Especiales

Pese al desorden, los pobladores de Achacachi demostraron civismo

Las vendedoras de wallaq’e, ají de fideo y helados fueron las otras aliadas de esta jornada que, pese al desorden en las mesas, fue una demostración de civismo por parte de los achacacheños.

Doña Celestina Paucara inició la votación en Achacachi.

Doña Celestina Paucara inició la votación en Achacachi. Fotos: Eduardo Schwartzberg

La Razón (Edición Impresa) / Marco Fernández Ríos / Achacachi

00:00 / 13 de octubre de 2014

Eran las 06.48 en el colegio Omasuyos y los ciudadanos, principalmente de la tercera edad, ya estaban presentes en su patio principal. El sol iluminaba una parte de las aulas, pero situarse a la sombra es llegar al límite del frío en el municipio de Achacachi.

“Como la norma indica, hemos estado a las 06.00 con todo el material, a las 06.30 hemos distribuido y ahora ya están organizadas las mesas”, afirmó Feliciano Mamani, uno de los notarios electorales de la localidad ubicada a 96 kilómetros de la ciudad de La Paz.

El motivo por el que varios asistieron temprano a votar es porque tenían actividades que realizar durante la jornada. Es el caso de don Genaro, quien dijo que caminó dos horas desde la comunidad de Pallareti hasta el colegio para votar, porque “tengo que alistarme para sembrar papa”.

Simón Casa, de Ajlla, comentó que caminó desde las 05.30 hasta las 07.15 para sufragar. “Queremos votar temprano porque hemos dejado a los animales, hay que ordeñar a la vaca, hay que preparar el queso”, sostuvo.

A esa hora, varias personas  preguntaban dónde iban a sufragar. Es la consulta que se repitió durante la jornada de las elecciones en los tres colegios de la capital de la provincia Omasuyos.

En tanto, en el ingreso al pueblo, cuatro personas celebraban la fiesta democrática con un par de cervezas aunque ello estuviera prohibido. Si bien no había comenzado la jornada electoral, las filas se formaron desde temprano.

Faltaskiu, respondió uno de los delegados encargados de las mesas ante la constante pregunta de la gente. Cerca de las 07.40 iniciaron los comicios con la votación de doña Celestina, quien se sorprendió  al verse rodeada por cámaras de Tv presentes en la unidad educativa.

Desde ese momento empezó el ajetreo de gente que no sabía dónde votar. Los policías, militares e incluso una delegada de UN hicieron de guías ante la desorientación de las personas.

En medio de este panorama, varias mesas electorales omitieron mostrar la papeleta, para demostrar que no haya ninguna marca. En el colegio Mariscal Santa Cruz se repitió la desorganización. Si bien en la puerta principal había una mesa con militares que ayudaban a la gente, el número de uniformados no dio abasto.

En el Simón Bolívar, el panorama cambió en algo con las listas de votantes pegadas en una pared. Pero se mantenía el desorden. Por ejemplo, una señora de apellido Silvestre hizo fila media hora en la mesa destinada a los apellidos entre Chambi y Mamani.

Las vendedoras de wallaq’e, ají de fideo y helados fueron las otras aliadas de esta jornada que, pese al desorden en las mesas, fue una demostración de civismo por parte de los achacacheños.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia