrollo. La mayoría de las metas van a tener que ser convertidas en metas de desarrollo sostenible; es decir, metas vinculadas con el cambio climático, agua y saneamiento, erradicación de la pobreza, promoción de la salud mundial y el empoderamiento de género y lograr que nuestros aciertos sean sostenibles. Ésta es nuestra meta a largo plazo para ayudar a que todos puedan vivir bien. Ésa es la visión básica alineada con las metas de Naciones Unidas para el bienestar de las personas, pero también el respeto para el clima, a la Madre Tierra.

ATB — ¿Cuáles han sido los obstáculos para  las metas del milenio y acabar con la pobreza?

— Los Objetivos de Desarrollo del Milenio son una visión de los líderes mundiales que querían lograr, en el cambio del milenio, un mundo mejor. Hemos tenido éxito en la erradicación, a la mitad, de la pobreza extrema. Esto fue alcanzado hasta fines del año 2010, pero todavía hay muchos millones de personas que viven en la pobreza. Así que nuestra visión futura en cuanto al desarrollo es justamente erradicar, por completo, esa pobreza extrema hasta el 2030. Los Estados miembros han acordado que la erradicación de la pobreza tiene que ser la prioridad número uno, la prioridad central. Hay un acuerdo sobre esto. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio también han ayudado a muchos niños a recibir educación básica, pero al mismo tiempo vemos que hay muchos niños que todavía no van a la escuela. Tenemos que lograr que todos los niños vayan a la escuela y además tengan acceso a la educación secundaria; además tenemos que prestar servicios de agua y saneamiento a más de 1.200 millones de personas, tenemos que trabajar en torno a la energía sostenible, renovable. La tierra tiene que ser sostenible; tenemos que trabajar en esto. Hemos podido reducir la mortalidad infantil, la mortalidad materna; hemos podido salvar millones de vidas gracias a la atención en salud, pero tenemos que admitir que falta más y eso es lo que estamos discutiendo ahora muy seriamente. Es decir, dar forma a la agenda futura.

LR — ¿Cree Usted que puede haber equilibrio ente los países que reclaman por el desarrollo y los países que son acusados por contaminar el planeta?

— Tener medidas para cambio climático es tema muy urgente; es la tarea más urgente para todas las naciones. Por tener desarrollo industrial, nuestra sociedad moderna ha estado abusando de sus recursos naturales y estamos en un punto límite. Dependiendo de la dirección que escojamos ahora, quizás podamos salvar el planeta y quizás podamos salvar a las siguientes generaciones y de lo contrario nos vamos a tener que arrepentir. Es por esto que Naciones Unidas ve al cambio climático como una absoluta prioridad, porque queda muy claro, científicamente hablando, que el cambio climático está ocurriendo y mucho más rápido de lo que habíamos pensado.

Hemos visto patrones climáticos extremos, incluso en Bolivia yo he visto justamente durante mi estadía corta, lluvias muy intensas que hacen inundar las calles. Son eventos que vemos en todo el mundo; también en los países desarrollados que se ven enfrentados con eventos climáticos extremos. Tenemos problemas también de deforestación y tenemos que preservar los bosques. En la Amazonía, por ejemplo, la selva, el bosque, nos da oxígeno y es el pulmón de los seres humanos. Tenemos que asegurar la salud de nuestros pulmones, de modo que nuestros países puedan seguir respirando; nuestros países tienen que estar unidos en esto, ningún país puede quedar afuera y Naciones Unidas no lo puede hacer sola, necesitamos recursos y sabiduría.      

Por eso voy a convocar una cumbre sobre cambio climático (prevista para septiembre). He pedido al presidente Evo Morales que venga a la cumbre; no solo como Presidente de Bolivia, sino también como Presidente del G77+China para que él haga escuchar las voces del mundo en vías de desarrollo y que camine juntamente con el mundo desarrollado. De esta manera, creo que podamos controlar este problema.

Tenemos que vivir con sabiduría y en armonía con la madre naturaleza. Realmente, quiero expresar mi admiración y apoyo para Bolivia y para los pueblos indígenas que hace miles de años viven en armonía con la naturaleza y tenemos que aprovechar todos los recursos disponibles, políticos y económicos, para atacar al cambio climático antes que sea tarde.

P7 — ¿Cuál la visión de Naciones Unidas sobre la próxima conferencia de pueblos indígenas?

— Naciones Unidas cree que es una iniciativa muy importante y también da prioridad a la dignidad humana y la inclusión social y política de los pueblos indígenas. Sé que hay muchos pueblos indígenas en Bolivia y en América Latina en general. En el año 2007, Naciones Unidas adoptó la Convención sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y por primera vez en la historia, en septiembre, Naciones Unidas va a organizar una cumbre sobre los problemas de los pueblos indígenas.

En realidad, Naciones Unidas, en los últimos siete años, ha sido un foro para los pueblos indígenas. Hemos adoptado mecanismos especiales para los pueblos indígenas y también hemos designado a relatores especiales para el tema. Espero que esa conferencia promueva una acción para el bienestar de los pueblos, de modo que los indígenas puedan participar plenamente en cuanto a las oportunidades sociales, económicas y políticas.

ED— Precisamente, para los indígenas bolivianos el consumo de hojas de coca es muy importante. De hecho, ayer le hicieron un pastel de coca para su cumpleaños. ¿Hay posibilidades de revisar las prohibiciones que existen sobre este producto?

— Es un tema muy sensible y estoy consciente de la relación especial con la hoja de coca que ha existido aquí por más de 1.000 años. Estoy consciente de la posición de Bolivia en cuanto a la convención de las sustancias narcóticas (Convención de Naciones Unidas sobre estupefacientes de 1961 a la que Bolivia se adhirió con la reserva sobre el consumo tradicional de la coca), que es una decisión del Gobierno de Bolivia. Espero que todos estos problemas van a ser discutidos y el presidente Morales mencionó este tema en varias reuniones anteriores y espero que este tema sea parte de una discusión más amplia y en el marco de una Convención vigente.

ATB — ¿Qué se puede hacer para mejorar el crecimiento equilibrado del mundo,  tomando en cuenta que la brecha entre ricos y pobres está creciendo?

— Equidad social y política. Es un principio fundamental de las Naciones Unidas y es un principio fundamental en la Carta de las Naciones Unidas y en la declaración de los Derechos Humanos.

La equidad socioeconómica y política empieza con el empoderamiento de la mujer. Si no trabajamos primero en la igualdad de género, no vamos a poder abordar los otros temas de inclusión. Porque después de todo, los 7.000 millones de personas están divididos entre hombres y mujeres, pero hay más mujeres en este mundo y mi argumento siempre ha sido que independientemente del género, que el ser humano tiene derechos que tienen que estar protegidos plenamente en todos los aspectos de la vida. Creo en el camino hacia el desarrollo sostenible y en abordar la temática del cambio climático y todo eso tiene que estar basado en la temática fundamental de la dignidad humana entre hombres y mujeres, que puedan vivir con el pleno respeto de sus derechos humanos.

LR — En 2017, Bolivia asumirá una de las sillas rotatorias del Consejo de Seguridad de la ONU. ¿Cuál es la perspectiva real de esta instancia y de la reforma de Naciones Unidas?

—Aprecio que Bolivia sea un miembro no pleno (sin derecho a veto) en el Consejo de Seguridad y este país es muy importante para la paz mundial. También cuando participa de las operaciones de paz. Consideramos diferentes cambios. Desde la fundación de Naciones Unidas ha habido muchos cambios y hoy el Consejo de Seguridad tiene que seguir cambiando en base a una reflexión; tiene que ser más representativo, más transparente y responsable. Ha habido muchas discusiones sobre esto, pero hasta el momento, me temo decir que los Estados miembros no han logrado encontrar un mecanismo adecuado para lograr un consenso y yo insisto en que los Estados miembros aceleren la discusión de modo que puedan operar más efectivamente en el tema de paz y seguridad y más países puedan estar representados de manera igualitaria, de modo que el trabajo del Consejo de Seguridad sea mucho más transparente. 

Perfil

Nombre: Ban Ki-moon

Nació: 13-06-1944

Profesión: Diplomático

Cargo: Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas  (ONU).

Promotor de la dignidad humana

Es el hermano mayor de seis hijos. Nació en un condado rural de Corea del Sur. Desde muy pequeño mostró su inclinación por la diplomacia, las Relaciones Exteriores y el Derecho Internacional. 

El actual Secretario General de la ONU nació cuando su país estuvo ocupado por Japón, una situación que cambió con la Segunda Guerra Mundial. Fue testigo del inicio del conflicto que aún mantiene dividida a su nación.

Ban, quien se ha declarado defensor de la dignidad humana, comenzó su carrera diplomática tras la conclusión del bachillerato. Ocupó varias misiones y responsabilidades en el Ministerio de Relaciones Exteriores de su país hasta que fue Canciller entre 2004 y 2006.

El 13 de octubre de 2006 fue elegido Secretario General de las Naciones Unidas por aclamación, puesto que empezó a ejercer el 1 de enero del 2007. El 21 de junio de 2011 fue reelegido para el cargo en un segundo período comprendido entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2016.

En junio de 2014 visitó por primera vez Bolivia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia