Especiales

El argentino Jorge Bergoglio es el primer pontífice latinoamericano

Histórico. El cardenal jesuita, de 76 años, usará el inédito nombre de Francisco

Presentación. El papa Francisco saluda desde la Basílica de San Pedro.

Presentación. El papa Francisco saluda desde la Basílica de San Pedro. AFP.

AFP / Ciudad del Vaticano

01:31 / 14 de marzo de 2013

El argentino Jorge Bergoglio se convirtió contra todo pronóstico en el primer papa latinoamericano en la historia y eligió el nombre de Francisco, nunca usado hasta ahora por un pontífice, en el inicio de una nueva era para la Iglesia Católica. Todos los líderes latinoamericanos, así como los Estados Unidos y la Unión Europea, saludaron esta inesperada elección, que marca también una página de la historia americana.

En su primera aparición en el balcón de la Basílica de San Pedro, ante decenas de miles de fieles enfervorizados, el nuevo papa bromeó tímidamente sobre el hecho de que los cardenales lo hubieran ido a buscar “al fin del mundo”, después de 13 siglos de papas europeos.

Ya más en serio, el que también es el primer pontífice jesuita instó a los católicos a “emprender un camino de fraternidad, de amor” y “de evangelización”, en un momento de importantes desafíos para una Iglesia de 1.200 millones de fieles, más del 40% de los cuales vive en América Latina, donde se ve sin embargo desafiada por las iglesias pentecostales.

Homenaje. Vestido con su nueva sotana blanca y con una cruz de madera en el pecho, Francisco, de 76 años, también rindió tributo a su predecesor, Benedicto XVI, que renunció al cargo el 28 de febrero, y con el que tendrá que convivir en el Vaticano.

Antes de impartir su bendición urbi et orbi (a la ciudad y al mundo), este hijo de un trabajador ferroviario de origen italiano y un ama de casa pidió a los fieles, turistas y curiosos presentes en la plaza de San Pedro un “minuto de silencio” para orar por él. Fue un gesto sorprendente, casi una revolución para el líder de la Iglesia. La misa de entronización de Francisco tendrá lugar el martes 19, día de San José, apenas días antes del inicio de la Semana Santa, y a ella deberían asistir numerosos mandatarios.

Su primer viaje importante debería ser a Brasil, el país con el mayor número de católicos del mundo, para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se llevará a cabo en Río de Janeiro en julio. Bergoglio figuraba en las apuestas muy por detrás de los principales favoritos, entre ellos el brasileño Odilo Scherer.

Bergoglio goza de gran prestigio por sus dotes intelectuales. Dentro del Episcopado argentino es considerado un moderado. Con esta elección concluyen cuatro semanas inéditas en la historia moderna de la Iglesia después de la renuncia inesperada de Benedicto XVI, alegando “falta de fuerzas”, un hecho sin precedentes en los últimos siete siglos.

El nuevo pontífice tendrá que responder a los escándalos que estallaron durante el último pontificado, como el de los abusos sexuales a menores o el caso “Vatileaks” de filtración de documentos confidenciales del papa que terminó por revelar una trama de abuso de poder en la Curia, el gobierno central del Vaticano.

Esta crisis con múltiples aristas le obligaría a adoptar reformas, simplificar sus estructuras, introducir nuevas maneras de tomar decisiones en forma colegial y sobre todo hacer limpieza en sus finanzas por las críticas a la falta de transparencia en la gestión del banco del Vaticano.

A estos problemas, se suma una pérdida de influencia de la Iglesia debido a la disminución de fieles y a las críticas de católicos por hacer oídos sordos a la evolución del mundo moderno en temas como el papel de la mujer en la Iglesia y la sexualidad.

Carta de Fernández a Bergoglio

Tareas

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, saludó ayer la elección de Jorge Bergoglio como nuevo papa y le deseó una “fructífera tarea pastoral”, en una carta    difundida por    el Gobierno.

Religión

“Es nuestro deseo que tenga (...) una fructífera tarea pastoral (...) en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y la paz de la humanidad”, afirmó Fernández, quien profesa la religión católica, pero mantiene una fría relación con el cardenal argentino.

Rivalidad

El mayor pico de la tensión entre Bergoglio y Fernández se produjo en 2010, cuando el Congreso aprobó el matrimonio gay, lo que convirtió  a Argentina en el primer país latinoamericano en contar con esa legislación. AFP

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia