Especiales

Rossío Pimentel Flores, alcaldesa de Oruro: ‘Pretendemos construir una ciudad moderna’

Rossío Pimentel Flores nació el 8 de mayo de 1964. Está casada y tiene dos hijos. Estudió la carrera de Comunicación Social en la Universidad Técnica de Oruro. Trabajó como periodista durante 13 años, sobre todo en medios escritos y televisivos. Fue ejecutiva y miembro del Sindicato de la Prensa de Oruro. Llegó a la Alcaldía con el Movimiento Sin Miedo (MSM), con 39% de la preferencia electoral. Abandonó este partido y hoy se declara independiente.

Rossío Pimentel Flores, alcaldesa de Oruro.

Rossío Pimentel Flores, alcaldesa de Oruro.

La Razón

09:37 / 09 de febrero de 2013

Rossío Pimentel Flores nació el 8 de mayo de 1964. Está casada y tiene dos hijos. Estudió la carrera de Comunicación Social en la Universidad Técnica de Oruro. Trabajó como periodista durante 13 años, sobre todo en medios escritos y televisivos. Fue ejecutiva y miembro del Sindicato de la Prensa de Oruro. Llegó a la Alcaldía con el Movimiento Sin Miedo (MSM), con 39% de la preferencia electoral. Abandonó este partido y hoy se declara independiente.

La alcaldesa de la ciudad de Oruro, Rossío Pimentel, apuesta por la construcción de una ciudad moderna que se convierta en centro de toma de decisiones para el país. Y lamenta que el Concejo Municipal no haya avanzado nada en la elaboración de la Carta Orgánica Municipal.

— ¿Qué tipo de ciudad perfila construir en su gestión?

— La idea es hacer una ciudad moderna, bien ordenada, con las calles asfaltadas, una ciudad limpia. Pensamos instalar túneles que permitan una mayor circulación de vehículos y pasos a desnivel. Oruro es una urbe que, por su característica topográfica plana,  permite hacer este tipo de trabajos. Así, con estas estructuras, proyectamos —como dije— la creación de una ciudad moderna.

— ¿Cuáles son los desafíos económicos de Oruro?

— Primero debemos definir cuál es nuestra característica económica. Tenemos nuestro ritmo de actividad que repercute en las economías familiar y de mercado. Somos una ciudad dedicada a la minería. Pero Oruro, en este momento, es un centro comercial. Nuestra cercanía con los puertos de Chile nos convierten en un espacio económico que ha determinado un crecimiento importante en la ciudad. Como tal hay gran cantidad de edificios. Y, aparte, nos movemos gracias al comercio. Queremos proyectar, sin embargo, una imagen turística a partir del Carnaval, que no sea atractiva sólo en los días de la fiesta, claro que organizándolo mejor y teniendo la perspectiva de que muchos países viven y obtienen gran parte de los ingresos de su economía gracias al turismo.

— ¿Cuáles son los retos políticos de Oruro?

— Situarnos en un lugar estable en cuanto a la toma de decisiones. Hace tiempo que el país se mueve a través de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba, siendo que Oruro, desde un principio, ha sido el motor de las actividades y la historia así lo registra. Hablamos de reivindicaciones, de cambios económicos, políticos y sociales, cuando la mayoría de éstos se han gestado en Oruro porque somos gente luchadora, emprendedora, por nuestra sangre minera. Y si nos proyectamos como una ciudad moderna, queremos ser el centro y el espacio de la realización de eventos que se generen en el país; situarnos en los espacios de decisión que tiene Bolivia.

— ¿Cómo cambiará Oruro con el aeropuerto?

— Tendremos un flujo de turismo importante hacia Oruro. Nuestra perspectiva es que el aeropuerto pueda ayudarnos con la economía y el comercio.

— ¿En qué estado se halla la Carta Orgánica?

— Está en cero, absolutamente en cero. Tenemos problemas de ingobernabilidad en el municipio, que se genera por el Concejo Municipal.

Durante dos años y medio el Concejo ya contó con presupuesto para la elaboración de la Carta Orgánica, pero no ha gastado un centavo. Y el Ejecutivo, mientras no tenga este documento, está apelando a las normas nacionales.

— ¿Cuáles son los proyectos estrella?

— Hemos entregado una obra estrella para todos los bolivianos y orureños: el monumento de la Virgen del Socavón, una gran obra con un mensaje importante para Bolivia y el mundo. Aparte, estamos invirtiendo mucho en asfalto, además de pasos a desnivel. Esperamos que el Gobierno nos respalde para construir un túnel de un kilómetro que va a dividir la ciudad; es un principio de la modernidad. En otros ámbitos del desarrollo humano también tenemos obras estrella, como en el tema de seguridad ciudadana.

— ¿Qué regalos se entregará a Oruro en su aniversario?

— Asfaltados en siete juntas vecinales de la zona noreste. Entregamos el asfalto de la terminal de buses. Hay calles del casco viejo asfaltadas.

Hemos entregado entre cinco y seis canchas. Cuando vengan a Oruro van a ver una ciudad diferente, van a ver un Oruro con áreas verdes.

Aparte hay obras como el aeropuerto internacional, que lo hemos complementado con una avenida de acceso asfaltada.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia