Especiales

Militares de bajo rango pernoctan en los cuarteles

El acuartelamiento se da en los departamentos del eje central del país

Protesta. Ponchos Rojos y militares en la avenida Montes.

Protesta. Ponchos Rojos y militares en la avenida Montes. Víctor Gutiérrez.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

03:48 / 25 de abril de 2014

Tras el tercer día de marchas protagonizadas por uniformados de baja graduación de las Fuerzas Armadas (FFAA), efectivos del mismo rango de las tres fuerzas fueron acuartelados de forma plena, según informaron a este diario fuentes de esa institución.

La medida de acuartelamiento en las unidades militares del eje central del país fue determinada también para los oficiales por los comandos del Ejército, de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y la Armada, agregaron los personeros entrevistados.

El 22 de abril se ordenó la misma medida, pero con la excepción de que los uniformados podían ir a sus casas a dormir. Ahora, tras la nueva orden de los jefes militares, los oficiales y los uniformados de baja graduación de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Oruro deben permanecer las 24 horas dentro de las instalaciones castrenses, es decir de forma plena, y deben pernoctar en sus unidades.

Pedido. Esta situación surgió el 3 de abril a raíz de un anteproyecto de ley presentado por los suboficiales y sargentos, en el que plantean la descolonización de las FFAA y la eliminación de la discriminación. La falta de atención a su demanda derivó el 21 de abril en protestas sin precedentes, como un “plantón” en la Plaza Mayor, la declaratoria de un paro indefinido de los efectivos y el inicio de una huelga de hambre de sus esposas, por lo que el conflicto creció y se radicalizó.

Uno de los entrevistados dijo que la medida de los jefes militares tiene el objetivo de evitar que los sargentos y suboficiales salgan del cuartel y se incluyan a las movilizaciones de sus camaradas.

Esta aseveración habría sido considerada en el Gran Cuartel de Miraflores, en donde se hace formar a los sargentos y suboficiales de forma sorpresiva, para ver si los uniformados no salieron del Estado Mayor, debido a que, días atrás, los efectivos ingresaban a marcar asistencia y luego se salían. Según la red Cadena A, un jefe militar de la Armada Boliviana desmintió que se retenga de forma obligatoria a los sargentos y suboficiales de esta fuerza. 

Otra fuente entrevistada por este diario indicó que los uniformados de Cochabamba fueron acuartelados hace dos semanas. Allí los oficiales se hicieron cargo de las armas de reglamento de los sargentos y suboficiales. También denunció que hay una irregularidad, ya que el armamento fue llevado a una casa y no a un cuartel, como ordenan las normas militares.

Similar situación se habría dado con los uniformados de bajo rango de La Paz, Santa Cruz y Oruro. Además que éstos fueron apartados, desde hace dos semanas, de los sectores donde está el armamento bélico, lugar donde los sargentos y suboficiales estaban a cargo. Ahora, subtenientes resguardan el material.

Esta postura se dio tras el crecimiento de la movilización de los militares de baja graduación que empezó a fortalecerse el 22 de abril, luego que las FFAA dieran de baja de forma definitiva a cuatro suboficiales, por indisciplina, ya que habrían iniciado esta protesta inédita en la historia del país.

Asimismo, el 23 de abril, los jefes militares decidieron retirar de forma obligatoria a otros nueve suboficiales de la FAB. Este hecho causó la molestia y la radicalización de medidas de presión. Por ello, ayer el Comando en Jefe informó que 702 uniformados de bajo rango fueron dados de baja, sin derecho a reincorporación.

Respecto a las movilizaciones, el 22 de abril, el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, minimizó las medidas de presión y aseguró que las actividades en las FFAA son normales en 90%. También el 23 de abril la autoridad señaló que la movilización tiene fines políticos vinculados a Unidad Nacional.

Efectivos de la Policía Boliviana están en alerta

El Comando de la Policía Boliviana habría ordenado un acuartelamiento en doble turno y estado de alerta para los efectivos policiales de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Oruro, según indicó un jefe policial de esa institución.

La postura asumida por los jefes policiales fue adoptada como una medida de precaución, debido a la situación tensa que se vive con los militares de baja graduación que asumieron las protestas en el eje troncal del país, mismas que empezaron el 3 de abril cuando los castrenses presentaron un anteproyecto de ley en el que solicitan eliminar la discriminación y la descolonización dentro de las Fuerzas Armadas.

La fuente entrevistada por este diario explicó que el acuartelamiento y estado de alerta para los efectivos policiales será acatado en doble turno, con la primicia de no dejar de lado el resguardo de la seguridad ciudadana en los departamentos citados.

La alerta policial también se dio porque en pasados días hubo dirigentes de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol) que anunciaron iniciar medidas de presión  junto a los militares de baja graduación, si el Gobierno no atendía sus demandas.   

La Fiscalía instruye vigilar las marchas

El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, instruyó, a través de un comunicado, a los fiscales departamentales del país a estar alertas ante cualquier eventualidad en las movilizaciones de los suboficiales y sargentos de las Fuerzas Armadas (FFAA). El anuncio lo hizo tras la radicalización de medidas de presión asumidas por los militares en las ciudades de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Oruro, reportó la emisora Fides.

“Se emitió un instructivo a los fiscales departamentales, sobre todo al de La Paz, para estar atentos ante cualquier eventualidad; nosotros no quisiéramos que se genere un conflicto, ni ningún hecho que derive en vulneración de los derechos legales”, sostuvo Guerrero desde Sucre.

Agregó que en el sentido de respeto a la institucionalidad de las FFAA, espera que haya una solución al conflicto de los uniformados movilizados a través del diálogo y en el marco de la legalidad. 

Marco Antonio Vargas, fiscal de materia de La Paz, informó que ayer se conformó una comisión de representantes del Ministerio Público que trabajará ante cualquier conflicto que vulnere las normas vigentes del Estado, dentro de las protestas de los uniformados de baja graduación.

“Se aplicarán las normas en el caso de que existieran excesos por uno u otro lado, del órgano preventivo o marchista, ya que para eso está el Ministerio Público, para así precautelar las garantías de las personas”, dijo Vargas. Las medidas de los militares comenzaron el 3 de abril cuando pidieron descolonizar las FFAA.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia