Especiales

Con una ‘lluvia’ de espuma y mucho ingenio, los niños vivieron el corso

El tradicional Corso Infantil recorrió el centro de La Paz en un día soleado

Pepinos ‘armados’ Niños usaron pistolas de agua de alta potencia; el arma fue letal.

Pepinos ‘armados’ Niños usaron pistolas de agua de alta potencia; el arma fue letal. Foto: José Lavayén

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:05 / 15 de febrero de 2015

Entre los infaltables pepinos, decenas de personajes de Chespirito y niños ataviados con trajes elaborados de material reciclable sobresalieron ayer en el Corso Infantil de La Paz. Hubo sol, pero también una intensa lluvia: una singular lluvia de espuma.

Un baño de espuma blanca cubrió cada centímetro del paseo de El Prado, que una vez más se convirtió en el escenario para que los niños —la mayoría acompañados por sus padres— festejaran el inicio del Carnaval.

La fiesta comenzó pasadas las 10.30 en la avenida Mariscal Santa Cruz con destino a la Plaza del Estudiante. En el recorrido cientos de pequeños lucieron disfraces de todo tipo, pero llamó la atención la gran cantidad de Chilindrinas, Chavos, Chómpiras y otros personajes creados por el desaparecido Roberto Gómez Bolaños, más conocido como Chespirito.

“He disfrazado a mi hijo de El Chavo porque desde que yo era niña lo veía y me gustaba. Además como se murió su creador, hemos decidido recordarlo”, contó Grissel Quispe, quien participó con su hijo de seis años.

La creatividad y el espíritu ecologista fueron otros aspectos relevantes, pues muchos de los atuendos se confeccionaron con cartón, papel, plástico o envoltorios en desuso. “Costuré estos trajes para mis hijos con bolsas recicladas del desayuno escolar”, dijo María Miranda, que diseñó atractivas blusas, blusones y faldas.

También destacó un Transformer armado con cajas y rollos de cartón que personificó un papá, quien llevó a su bebé “acoplado” y a muy buen recaudo.

Otro disfraz que se repitió bastante fue el de princesas, así como las pelucas de colores llamativos.

Una de las novedades del evento fue la presentación de los niños de la Saya Afro Boliviana, quienes con tambores y cánticos compartieron su cultura y alegraron a los asistentes que se dieron cita.

La edad de los participantes del corso osciló, aproximadamente, entre los seis meses y los 12 años. La banda municipal Eduardo Caba fue la que le puso la música a la soleada mañana.

El calor dio paso al juego con agua, aunque con menos intensidad que en años pasados; la reina fue la espuma y los vendedores de este producto hicieron su agosto. Nadie salió invicto y la mojasón y “espumeada” salpicó a todos.

En el palco oficial estaban el Ch’utita, la Cholita y el Pepinito 2015, entre otros personajes infantiles. “Esta entrada es muy hermosa, me alegra verla del palco porque estoy representando a todos los niños en este Carnaval”, exclamó Adalid Balboa, Pepinito 2015.

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia previno el extravío de niños. Durante la mañana se detectó un caso, pero el pequeño fue devuelto a sus padres.

El secretario de Culturas, Javier Escalier, participó con las soberanas de las carnestolendas, quienes se vistieron de pepinos.

“Es una felicidad estar en este desfile, donde los niños con su inocencia y alegría nos contagian. Agradecemos a los padres y a sus hijos porque nos llenan el corazón de felicidad”, indicó Francesca Urban, señorita del Carnaval. La batucada La Hora Loca cerró la fiesta con alegría con sus personajes en zancos dando brincos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia