Especiales

De granero a semillero de Bolivia

Productores son capacitados en la provisión de semillas de calidad, para garantizar la seguridad alimentaria

La Razón

00:00 / 14 de septiembre de 2012

El antiguo “granero de Bolivia” siembra hoy otro futuro. Cochabamba capacita a sus productores para que el departamento se convierta en el “semillero” del país. “No es que ya no seamos productivos, lo que pasa es que nuestra población y la frontera agrícola del oriente han crecido; por eso, apostamos a la provisión de semillas de calidad y, así, contribuir a la seguridad alimentaria”, señala Juan Ocaña, secretario de Desarrollo Productivo y Economía Plural de la Gobernación cochabambina

La crisis de semillas para abastecer el mercado nacional se presentó este año e impulsó a que la Gobernación y el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal pongan manos a la obra en un proyecto que incumbe a agricultores de los valles Alto, Central y Bajo, y del Cono Sur. La meta apunta a capacitarlos en el buen manejo y almacenamiento de semillas. “Estamos trabajando para mejorar las de trigo y maíz, ya que tenemos pedidos de Santa Cruz, Tarija y Sucre”.

Ocaña añade que esto permitirá que menos productores importen semillas y las compren a menor precio en Bolivia. “Hoy producimos sólo 20% de las especies de semillas que se usan en el territorio nacional”. Así, queda atrás la fama que Cochabamba alcanzó durante la época colonial, cuando se convirtió en uno de los más importantes centros agrícolas de la región, lo que se mantuvo hasta mediados del siglo anterior, cuando, por ejemplo, la mayor parte del maíz que nutría a los bolivianos salía de sus valles de Tarata, Punata, Cliza o Mizque.

MANUFACTURAS. El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia, Goran Vranicic, ratifica que el departamento “dejó de ser y no volverá a ser el granero de Bolivia”, y remarca que la vocación agrícola en terrenos reducidos debe ser aprovechada en productos con valor agregado, especialmente los destinados al cultivo del banano, la piña y el palmito. Paralelamente, plantea que Cochabamba va camino a transformarse en el centro manufacturero por excelencia, por su mano de obra de primera calidad en los rubros del cuero, los textiles y las artesanías.

La Gobernación informa que la economía local avanza gracias a tres motores: de los hidrocarburos, de la industria y de la agricultura. “El primero genera entre 70 y 80% de los ingresos departamentales y el restante 20 o 30% se divide entre las industrias y el sector agropecuario”, describe Ocaña. Los datos ratifican la transformación de la matriz productiva. Más aún, un informe del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal revela que La Paz y Santa Cruz son los que lideran, ahora, la producción de alimentos agropecuarios, ya que poseen a 30 de los 62 municipios “campeones” en el ramo, y Cochabamba solamente posee a diez.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba,  Jaime Ponce, asegura que su sector cumple con el desarrollo del departamento. Un ejemplo son los créditos del sistema financiero. “Nuestra participación en la cartera nacional de créditos alcanzó a 16% y se estima que en 2011 las inversiones llegaron a  $us 300 millones; ahora, buscaremos superar esa cifra hasta diciembre de este año”. En consonancia, esto permitió que crezcan los aportes privados a la economía cochabambina, manifiesta Carlos Flores, expresidente del gremio empresarial cochabambino.

Otros termómetros para medir este buen momento de los guarismos económicos cochabambinos son la creación de empresas y la contrucción, arguye Ponce; en lo primero hubo un alza de 18% hasta junio de este año, porque se establecieron 11.238 compañías formales; mientras que en el otro punto, de los más de 2,7 millones de metros cuadrados autorizados por las alcaldías del país para construcción, 883.125 correspondieron a Cochabamba.

Al margen de los hidrocarburos y como muestra del auge de las manufacturas en este departamento, Ponce describe que los sectores con mayor participación en el Producto Interno Bruto del año pasado fueron: el de la industria manufacturera, con 15%; el de comunicación y transportes, con 14,20%; el de establecimientos financieros, seguros, bienes inmuebles y servicios prestados a las empresas, con 9,33%, y el de la agricultura, silvicultura (desarrollo de los bosques), caza y pesca, con 8,77%. 

Para un mayor desarrollo del sector productivo, la Gobernación anuncia que este año invertirá Bs 41 millones en proyectos, de los que Bs 12 millones estarán destinados para la agricultura. Sin embargo, el plan no apunta a retomar el título de “granero de Bolivia”, sino a que Cochabamba gane el título de “semillero” de Bolivia, el primer eslabón de la cadena agricultora.

La situación económica según milenio

Informe • Un diagnóstico de la Fundación Milenio señala que “a partir de 2009, el departamento de Cochabamba siguió la misma tendencia de crecimiento del país, a medida que la economía mundial mostró signos de recuperación”.

Desaceleración • El informe añade que luego de haber crecido al 4,49% en 2010, sufrió una desaceleración de 4,17% en 2011, mientras Bolivia aún disfruta de los elevados precios internacionales de las materias primas que exporta, al haber crecido 5,17% en el mismo período, frente al 4,13% de 2010.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia