Especiales

Soportaron problemas por fe y devoción

Seis varones se vistieron de ‘ñaupa chinas’ para la Auténtica Diablada

Música, alegría, fe y devoción en el Carnaval de Oruro 2016

Música, alegría, fe y devoción en el Carnaval de Oruro 2016

La Razón (Edición Impresa) / Marco Fernández / Oruro

02:30 / 07 de febrero de 2016

Después de que Christian Aliendre pasa de rodillas frente a la imagen de la Virgen de la Candelaria, en la iglesia del Socavón, se pone de pie y baja las escalinatas sin dar la espalda a la Patrona de los orureños.

Él no es un bailarín cualquiera de la Gran Tradicional Auténtica Diablada Oruro, sino que forma parte de los ocho bailarines varones que visten pollera, chaquetilla y careta para participar como “ñaupa china”, que, según Christian, se originó en la época minera, cuando solo los varones tenían permiso para interpretar esta danza, y que se caracteriza por ser la compañera del diablo más antiguo, que incita a la mujer a convertirse al pecado.

“Es un sentimiento que no tiene palabras para poderlas expresar, provoca una emoción enorme estar a los pies de la Mamita del Socavón, por lo milagrosa que es y cumpliendo una promesa por los favores que nos da”, señala siempre mirando la figura que se encuentra en la parte central superior del fondo del templo, mientras que una banda de música interpreta la tradicional balada religiosa A vuestros pies Madre.

Promesa. Cansados por el recorrido, satanases, luciferes, diablos, osos, jucumaris, chinas supay y ángeles hacen lo mismo que la “ñaupa china”, con los hombros y la cabeza bajas en señal de respeto. Algunos susurran rezos y otros miran con los ojos llorosos a la Virgen, pero la mayoría tiene un semblante de orgullo por haber cumplido la promesa.

Si bien Christian reconoce que el monto económico para bailar  es elevado, afirma que “para la Virgen no hay precio ”.

Con la misma devoción, Germán Cortez se ha despertado muy temprano y es uno de los primeros miembros de la Fraternidad Morenada Central Oruro en arribar a la calle Aroma, donde se concentran los conjuntos folklóricos.

Está afanado en estar presentable con su traje, por lo que es ayudado por su hermano y su cuñada en los últimos detalles. Después de 17 años de participación en la peregrinación por la Mamita del Socavón, indica que repetirá la experiencia en los próximos años. “Mientras persista la fe, siempre vamos seguir peregrinando”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia