Especiales

En Santa Cruz analizan adoptar otras protestas

Esposas de militares no descartan la crucifixión y aumentar una huelga

Respaldo. Ciudadanos paceños aplauden a militares que marchan por la plaza San Francisco.

Respaldo. Ciudadanos paceños aplauden a militares que marchan por la plaza San Francisco. Víctor Gutiérrez.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori / Santa Cruz

03:30 / 25 de abril de 2014

Tras conocerse el retiro de 702 suboficiales y sargentos del Ejército, Fuerza Aérea y la Armada, las esposas de militares de baja graduación condenaron la medida y se movilizaron para radicalizar las medidas de presión que podrían derivar en una crucifixión o en la masificación de una huelga de hambre.

En la capital oriental, las esposas de militares mantenían un piquete de ayuno voluntario, mientras los efectivos de las unidades castrenses todavía mantenían una vigilia. La presidenta de la Asociación de Esposas de Suboficiales y Sargentos, Marisol Aranda, con la voz quebrantada por la determinación adoptada por las Fuerzas Armadas, dijo que de emergencia se convocó a todas las parejas e hijos de los militares a una movilización en rechazo a la determinación de las fuerzas castrenses.

Anoche, algunas esposas se reunieron en las dependencias de la sede de los suboficiales y sargentos. Para hoy se espera una reunión en la que se determinen las medidas de presión que se asumirán de aquí en adelante para respaldar a sus cónyuges.

Objetivo. Los suboficiales que están en vigilia, en su sede, se vieron consternados por la noticia, pues ellos calificaron la medida de radical y que tiene un objetivo de amedrentar al sector movilizado para que cesen en sus demandas.

“Estamos a la espera de una información oficial de parte de nuestros dirigentes que se encuentran en la sede de gobierno para asumir nuevas medidas”, afirmó un suboficial, que prefirió no identificarse.

Los uniformados contaron que cerca de 80 personas se sumaron a la protesta, pese a existir la amenazas de las autoridades militares de iniciar un sumario y retiro de sus fuentes de empleo bajo el argumento de la inasistencia a sus oficinas.

Aranda, pidió la intervención del presidente Evo Morales, quien embanderó la lucha contra la discriminación y el colonialismo. “No pueden echar a nuestros esposos de la noche a la mañana, quienes vienen sirviendo a la Patria entre 20 y 30 años”, dijo la representante. Además, otra de las esposas movilizadas denunció que enviaron a ese sector agentes que amenazaban con el despido de sus esposos de las FFAA.

Un reporte de la agencia ANF señala que en Trinidad, capital del Beni, cinco esposas de suboficiales instalaron un piquete de huelga de hambre al que, según adelantaron, se sumarán otras más que llegarán de diferentes unidades militares acantonadas en ese departamento. La movilización también se dio en Tarija.

En el valle definirán nuevas acciones

Angélica Melgarejo

Las esposas de suboficiales y sargentos de las Fuerzas Armadas se declararon en emergencia frente al alejamiento de la institución de 702 efectivos de baja graduación, por lo que definirán hoy nuevas medidas de presión, sin descartar crucificarse. En Tarija las cónyuges marcharon por la ciudad.

Para las mujeres la expulsión deja “sin el pan del día” a las familias de los uniformados, que anticiparon sacar a sus hijos de los establecimientos educativos y masificar las medidas de presión.

La huelga de hambre cumple el quinto día, seis mujeres persisten en la extrema medida que será masificada. “Estamos esperando reunirnos con nuestras bases, no vamos a bajar la guardia, no tenemos miedo, esto solo es para desprendernos de lo que estamos pidiendo, la descolonización de las Fuerzas Armadas”, dijo.

Agregó que si no dejan sin efecto las bajas y no ponen en agenda el proyecto de ley de reforma de las Fuerzas Armadas, continuarán las movilizaciones y no descartan crucificarse porque ahora no solo serían esposas y familias en el tema, sino se sumaría el pueblo. La determinación del sector será informada hoy en una conferencia de prensa, pero convocó a  la población a apoyar las demandas.

Ante la baja de los uniformados, doña Maribel, esposa de un militar, advirtió que sacarán a sus hijos de las escuelas porque ya no tendrán con qué mantenerlos y no tendrán cómo generar dinero para el sustento. Remarcó que en las próximas horas se movilizarán exigiendo la reincorporación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia