Especiales

El día fue ‘censacional’ para las redes sociales en el país

El Twitter y el Facebook se llenaron de mensajes irónicos e información

La Razón / Rubén Atahuichi / La Paz

01:22 / 22 de noviembre de 2012

La jornada transcurrió “censacional” y hasta “censual” para algunos que tienen cuentas en las redes sociales Facebook y Twitter, que además de constituirse en grandes medios de información fueron espacios para la ironía popular sobre el censo de ayer.

“Mientras tú me ignoras, el empadronador me hace preguntas censuales”, escribió la noche del martes @OlgaViota, quien a la vez hizo de empadronadora. En minutos, la palabra “censual” se convirtió en pretexto para idear percepciones sobre el evento.

Alguien quiso zafarse brevemente de Twitter para atender a quien tocaba el timbre. “Esperen un ratito. Voy a ayudar a los empadronadores a tirar abajo ese portón. Cualquier cosa, ya saben que sí o sí seré censacionalizada”, dijo @GabrielaIchaso.  Otra estaba impaciente ante el dilema de cocinar o esperar ser censada. “Uslero, margarina, harina y ni un empadronador/ra a la vista”, tuiteó @tanlogico.

Pertenencia. En el Facebook, la viceministra de Políticas Comunicacionales, Claudia Espinoza, contó con sorna algunos detalles del empadronamiento. “Una jovencita, aplicando la boleta del censo, llega a la pregunta 29: ‘¿A qué tribu pertenece?’”.

Graciosa fue @jessicaolivares con relación a la “pertenencia” de la pregunta 29 del Censo de Población y Vivienda. “¿Pertenece a alguna nación o pueblo indígena? —No, alienígena”.@El_Dog también: “¿Pertenece a alguna etnia o raza? Soy el último de mi propia especie”.

No faltaron quienes colgaron en las redes las “evidencias” de que fueron encuestados, unas fotografías del sticker de “censada” en la puerta u otras con los empadronadores que les tocó. “¡Sonó el timbre! ¡Qué emoción!... Si no es churro, digan que tengo autismo”, se burló @_MaJo_ sobre quien debía ir a “censuarle”.

@verokamchatka cuestionó a quienes intentaron frenar el censo: “Pobres empadronadores/as de casas de rabiosos/as opositores/as. Recibirán toda esa rabia que diariamente mastican en la boca algunos/as”. 

“Censo respondido, sticker en puerta. Empadronador no se quería ir de casa, se puso a ver el partido Man City vs Real Madrid. Minutitos nomás”. @RicardoBajo contaba así la amistad que había  establecido con el voluntario.  Y @OlgaViota ensayó una despedida a su visitante casual. “¿Te vas? ¡Sólo fui un número para ti! No se enamore del empadronador sólo porque mantuvo la charla aún tras saber su edad”.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) instó a los bolivianos a participar de la cita cívica con el eslogan de “abre las puertas al censo”. “Abre la puerta al censo... no le hagas un Deszaire”, dijo @_Morelliana_, en alusión al grupo de rock que interpretó la canción oficial del evento. “Háganse un favor. No pongan a @patboliviatv, están los de Deszaire cantando ya saben qué”. @gabrielabolivia fue más inclemente con el conjunto.

Discusiones. Otro que no sabía cuándo llegaba el censador, escribió: “Abro a cada rato la ventana, y nada”. “Yo abro mi corazón al #CensoBo y nada...”, respondió @tanlogico. #CensoBo y #Censo2012 fueron los hashtag (clave) más usados en la red Twitter. Con ellos, los webactores o tuiteros podían (y pueden) informarse sobre el curso del acontecimiento.

Otra pregunta del censo que causó debate en el Twitter fue la 23, referida al parentesco con el jefe o la jefa del hogar. @AndrsGomezV, @mrduranch, @groveryapura, @roblaser y @fabianrestivo intentaron sin éxito establecer quién, entre el hombre y la mujer, tenía el papel. “¿Quién es Jefe de Hogar? Ella, digo. No, dice, es él. Le hacen caso, obviamente”, contó @roblaser. “¿Hubo coerción óptica?”, expeculó @AndrsGomez, y @fabianrestivo remató: ¡Escobástica! Aquí las sutilezas no funcionan”.

Si la juerga virtual fue entre los tuiteros, de las ironías no se salvaron algunos políticos, como el canciller David Choquehuanca, quien promueve el solsticio del 21 de diciembre, fecha fatal para el calendario maya y algunas profecías. “Crisis en el gabinete. Canciller protesta por un censo inútil dado que en un mes es el fin del mundo”, especuló @roblaser.

Tampoco los equipos de fútbol. “Wilstermanistas tranquilos: es día de censo, no ‘descenso’”. La frase pertenece a @tinchowww. No podía faltar la alusión a los periodistas. “Cuidado, ahora la prensa nos vigila y publica hasta los chistes de este mundo chacotero y criticón”, alertó @roblaser.

Lo cierto es que ayer hubo ajetreo en las redes sociales más que en las calles. “Santa Cruz parece el Sahara. Todo sea por el bien de nuestra amada #Bolivia”, describió @leofernandez1. Menos mal que no hubo “en boca censual”, como los típicos resultados “en boca de urna” de las elecciones. Quizás las ironías sigan estos días. ¡Censacional!

Otras frases en el twitter

Pajaritos

¿Qué pensarán los pajaritos de nosotros? “¡Epa! ¿Qué paso? Por qué no salen a hacer bulla como todos los días? ¿Es por algo qué hicimos? (@e_Iiana).

Deszaire

Si no te haces censar, Deszaire irá a tu casa para tocar la canción oficial del #CensoBo Ya sabes, abre tu puerta (@LaMalaPalabra).

Pregunta

Pregunta 98: ¿Busca su alma gemela en el tuister (Twitter)? (Que #CensoBO sirva para algo) (@e¿etceterum)

‘Hecho está, Bs 20 y un sándwich de cortesía’

(Olga Paredes)

Martes 20, horas 20.00. Reunión en la oficina censal. Los encargados  acampan por la seguridad de los documentos; nos presentan la bolsa censal para revisión. Todo en orden. Duermo a las 00.45, después de revisar los comentarios precensales en las redes sociales. Divago un buen rato pensando en la hora 0; los nacidos después no se registran, los fallecidos se registrarán como habitantes; pienso en zombies y en el ensayo del fin del mundo de la tarde anterior: supermercados vacíos, ¡todos por gasolina!

06.00. Despierto, ducha veloz, ensayo mi saludo de empadronadora, camino con actitud; “el mundo me pertenece”, llaman. Están esperándome, alguien se apoderó del mundo antes que yo, tomo un par de fotos al incensable Illimani, tras una mascarilla de niebla. Me pregunto cómo respondería el coloso la pregunta 29.

06.30. Bolsa en mano, me acerco al objetivo; el adolescente jefe de sector me despide con cara de “vuelve con tu escudo o sobre él”. Lleno la primera parte de la boleta; datos cartográficos en una grada.

07.15. Despierto a los primeros vecinos tras hostigarlos con el timbre de la puerta por un buen rato. Saludo fallido, al final sólo dije “el censo”. Un pequeño recuento. No he censado al pequeñín que gritaba y pateaba la puerta por salir, mientras gritaba “odio el censo”; me trago mi vergüenza junto con el sorbo de Coca-Cola de la casa anterior y regreso para enmendar el error.

13.30. He terminado las viviendas asignadas, veo a otros empadronadores al sol, sentados en la acera, en cajas de manzanas. Tuve suerte. No ha terminado, debo revisar las boletas y verificar todo: llenar los formularios resumen, que el jefe de sector revise lo que traigo, lo que hice, lo que me dio, lo que devuelvo. “Lápiz, goma y tajador son regalo”; vaya, yo quería el sujetapapeles. Revisión  del jefe de área; rompen un vidrio, susto general... un poco de sangre.

18.00. Hecho está, Bs 20 y un sándwich cortesía de mi junta vecinal. Me voy feliz con cara del deber cumplido. “Todo esto por un sándwich”, dice mi compañero.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia