Especiales

El departamento cautivo del Litoral

Limitaba al norte con la provincia Nor Lípez (Potosí) y el departamento de Tarapacá (Perú). Al este con Sur Lípez (Potosí) y las provincias  Los Andes y Catamarca de Argentina. Al Sur con Chile y Catamarca.

MAPA histórico del litoral. Elemental de Bolivia, año 1894, fuente: Instituto Geográfico Militar (IGM).

MAPA histórico del litoral. Elemental de Bolivia, año 1894, fuente: Instituto Geográfico Militar (IGM).

La Razón (Edición Impresa) / Yuri Flores / La Paz

03:01 / 23 de marzo de 2015

El departamento de Litoral, territorio usurpado por Chile en 1879 con la invasión que dio paso a la Guerra del Pacífico, fue creado el 12 de enero de 1867, durante el gobierno del presidente Mariano Melgarejo.

En el nacimiento de Bolivia a la vida republicana (1825), Litoral, que tenía una extensión de 154.393 km2 —más grande que el departamento de La Paz (133.985 km2)—, era uno de los seis “partidos” de la intendencia o presidencia de Potosí. Pasó a ser una provincia por determinación del mariscal Antonio José de Sucre.

De acuerdo con una revisión hemerográfica de los periódicos Antofagasta y El Litoral, ese departamento contaba con dos provincias: La Mar con su capital Cobija, que además era capital del departamento; y Atacama, con su capital San Pedro de Atacama. Luego se establecieron Mejillones, con su capital Antofagasta; Loa, con su capital Tocopilla, y Caracoles, con su capital del mismo nombre. Según datos ofrecidos por el historiador militar general Tomás Peña y Lillo, la población del territorio arrebatado era de aproximadamente de 15.000 habitantes, la mayoría de origen chileno.

Contaba con cuatro puertos: Antofagasta, Mejillones, Cobija —llamado La Mar— y Tocopilla, donde descargaban y anclaban los barcos y buques bolivianos y de otros países. También pertenecían a Bolivia las bahías de Mejillones y Cobija, notable por sus fondeaderos; la de Endimión; la de Algodonales en Tocopilla; la de Moreno o Playa Brava en Antofagasta, con una cadena de arrecifes; la de Herradura, situada al sur de la Punta de Lobos; la de Jorjillo y La Chimba situados al este y al sudeste del Morro de Moreno y al norte de Antofagasta. En aquel departamento que perteneció a Bolivia existen montañas  como Viscachilla, a 5.809 metros de altura; Tapaquilcha, a 5.899; Aucasquilucha, a 6.175; Napa, a 4.300 y Huasco —con dos puntas— a 5.030 metros de altura.

Con relación a las riquezas naturales, en el Litoral se explotaba el guano (excremento de aves costeras) y salitre de los yacimientos de nitrato de sodio. Además, es una zona con vetas de plata, cobre, níquel, oro, alumbre, cristal roca, esmeraldas, ágata y bórax.

Ese territorio era atravesado de norte a sur por la Cordillera de los Andes y por el desierto de Atacama. Se dividía en cuatro zonas geográficas. La primera nacía en las quebradas de Huatacondo y abrazaba el macizo de las serranías rodeada por el río Loa y los cerros de Limón Verde y Caracoles. La segunda comprendía la región que asimila a la Cordillera de los Andes, compuesta por el volcán Olca, los nevados de Ancanquilcha, Palpana, Polapi, San Pedro, San Pablo, Paniri, Pumaurco y Linzor.  La tercera estaba conformada por los grupos de serranías diseminadas en la región llamada Puna cuya altitud media oscila entre los 3.500 y 4.000 metros. Figuran el volcán Ollagua (Ollagüe), los cerros de Tarapaquilcha, los nevados de Laguna Colorada, Torque, Quetena, Zapaleri, Lina, Antofalla y Mojones.  La cuarta, considerada como prolongación de la Cordillera Real, tiene la elevación de los cerros Chorolque, Santa Isabel, Lípez, Granadas, Inca Huasi, Acay y la serranía de Cachi.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia