Especiales

Los años iniciales de la República

La ausencia de patriotas de larga data en el nacimiento de Bolivia, fue una de las razones por las que la independencia significó un gran cambio político

La Razón / Fernando Cajías - Historiador y miembro de la Fundación Cultural “Huáscar Cajías K.”

00:13 / 06 de agosto de 2012

Después de un largo proceso de lucha por la independencia se fundó la República de Bolivia, el 6 de agosto de 1825. Los Katari de Chayanta, Julián Apaza y Bartolina Sisa de La Paz, Santos Mamani de Oruro, sufrieron trágica muerte por ser rebeldes, en 1781; 18 años después sucedía lo mismo con Murillo, Sagárnaga y una decena de ilustres representantes de la élite paceña, así como uno de los Zudáñez de la ciudad de La Plata. Casi todos los guerrilleros, como los esposos Padilla, Muñecas, Warnes murieron durante la  contraofensiva española de 1816. Tampoco estaban presentes ese año del nacimiento de la República el negro Franciscote y el chiriguano Cumbay.

Así que los viejos luchadores no pudieron ser partícipes de ese día glorioso del nacimiento de una nueva República, salvo José Miguel Lanza, que esperó a Antonio José de Sucre en La Paz aquel febrero de 1825. Esa ausencia de los patriotas de larga data y la presencia excesiva de patriotas de poca data, es una de las razones por las que la independencia significó un gran cambio político, pero no económico, ni menos social.

La República nació con el Ejército Libertador, ejército invencible que con su sola presencia evitó las primeras pretensiones de países vecinos sobre los territorios de Atacama y Mato Grosso; pero poco a poco ese ejército se convirtió en una carga, casi imposible de solventar.

Simón Bolívar, pero sobre todo Sucre, intentaron profundas reformas como la libertad de culto, la libertad de los esclavos, las reformas educativa y tributaria, pero fracasaron en todas por una profunda oposición de los grupos conservadores. Se eliminó el tributo de los indios y se trató que todos paguen impuestos, pero fue imposible y a poco se restituyó el tributo indigenal para poder pagar los sueldos, sumado a lo que todavía daba la minería de Potosí.

No cambió por la tanto la herencia del vasallaje ni la forma antigua de explotar las minas, sino hasta 50 años después. Lo que cambió fue el comercio, se eliminó el monopolio comercial de España a cambio del libre cambio, pero ese libre cambio que permitió la llegada de cientos de productos ingleses tuvo una clara oposición de los artesanos que vieron afectados sus intereses.

Mientras Europa vivía la derrota de las ideas de la Revolución Francesa y estaba gobernada, en su mayoría, por viejos monárquicos; mientras Estados Unidos de Norteamérica se convertía en paladín de la libertad, mientras no sea para los negros o los indios, en Hispanoamérica se fundaban decenas de repúblicas, adelantándose, en la práctica, a los europeos.

Los republicanos europeos observaban cómo América, la anglo y la hispana, se convertía en el mejor ejemplo del triunfo de la ideología de la Ilustración, pero esas repúblicas no lograron institucionalizarse por la lucha, no pocas veces sangrienta, entre conservadores y liberales, entre unitarios y federales, entre ricos y pobres, entre libre cambio y proteccionismo, entre católicos y laicos, entre americanistas y nacionalistas, entre ciudad capital y otras ciudades,Bolivia no fue una excepción en el orden y el desorden que se produjeron apenas fundada la República. A diferencia de los colombianos, no fueron los civiles ni los abogados los que tomaron el poder, fueron los militares. Hasta la Guerra del Pacífico predominó el militarismo, con su carga de herencia de los méritos militares durante la independencia. Los cambios de presidente se dirimían en los cuarteles y no en las urnas; así en la práctica, la democracia estaba restringida a los que tenían ingresos y sabían leer y escribir, pero sobre todo sometida al general de turno.

Un cambio político y social importante fue la desaparición del requisito de limpieza de sangre para ocupar un cargo político de importancia; las barreras que separaban a criollos y mestizos se rompieron, la frontera se volvió tenue y se consolidó la movilidad social, aunque eso no eliminó los prejuicios contra los llamados “cholos”.

Muchas de las ciudades-región que fundaron los españoles se convirtieron en departamentos: La Plata, Oruro, La Paz y Cochabamba; otras como Potosí, disminuyeron su territorio, al perder jurisdicción sobre Tarija y Atacama que junto a Santa Cruz, también se consolidaron como departamentos. Si bien, no con la fuerza de otros países, los problemas regionales se presentaron desde el inicio de la vida republicana.

Así nació la flamante República, con sus luces y con sus sombras; así nació Bolivia, con sus múltiples facetas y grandes problemas, pero también con una decidida acción de consolidar la flamante nación boliviana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia