Especiales

Las cartas que nunca llegaron a su destino

El Ejército chileno habría perdido aproximadamente 5.000 hombres en la contienda, Bolivia entre 3.000 y 4.000 y Perú el doble, lo que suma un aproximado de 15.000 muertos en la Guerra del Pacífico, según refiere el historiador militar boliviano Tomás Peña y Lillo.

La Razón (Edición Impresa) / Yuri Flores / La Paz

03:29 / 23 de marzo de 2015

Si algo pasa no llores, hoy hubo misa muy temprano en el campamento, los curas dan mucha fe. En la noche todo es silencio…”. Este es un pequeño fragmento de la carta de un soldado boliviano que participó en la Guerra del Pacífico en 1880. La misma estaba dirigida a su esposa que vivía en Oruro, pero no llegó a su destino, porque el combatiente falleció en el campo de batalla y no pudo entregar el mensaje al correo.

Tras una excavación realizada en 1964 en el campo del Alto de la Alianza en Tacna, Perú, se hallaron en una fosa restos de los combatientes de los tres países que disputaron la contienda. Al interior de los morrales que llevaban algunos de los soldados se encontraron misivas casi ilegibles por la acción del tiempo y la humedad de los arenales del lugar.

Según el periódico El Litoral (Bolivia, 1966), los cuerpos todavía conservaban los uniformes casi descoloridos y las escarapelas de metal con las cuales se pudo establecer la nacionalidad de cada uno. En las cartas escritas, que no llegaron a sus respectivos destinos, también se refleja el ambiente y las condiciones en las que se encontraban los soldados durante la contienda.

La cifra exacta de los muertos en la Guerra del Pacífico no pudo ser establecida de forma oficial, pero se calcula que hubo entre 14.000 y 15.000 víctimas fatales y el doble de heridos, según el historiador e investigador militar boliviano, general Tomás Peña y Lillo.

La Carta de un soldado chileno dirigida a su hermano

“Te mandará algo de dinero y muchas otras cositas. Parece que vamos a ir a Lima muy pronto”.

Soldado boliviano escribe a su esposa

“Cuida de las guaguas, aqui estamos bien, los parientes me han atendido siempre, pero hace días que no bajo a Tacna, estamos en el campamento y muy pronto vendrá la batalla, mándame con Tejerina mi poncho café, las botas y las herramientas de herrar, hay mucho que hacer esto será grande, habrá mucha pelea...”.

Carta de un soldado del ejército de perú

“Hemos tenido una revista y nos han entregado algunos rifles nuevos. Estamos armando unas carretas para llevar la artillería. En la estación se están fundiendo balas, mándame mis herramientas que ahora las necesito y pide a don Nicolás las tenazas de la fragua. No tengas pena y cuida de los chicos”.

Misiva de boliviano dirigida a su novia

“Hoy vine a la ciudad a traer agua y aprovecho de escribirte unas líneas, parece que estamos en vísperas de una batalla, no sabemos cuándo. Tal vez el recuerdo te acompañe. Hace 20 días que recibí la última carta y contesté...”.

Carta de soldado peruano a su novia

Días antes de la batalla. “Tenemos muchas esperanzas, nuestros jefes nos alientan, estamos mezclados con las tropas de Bolivia y hay camaradería… no te desilusiones. La Virgen de Cayma hará nuestra la victoria. Ellos (chilenos) están en Locumba y pronto llegarán, tengo muy pocas balas, pero la Patria exige todo de nosotros”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia