Especiales

Maduro advierte que ‘la lucha sigue’

El presidente encargado de Venezuela aseguró que  se rompió el maleficio

Visitantes. En la Academia Militar de Caracas, decenas de venezolanos observan la imagen del gobernante Hugo Chávez, quien falleció la tarde del martes. Alrededor de 2 millones de personas ya acudieron a ver el cuerpo del líder venezolano.

Visitantes. En la Academia Militar de Caracas, decenas de venezolanos observan la imagen del gobernante Hugo Chávez, quien falleció la tarde del martes. Alrededor de 2 millones de personas ya acudieron a ver el cuerpo del líder venezolano. AFP.

EFE y AFP / Caracas

02:21 / 09 de marzo de 2013

El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, despidió ayer al gobernante Hugo Chávez, fallecido el martes en Caracas, y cuyo funeral se celebró en presencia de una treintena de jefes de Estado y Gobierno, asegurando que continuará viviendo y que la lucha sigue.

“La batalla continúa, ¡Chávez vive, la lucha sigue! Que viva Hugo Chávez, que viva nuestro pueblo”, gritó emocionado Maduro entre aplausos de los asistentes a la ceremonia celebrada en la Academia Militar de Caracas.

En un discurso de un poco más de 30 minutos, Maduro, previo juramento en una sesión especial de la Asamblea Nacional como presidente encargado, destacó el legado del hombre que gobernó Venezuela desde 1999. Indicó que Chávez, quien en los últimos meses combatió contra un cáncer por el que fue operado en cuatro ocasiones, lo “dejó todo arreglado”.

“Ya queda de parte nuestra si lo hacemos o no lo hacemos. Nosotros llamamos a todo el pueblo a que lo hagamos”, afirmó Maduro.  Acompañado de los funcionarios del Ejecutivo y ante familiares y dignatarios que se dieron cita en Caracas para despedir a Chávez, Maduro le ratificó su lealtad.

“Aquí está usted, comandante, con sus hombres, de pie, todos sus hombres y mujeres, leales, como lo juramos ante usted, leales hasta más allá de la muerte y usted, presidente en funciones de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en jefe de nuestra Fuerza Armada”, añadió.

Destacó que “se cumplió la palabra” del líder cubano, Fidel Castro, quien, indicó Maduro, le había vaticinado a Chávez que cuando se tuvieran que ir lo harían con sus “pueblos, victoriosos, de pie, con la bendición y el amor de los justos y de las justas”.  “Hemos roto el maleficio de la traición de la patria y romperemos el maleficio de la regresión”, prometió.

Chávez falleció el martes a los 58 años en el Hospital Militar de Caracas, adonde llegó el 18 de febrero tras permanecer más de dos meses en Cuba en un “complejo” postoperatorio. Maduro, que en ocasiones llegó a emocionarse hasta los gritos, hizo referencia a las críticas en el mundo que suscitaba Chávez, el líder “más vilipendiado, más injuriado y más atacado” de los últimos 200 años en Venezuela.

“¡Su escudo de pureza (...) de hijo verdadero de Cristo lo salvó de la injuria, de la infamia, y aquí está invicto, puro, transparente, único, verdadero, vivo para siempre!”, gritó el comandante con la voz rota.

“No pudieron contigo, no podrán con nosotros jamás”, agregó. Luego afirmó: “Queremos relaciones de respeto, un mundo sin imperios ni naciones hegemónicas, un mundo de paz”, en referencia a Estados Unidos.

Citó como un “testamento” de Chávez las “cinco tareas históricas” que hacían parte del programa de gobierno que el líder bolivariano presentó de cara a los comicios de octubre pasado, en los que fue reelegido para el periodo 2013-2019, que no asumió.

Las tareas son mantener y consolidar la independencia conquistada “en los 14 años de revolución democrática popular y bolivariana”; construir el socialismo; constituir a Venezuela como un país potencia en el marco de la gran potencia de América Latina; construir un mundo de equilibrio y contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

Pedido del presidente encargado

Nicolás Maduro otorgó el perdón “a los que injuriaron” a su líder. Mostró un pequeño ejemplar de la Constitución venezolana del 2000, que tildó de “testamento” de Chávez, una “carta de unión, paz y convivencia”. “Si alguien quiere saber quién era Hugo Chávez, aquí está”. El presidente encargado de Venezuela terminó su discurso con un llamado al pueblo a profundizar la “revolución bolivariana”.

Más de 2 millones se despidieron de Chávez

Los partidarios del gobernante venezolano Hugo Chávez, fallecido el martes, seguían ayer alimentando las largas colas al exterior de la Academia militar. “¡Chávez no murió, se multiplicó!”, gritan los pacientes y entregados seguidores, bajo un sol inclemente, mientras unas pantallas de televisión pasan distintos episodios de la vida del expresidente. Más de dos millones de personas, según el Ejecutivo, se desplazaron desde todo el país para despedirse de su líder y comandante.

Cientos de miles de personas esperaron toda la noche y la madrugada, aun bajo el frío, para rendirle tributo. “No importa las horas que esperemos, pero aquí vamos a estar hasta que lo veamos”, dice Luis Herrera, tocado con la boina roja que popularizó el exmandatario venezolano. De pronto, el grito “¡Yo soy Chávez!” estalla en la voz de un grupo de manifestantes y se riega como la pólvora entre el resto de la gente que aguarda en las filas.

A sus 65 años, Aura Hernández llevaba más de diez horas de espera en la cola, pero no renuncia a su deseo de ofrecer su último homenaje al expresidente venezolano.    “Me duele todo, pero para allá voy”, dice decidida Hernández, una costurera que agradece por “la libertad y la independencia”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia