Especiales

Morales reafirma el ‘vivir bien’ al abrir su tercer mandato

Símbolos. Cuatro ritos  marcaron los actos celebrados ayer en el complejo de Tiwanaku

Ceremonia. El presidente Morales en el templo de Kalasasaya, ubicado en el centro espiritual de Tiwanaku, donde ayer fue investido con los símbolos del poder de su nuevo mandato.

Ceremonia. El presidente Morales en el templo de Kalasasaya, ubicado en el centro espiritual de Tiwanaku, donde ayer fue investido con los símbolos del poder de su nuevo mandato.

La Razón (Edición Impresa) / Mauricio Quiroz / La Paz

03:45 / 22 de enero de 2015

Por tercera vez en nueve años, el presidente Evo Morales fue ungido ayer con la simbología ancestral de los pueblos indígenas andinos, en una ceremonia en la que reafirmó la identidad del modelo de desarrollo del “vivir bien”.  El acto, realizado en el complejo arqueológico de Tiwanaku, ubicado a 70 kilómetros de La Paz, fue el primero de la tercera investidura que protagonizará el gobernante. Hoy, Morales prestará juramento de rigor, junto al vicepresidente Álvaro García Linera, en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Desde aquí nos proyectamos en el siglo XXI como una de las naciones descolonizadas del mundo, donde el vivir bien sea nuestra filosofía. El liberalismo, el socialismo europeo no nos sirven para este objetivo. Ellos pasaron a la historia junto con la República liberal y colonizadora de Bolivia”, manifestó Morales en el umbral del principal pórtico del templo de Kalasasaya, donde tuvieron lugar los principales ritos que cumplió al inicio de su mandato.

En el mensaje, el Jefe del Estado también reafirmó la identidad del proyecto político que impulsó para llegar por primera vez al poder, en enero de 2006, y aseguró que detrás del modelo que propugna existen otros valores vinculados con la vida. “El saber alimentarse, el saber danzar, el saber gobernar y el saber soñar”.

“Hablamos de recuperar y fortalecer nuestra cultura, nuestra identidad como condición para construir el Estado Plurinacional. Mucha gente piensa que estamos planteando volver al pasado, pero no es así; se trata más bien de una recuperación científica de lo mejor de nuestro pasado para combinarlo con la modernidad”, sostuvo Morales. En ese momento, ya estaba vestido con una túnica tejida con lana de vicuña con decorados de oro, y una toga llamada unku.

Ritos. El complejo arqueológico de Tiwanaku, inscrito desde 2000 en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Organización de Naciones Unidas pra la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), es considerado el centro espiritual de la cultura aymara y de muchas otras que florecieron antes de la llegada de la colonia española.

Morales eligió este sitio en 2006 y 2010 para recibir los símbolos ancestrales del poder de los pueblos indígenas, que habitaron la región, un día antes de jurar oficialmente como Mandatario ante la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Para ese acto, llegó ayer por la mañana a Tiwanaku en un helicóptero de la Fuerza Aérea. Luego de aterrizar, recibió los honores de los efectivos de la escolta presidencial Colorados de Bolivia, mientras decenas de mujeres aymara le dieron baños de sahumerio. El gobernante ingresó en las instalaciones del Museo Lítico y a la sala donde está el monolito Pachamanca, donde fue ataviado por un grupo de amautas con el ropaje con el que recibió el nuevo mandato. Primero, cuatro sacerdotes aymaras realizaron “una limpia” a Evo Morales con copal e incienso. Según los indígenas, ese ritual tiene el objetivo de proteger al Presidente y al Gobierno de “las malas energías”.

Ya ataviado con el unku y la túnica, Morales salió del museo y se dirigió hasta la cúspide de la pirámide de Akapana para realizar una ofrenda a las deidades de la cosmovisión andina: las montañas, el Padre Fuego y la Madre Tierra con el propósito de “pedir permiso” para ejercer de nuevo la Presidencia del Estado boliviano.

Acompañado por amautas y un grupo de mujeres ancianas, el Mandatario llegó hasta Kalasasaya, donde se ofrecieron cuatro mesas, para cada punto cardinal, y se realizaron invocaciones en favor de la paz. Morales recibió, entonces, los bastones de mando y se dirigió al pórtico del templo. Enfrente unas 7.000 personas escucharon el mensaje y presenciaron los actos, animados, primero, por el ulular de pututos y pinquillos (instrumentos musicales de viento) y luego por una orquesta de instrumentos nativos que acompañó el canto de una soprano.

Las primeras palabras que el Jefe del Estado pronunció tras recibir los símbolos de su mandato fueron en aymara, tal como ocurrió en enero de 2010. El Mandatario emitió el “jallalla” (por la vida) para saludar a los invitados, representantes de 40 países y cientos de ciudadanos que llegaron ayer hasta Tiwanaku. “Hacemos esta ceremonia para agradecer a nuestros líderes, hombres y mujeres, que dieron su vida por la liberación de nuestros pueblos”, afirmó Evo Morales.

Equilibrios. “Esta posesión es un reconocimiento de nuestras culturas (...) es emocionante”, afirmó el vicepresidente Álvaro García Linera, quien fue el primero en saludar a Morales tras el mensaje que dio en las escalinatas de Kalasasaya. Al gobernante también le saludaron los presidentes de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y de Trinidad y Tobago, Anthony Carmona, así como los vicepresidentes de Argentina, Amado Boudou; de Bielorrusia, Viktor Sheiman, y la de Perú, Marisol Espinoza.

Al acto de investidura también acudieron grupos indígenas y miembros de los movimientos y organizaciones sociales de Argentina, Brasil, Chile y Perú, entre ellos las argentinas Madres de la Plaza de Mayo y el chileno Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez.

Morales, que gobierna Bolivia desde 2006, inició su segundo mandato en 2010. Entre ayer y hoy comenzará su tercer periodo consecutivo y así se abrirá la posibilidad de convertirse en el Presidente que más tiempo estará en el poder. En un año superará al mandato de Andrés de Santa Cruz (1929-1939), hasta ahora el más longevo de la historia del país.  Hoy jurará sobre la base de las elecciones del 12 de octubre de 2014 que ganó con un respaldo del 61,3% de los votos.

En el discurso de ayer, el Mandatario también pidió frenar “la loca carrera de la destrucción de la Tierra en nombre del desarrollo”. “Este mundo ya no puede soportar tanto sobredesarrollo. En nombre de la modernidad, los países industrializados están sobreindustrializando y eso tiene un costo para el planeta Tierra. Estamos yendo a la destrucción de nuestro planeta”, advirtió. Poco antes, el Presidente había asegurado que la idea del “vivir bien” plantea restablecer los equilibrios en todos los sentidos.

Gabinete. Los 20 ministros que acompañaron a Morales en el periodo 2010-2015 llegaron hasta el complejo de Tiwanaku. El martes habían renunciado a sus cargos para que el Jefe del Estado los ratifique o remueva de acuerdo con las necesidades que enfrentará en el nuevo periodo constitucional.

El ministro de Economía, Luis Arce, quien acompaña a Morales desde 2006, se declaró satisfecho “de haber servido en el tiempo de mayor bonanza” y aseguró que aceptará “como un soldado” las decisiones     que asuma el Presidente.

‘Teníamos la cualidad marítima, nuestro mar’

Carlos Corz

El presidente Evo Morales, desde la puerta de Kalasasaya (Tiwanaku), abogó por una “recuperación científica del pasado” y reivindicó la cualidad marítima boliviana como un derecho ancestral. Tiwanaku fue una ciudad enclavada en el altiplano boliviano, centro ceremonial y de relacionamiento científico y comercial, destacó. “Nuestro territorio abarcaba desde las costas del Pacífico, desde entonces teníamos cualidad marítima, nuestro mar que se nos quiere negar hoy”, sostuvo el gobernante.

Luchas. Morales hizo un recuento sobre políticas de exterminio de indígenas en regiones como Estados Unidos, donde, señaló, instalaron reservas comparadas con zoológicos. En el Cerro Rico de Potosí perdieron la vida, afirmó, 10 millones de indígenas en la colonia. “A pesar de tanto sufrimiento y masacre, nunca nos hemos rendido”, señaló.

Bolivia decidió llevar el diferendo marítimo con Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde el tratamiento de fondo de la demanda está supeditado a la resolución de un recurso de incompetencia.Marco Riquelme, del  Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez de Chile,  apoyó en Tiwanaku el reclamo de Bolivia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia