Especiales

Los migrantes envían más dinero al país desde España

La mayor parte de los migrantes que salieron del país son de Potosí con el 23,36%, le siguen los de Cochabamba con el 22,65%, luego están los de Santa Cruz con el 19,94% y los de La Paz con el 16,82%.

Dos hermanas  se reencuentran luego de que una de ellas llegara procedente de España al Aeropuerto Internacional de Viru Viru. Después de Argentina, en España hay más bolivianos. Foto: La Razón / archivo

Dos hermanas se reencuentran luego de que una de ellas llegara procedente de España al Aeropuerto Internacional de Viru Viru. Después de Argentina, en España hay más bolivianos. Foto: La Razón / archivo

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Lazcano / La Paz

15:19 / 10 de agosto de 2015

Aunque la falta de empleo en España —producto de la prolongada crisis que se vive en ese país europeo desde 2008, alivianada un poco por el lento proceso de recuperación que está mostrando su economía— ha hecho retornar a miles de compatriotas al país en los últimos meses, las remesas enviadas a Bolivia desde la nación ibérica representan algo más del 40%. En otras palabras, de cada 10 dólares que reciben las familias bolivianas en el país, cuatro provienen de la “madre patria”.

El último reporte del Banco Central de Bolivia (BCB) da cuenta que la economía boliviana recibió $us 460,5 millones en remesas entre enero y mayo de 2015, un 2,1% menos que los $us 470,3 millones recibidos en el mismo periodo de la gestión pasada.

La comunidad boliviana en España aportó un 40,7% de las remesas, el resto provino de Estados Unidos (16%), Brasil (9,7%), Argentina (9,6%), Chile (6,2%) y otras naciones (17,7%). Por destino, las remesas llegaron a los departamentos de Santa Cruz (41,2%), Cochabamba (30,7)%, La Paz (16,5%) y al resto de Bolivia (11,6%), según los datos preliminares del instituto emisor.

La Razón informó el 14 de abril que la estabilidad económica del país y la crisis financiera por la que atraviesa España han provocado en el último año el retorno de miles de compatriotas que trabajaban, fundamentalmente, en el sector de la construcción.

De acuerdo con datos oficiales, se estima que aproximadamente 150.000 connacionales residen en España, de los que unos 22.000 afincados en la Comunidad de Madrid han retornado al país en el periodo enero 2010-junio 2014.

“Los bolivianos que retornan al país fueron afectados por la crisis económica financiera y la crisis del mercado de trabajo, puesto que la mayoría de ellos trabajaban en el sector de la construcción”, señala el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas en una nota de prensa. Este fenómeno ha generado una caída en las remesas que son enviadas por los trabajadores bolivianos en el exterior.

Con el retorno de los compatriotas al país también se registra una reducción de la cantidad de remesas familiares que llegan desde España, que además es el principal país de origen de estos recursos para Bolivia, asegura el Ministerio de Economía.

Añade que la estabilidad económica que registró el país luego de la aplicación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, a partir de 2006, y la crisis económica financiera que vive España desde 2008 “estimularon el retorno voluntario a Bolivia de muchos compatriotas que radicaban en ese país europeo”.

En los últimos nueve años, Bolivia registró un crecimiento sostenido de la economía. En 2013 alcanzó un crecimiento histórico de 6,8% y en 2014 marcó una expansión económica del 5,5%. Por el contrario España, desde 2008, pasa por una crisis económica que derivó en una evolución adversa de sus indicadores económicos por lo cual el Producto Interno Bruto de ese país presentó cifras negativas entre 2009 y 2013 y su tasa de desempleo alcanzó más del 20% de su fuerza laboral.

Los resultados oficiales del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012 muestran que el principal país de destino de los migrantes bolivianos es Argentina con el 40,55%, le sigue España con el 20,20%, Brasil con el 9,67%, Chile con el 5,56% y Estados Unidos con el 3,2%. A estas naciones le siguen Italia con el 1,46%, Perú con el 0,54% y Cuba con el 0,45%. El restante 18,31% corresponde a otros países. El informe revela además que las naciones donde menos migran los compatriotas son Australia, Canadá y Suecia.

La mayor parte de los migrantes que salieron del país son de Potosí con el 23,36%, le siguen los de Cochabamba con el 22,65%, luego están los de Santa Cruz con el 19,94% y los de La Paz con el 16,82%, según los datos del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012. Ahora, de los 31.313 residentes bolivianos que viven en Chile, el 25,74% son potosinos, el 20,40% cruceños, el 18,52% paceños, el 13,62% cochabambinos, el 10,73% orureños y el 10,97% de otras regiones.

El censo revela además que la mayoría de los migrantes que buscan un futuro en el exterior son jóvenes. El segmento mayor es el comprendido entre los 20 y 24 años, los dos siguientes son los de 15 y 19 años y de 25 a 29 años. Esto significa que más del 60% de los que emprenden esta medida están comprendidos entre 15 y 29 años, estudiantes y con potencial fuerza de trabajo. El 50,90% de los que salieron del país son mujeres y el 49,09% varones.

Además de España, Estados Unidos, Argentina y Brasil, los bolivianos también migran a otros países como Chile, donde se pagan elevados salarios. Según datos del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012, Chile ocupa el cuarto lugar, después de Argentina, España y Brasil, como destino preferido por los bolivianos para migrar. Tarapacá y Antofagasta, en el norte de Chile, son las regiones preferidas por los habitantes del occidente del país para migrar, debido a la cercanía con sus lugares de origen (Oruro, Potosí y La Paz, fundamentalmente). La mayoría de los connacionales se dedica a laborar en los sectores de la construcción, agricultura, minería y como estibadores en los puertos del norte chileno. Los salarios fluctúan entre $us 50 y $us 100 por jornal. Incluso se llega a pagar hasta $us 200 por día cuando son oficios calificados, como el de mecánico. Si se quedan en Arica, la mayoría de ellos consigue ocupaciones en áreas en las que las ofertas de puestos de trabajo no logran ser cubiertas por la fuerza laboral interna. La demanda se centra en la agricultura, el comercio, el servicio doméstico y, paulatinamente, la construcción. A mayo de este año, los bolivianos residentes en Chile enviaron a sus familiares en Bolivia $us 28,55 millones.

Las remesas representan cerca del 3,4% del PIB

Miguel Lazcano

A diferencia de otros países latinoamericanos, sobre todo de América Central, donde las remesas familiares representan más del 15% de su Producto Interno Bruto (PIB), en Bolivia ese porcentaje apenas llega al 3,4% y tiende a disminuir en la medida que su economía siga creciendo a tasas por encima del 5%.

Bolivia recibió el año pasado $us 1.163,6 millones por concepto de remesas, lo que representa apenas el 3,4% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, cifrado en $us 34.044 millones (2014).

De acuerdo con un informe del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), miembro del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el comportamiento de los flujos de remesas “para países como Bolivia y Paraguay, donde se experimentó un crecimiento económico positivo”, y además se observó una disminución en la llegada de estos recursos, “la proporción relativa de las remesas respecto al PIB disminuyó”.

El Fomin explica, en un informe divulgado en febrero de este año, que, desde la crisis financiera internacional de 2008-2009, y hasta 2013, las remesas que recibe la región de América Latina y el Caribe (ALC) no habían logrado crecer lo suficiente como para superar, o al menos alcanzar, los niveles observados en el 2008, año en el cual las remesas llegaron a su máximo valor histórico.

Sin embargo, al finalizar 2014, el monto anual total de remesas en dólares que recibió la región no solo fue superior en relación al del año precedente, sino también al del año 2008. La tasa de variación anual de remesas de 2013 a 2014 fue de 5,3%, crecimiento que significó un ingreso total de remesas para ALC de $us 65.382 millones.

En 2014, las remesas familiares recibidas por Bolivia sumaron $us 1.163,6 millones y disminuyeron en 1,5% respecto a lo registrado en 2013, cuando llegaron a $us 1.181,8 millones, por el retorno al país de los residentes bolivianos en naciones del exterior.

El principal país emisor de las remesas hacia Bolivia aún es España con el 44,6% de participación del total de los envíos, mientras que Estados Unidos se ubica en un segundo lugar con el 16,5%. A estos países le siguen Argentina con el 8,3%, Brasil con el 7,6%, Chile con el 7,4% y el restante 15,7% proviene de otras naciones.

El departamento de Santa Cruz es el mayor receptor de los envíos provenientes de los migrantes con el 40,2% del total, le siguen Cochabamba con el 29,5%, La Paz con el 16,4% y el resto de las regiones recibe el 14%, según datos preliminares del Banco Central de Bolivia (BCB).

En 2013, las remesas familiares recibidas del exterior llegaron a $us 1.181 millones y se incrementaron en 8% con relación a 2012 ($us 1.094 millones). La última cifra representa un crecimiento del 8,1% de los envíos de los migrantes bolivianos respecto a lo anotado en 2011 ($us 1.012 millones).

En la región, Colombia es el principal receptor de remesas familiares ($us 4.093 millones recibidos en 2014), seguido de Perú ($us 2.639 millones), Ecuador ($us 2.462 millones), Brasil ($us 1.910 millones) y Bolivia ($us 1.164 millones), entre los más importantes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia