Especiales

Morales dice que el objetivo de los indígenas era derrocarlo

Afirma que incluso se habían repartido embajadas; los aludidos lo niegan

Movilizados. Una columna de indígenas avanza hacia la sede de gobierno, en octubre de 2011.

Movilizados. Una columna de indígenas avanza hacia la sede de gobierno, en octubre de 2011. Foto: Archivo Nicolás Quinteros

La Razón / Ernesto Calizaya / La Paz

04:03 / 23 de enero de 2012

Durante su mensaje-informe del segundo año de gestión en el Estado Plurinacional, Evo Morales sostuvo que algunos de los indígenas que marcharon a favor del TIPNIS decían —antes del 15 de agosto de 2011— que iban a marchar para derrocarlo y que exigían diálogo de “Presidente a Presidente, de gabinete a gabinete”, como si existiera otro Estado, que querían sacarlo del Palacio.

“Nos han denunciado (que) en el trayecto se han repartido la Presidencia, Vicepresidencia, Cancillería y algunas embajadas”, denunció Morales. Además, refirió que “durante la toma de la plaza Murillo los marchistas hicieron escuchar su grito de ‘Villarroel, Villarroel’”, en alusión a la acción del 21 de julio de 1946, cuando el entonces presidente Gualberto Villarroel fue linchado, una turba lo lanzó del balcón del Palacio y luego lo colgó.

El dirigente del TIPNIS, Fernando Vargas, calificó las declaraciones de una “mentira” y negó que hubieran pretendido derrocar a Morales; lo que se hizo, dijo, fue defender nuestro territorio. En contacto con Erbol, aseguró que no se oponen a la vía, siempre que ésta no atraviese el parque.

La marcha de quienes se oponían  a la construcción de la ruta Villa Tunari-San Ignacio de Moxos arribó a la plaza Murillo el 19 de octubre de 2011, tras sufrir una represión policial el 25 de septiembre, un acto violento que Morales pidió investigar, además de convocar a la comunidad internacional a que lo haga, pues dijo que en su gobierno “jamás” instruirían a la Policía que viole los derechos humanos.

En todo caso, hizo notar que se detectó que algunos dirigentes que participaban de esa marcha mantenían contacto permanente con la Embajada de Estados Unidos, y que no podía entender que la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia  (APDBH) y la Defensoría del Pueblo los apoyaron, cuando no lo hacen ahora que marcha “gente pobre”, en alusión a la caminata del Conisur.

En ese marco, aseguró que “no es obligación del Gobierno cambiar la ley corta” que frenó la construcción de dicha carretera, y llamó a los marchistas a que expliquen e informen a sus dirigentes por qué hay que cambiarla o viceversa, que los dirigentes expliquen a sus bases por qué no hay que hacerlo, “es su problema”.

Recursos. Para evitar futuras responsabilidades sobre el tema, dijo que “salvamos nuestra responsabilidad garantizando el financiamiento para la construcción del camino de Cochabamba-Beni”. Recordó que en el encuentro plurinacional que se llevó a cabo en Cochabamba, se informó que tanto en este departamento como en Beni se aprobó en consenso la construcción del camino. “Que no me echen la culpa a mí, dependerá de los pueblos que viven ahí (concretar o no la vía)”.

De ese modo, afirmó que se respetará lo que decidan dirigentes y bases, y conminó a que sean ellos quienes se pongan de acuerdo. “Si quiere hablar de consulta, que anule todo el proyecto”, replicó luego Fernando Vargas.

Morales saludó la “conciencia” de los bolivianos para defender los derechos de la Madre Tierra, aunque aseguró que con la marcha “el pueblo ha sido engañado” y se dijo que con esa movilización bajó su imagen. “Estoy aquí no para cuidar mi imagen, sino para servir y trabajar por el pueblo”.

Postura. El vicepresidente Álvaro García señaló que el distanciamiento con los indígenas era una pelea entre hermanos y que pronto se iba a retomar la alianza, aunque también descalificó la marcha del TIPNIS y ratificó que deben ser quienes viven allí los que decidan sobre ella. Adolfo Chávez, presidente de los indígenas, dijo a Erbol que ahora “no es posible dar señal de alianza”, que “la decisión pasa por las 34 nacionalidades del oriente”.

El gabinete presenta su renuncia colectiva

El gabinete que hasta ayer acompañó al presidente Evo Morales en el segundo aniversario del Estado Plurinacional presentó en horas de la tarde su renuncia colectiva.

En la misiva que le remitieron al Mandatario, y a la que accedió La Razón, se evidencia que firman 17 de los 20 ministros, restando las rúbricas de Daniel Santalla, titular de Trabajo; Elizabeth Salguero, de Culturas; e Iván Canelas, de Comunicación.

“No obstante la presente renuncia colectiva, nuestro compromiso con la Presidencia del Estado y con el proceso de cambio que venimos desarrollando continuará bajo cualquier circunstancia”, señala parte de la carta que lleva la fecha del 20 de enero de 2012 en el encabezado y un sello de “recibido”, de ayer.

Canelas, el viernes, hizo conocer que motivos personales lo llevaron a presentar su renuncia “irrevocable”, sin embargo, en su mensaje-informe a la nación, ayer el presidente Evo Morales   lamentó este hecho, dijo que respeta su edad, pero “está rechazada su renuncia al Ministerio”. El anuncio fue aplaudido por los asistentes a la sesión, a lo que el Jefe del Estado añadió: “aprobado por la Asamblea, conste”.

Cambios. En horas de la noche, aunque extraoficialmente se barajó el nombre de Amanda Dávila como quien reemplazaría a Canelas en la cartera de Comunicación. Además, el mismo Morales confirmó el alejamiento por razones de salud de Wálter Delgadillo, titular de Obras Públicas; y sugirió que ratificará a Teresa Morales, a quien ayer dio un plazo hasta marzo para concluir el proyecto de San Buenaventura.

Por otro lado, se especula que David Choquehuanca no regresaría, ya que habría presiones en torno al tema marítimo; los campesinos estarían alertas.

Aplican la ley que obliga a emitir mensaje presidencial

La nueva Ley General de Telecomunicaciones, Tecnologías de Información y Comunicación, que entre sus 112 artículos dispone que los mensajes presidenciales sean transmitidos de manera gratuita dos veces al año en cadena nacional, uno a principios de gestión y otro a mediados de año, se aplicó ayer por vez primera.

A tempranas horas, sólo los medios del Estado dieron cobertura a los actos que se desarrollaron en torno a plaza Murillo; pero una vez que empezó el discurso del Jefe del Estado, el resto de los medios de comunicación se acopló a la señal del canal estatal.

En su mensaje-informe, Evo Morales pidió a los medios de comunicación del Estado también dar cobertura a la oposición.

“Mi pedido siempre ha sido cobertura a todos, qué mejor (que) a los opositores; sólo (que) nos permitan aclarar oportunamente. Nunca dije que canal 7 o los medios del Estado sean sólo para    representantes del Gobierno o los asambleístas del MAS”, dijo.

Sin embargo, pese a que resaltó las labores del área de Comunicación, criticó que la señal de Bolivia Tv tenga fallas. “Será por falta de experiencia, conocimiento de los operadores, periodistas, o será un sabotaje”, dijo ante una falta de audio que se dio a las 05.00. A ello se sumó que la señal se cortó por segundos durante su discurso.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia