Especiales

La mano de obra local abrirá brecha para la carretera

La movilización saldrá desde San Ignacio y abrirá la ruta a la empresa OAS

La Razón / Jorge Quispe / Trinidad

18:53 / 01 de diciembre de 2011

En el automovilismo deportivo, el coche cero abre la carretera y luego ingresan los vehículos. Algo similar pasará desde el 25 de diciembre,cuando un grupo de indígenas abrirá la ruta entre Santo Domingo y Areruta, para que luego ingrese la maquinaria de la empresa OAS.

Esta vía forma parte de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. “Sí, va a ser por donde era nomás la carretera. Vamos a abrir la brecha y va a ser desde Santo Domingo hasta Areruta, creo que son como unos 80 kilómetros”, dice el alcalde de San Ignacio de Moxos, Basilio Nolvani, quien impulsa esta construcción.

La autoridad estuvo hace dos semanas en Oromomo, Santo Domingo y Areruta para socializar entre los comunarios los beneficios de esta vía por el corazón del TIPNIS. “Por estos días nos reuniremos con los corregidores, además de San Francisco, San Lorenzo, Ushve y Totora;  es decir, todas las comunidades que son del Sécure Alto, para luego marchar”.  

MACHETE. La idea de Nolvani es marchar con los indígenas, que además irán con machete en mano para abrir la senda que luego formará la carretera que la empresa brasileña OAS pretende construir en esa región.

El anuncio de la nueva marcha se produce sólo a menos de tres semanas de la visita del presidente Evo Morales a Santo Domingo, donde demandó el apoyo a los indígenas para que la vía se construya.

El Primer Mandatario pidió a los pobladores que asuman la construcción de la carretera e instó a sus bases a movilizarse para exigir la culminación de la ruta, para la que “ya existen recursos y sólo falta el segundo tramo”. Agregó que él salvó su responsabilidad consiguiendo el crédito para la construcción de la carretera y también promulgando la ley corta, por lo que ahora está en manos de los habitantes exigir la vía.

A diferencia de otras comunidades, en Santo Domingo, donde estuvo el presidente Morales, apoyan abiertamente la construcción de la carretera. “Queremos que se haga el camino, porque eso nos traerá progreso y una posta de salud”, opina Herminio López, comunario de esa zona.

OAS.Para otros, esta nueva marcha busca otros fines. “Son Waldo Pizarro (dirigente de San Borja) y Osney Martínez (diputado de Convergencia Nacional) los que impulsan esa marcha a Santo Domingo, porque quieren meter a sus empresas al TIPNIS”, acusa Juan Flores, poblador de Oromomo. Este pueblo y La Asunta son contrarios a la carretera, y están arriba de Santo Domingo.

En tanto, la maquinaria de la empresa OAS se moviliza desde San Ignacio a Monte Grande, que forma parte del tramo III (aún no se sabe por dónde ingresará el II tramo).

En Moxos, la tarea es febril todos los días. La Razón pudo comprobar que mientras una veintena de camiones limpia la zona, motosierristas parten troncos a los costados de la carretera, y a ellos se suman gigantes tractores y skidders que llevan material y habilitan lo que será en semanas más el nuevo campamento de OAS, a unos metros de El Retiro, a una hora y media de San Ignacio.

Presencia brasileña aumenta

En los pocos restaurantes y los hostales de San Ignacio de Moxos, los brasileños abundan. “Yo quise trabajar como chofer, pero pedían muchos requisitos; ellos han traído a su gente para trabajar aquí”,    se queja un chofer camionero nacido en San Ignacio. En agosto, cuando este medio visitó la capital mojeña, no había tanta presencia brasileña como la  que hay ahora.

                                   La pesca se incrementará

En agosto, cuando el diario La Razón visitó el río Sénero, a una hora de San Ignacio de Moxos, una familia de delfines de agua dulce jugaba allí.  

El último 16 de noviembre, un puente de hormigón, que forma parte de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, se construía en el lugar y no había rastros de los delfines. Los bufeos bolivianos o Inia boliviensis viven a lo largo de cerca del 90% de los ríos de esa región del país.

Para Paul van Damme, de la organización Faunagua, quedó demostrado cómo algunos puentes produjeron la fragmentación de pequeñas poblaciones de bufeos rosados. “En algunos casos se rompe la comunicación entre los delfines machos y las hembras por estos puentes”, precisa.

El especialista considera que con la construcción de esa vía caminera entre Cochabamba y Beni habrá una sobreexplotación del recurso pesquero. “En el tramo Cochabamba-Santa Cruz, que atravesó 14 ríos, hay una sobrepesca”, denuncia.

El agrónomo Paz Imanoel Callizaya es del mismo criterio. “Es casi seguro que la pesca va a incrementarse en esta región del Beni”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia