Especiales

La población crece, pero los recursos no cubren las necesidades

Hoy se cumplen 27 años del nacimiento de la ciudad más joven de Bolivia.  Su crecimiento es innegable, así como su desarrollo en varias áreas; sin embargo, los recursos disponibles para atender la salud, la seguridad y otros servicios (luz, agua potable y recojo de basura) son insuficientes.

CAOS. Al caer la noche, la Ceja se llena de gente y vehículos que transitan desordenadamente.

CAOS. Al caer la noche, la Ceja se llena de gente y vehículos que transitan desordenadamente.

La Razón

04:22 / 06 de marzo de 2012

Los indicadores demográficos 2011 del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que El Alto cuenta con 974.754 habitantes. Son “casi un 40% más personas de las 649.958 que se registraron en el Censo de 2001”, dice el investigador y primer rector de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), Édgar Ramos.

Según el alcalde Édgar Patana, ese vertiginoso crecimiento exige muchas demandas para la Alcaldía, que este año sólo cuenta con recursos de coparticipación tributaria (Impuesto Directo a los Hidrocarburos IDH), es decir, Bs 133 millones de recursos propios. “El crecimiento es muy rápido y es mucha la demanda; ni aunque estemos 10 años en la Alcaldía podremos cumplir con todo”.

 Explica que una de las principales causas de la escasez de recursos es la falta de cultura tributaria. “La mayoría de los casi un millón de habitantes alteños no paga sus impuestos”.

Dice que es necesario que la población entienda que la ciudad va a desarrollarse con la participación y el aporte de todos. “Si tenemos una casa, un auto o un negocio, debemos pagar impuestos y así vamos a avanzar”, reflexiona la autoridad.

Debido a ese incumplimiento, la Alcaldía se ve obligada a subvencionar salud, energía eléctrica y educación, entre otros servicios. “Sin tener dinero, estamos pagando el SUMI (Seguro Universal Materno Infantil) y hasta el recojo de basura, y con los recursos que nos transfiere el Gobierno cubrimos la renta Dignidad”, justifica.

Patana afirma que a ese problema se suma la gran cantidad de gente que llega de las provincias. “Ellos, en su mayoría, se apropian de terrenos por la fuerza; también demandan conexiones de agua, alcantarillado, luz y mejoramiento vial, pero ni ‘estirando’ los recursos que tenemos alcanza”.

Édgar Velasco, oficial mayor de Desarrollo Económico Productivo del Gobierno Municipal, admite que el desarrollo demográfico originó también el incremento de “comerciantes de cuenta propia”. “Hasta el momento, son alrededor de 20 mil personas que se dedican a ese rubro, y el número crece cada día. Los comerciantes hacen suyas las calles de la ciudad y no pagan impuestos”.

El centro de ese comercio informal es la feria 16 de Julio. “Es una feria muy criticada, pero nos visitan de La Paz, otros departamentos y de las provincias, porque encuentran trabajos hechos por alteños y más baratos. Y los que vienen del contrabando también tienen su mercado”, describe.

OBRAS. El Alcalde indica que desde 2008 las autoridades dejaron deudas y un Plan Operativo Anual (POA) “inflado”. “El presupuesto asignado a obras no coincidía con los ingresos reales”.  

En 2007, la diferencia alcanzaba Bs 33 millones; en 2008 ascendió a Bs 149 millones; para 2009 la diferencia llegó a Bs 301 millones, y el 2010 llegó al nivel más alto, con Bs 562 millones. Ese monto representaba el 50% del presupuesto; la mitad de las obras programadas no tenían dinero para ser ejecutadas.

“Iniciamos nuestra gestión (mayo de 2010) con casi Bs 1.365 millones, pero la cifra real (disponible) no superaba los Bs 650 millones, y el 2011 rebajamos Bs 100 millones (de ese monto).  Seguía el POA sobredimensionado en demandas, por lo que los recursos no alcanzaban ni para la mitad de las obras”, explica Patana.

Afirma que, pese a esos inconvenientes, en 2011 se construyeron obras zonales inscritas en el POA con un costo menor a Bs 200.000, y se pagó puntualmente el desayuno escolar, el recojo de basura y el tratamiento del relleno sanitario.

Según el informe de la Alcaldía, de las 4.444 obras programadas en el POA 2011, 2.261 fueron concluidas, 618 están en proceso de ejecución, 749 están con trámites administrativos y 816 en elaboración de proyectos para ser consignados.

Sobre los compromisos a los que se dio continuidad, Patana menciona el financiamiento de Bs 16 millones (la mitad de su costo) del hospital de tercer nivel del Norte de la ciudad de El Alto, el avance de un 40% de la obra del Polideportivo y los trabajos de pavimentado rígido en las avenidas Pucarani, Litoral, René Vargas y Serapio Camacho.  

Señala que para 2012 su POA es de Bs 650 millones. “A ese monto se suma el saldo de caja en banco que alcanza unos Bs 300 millones y con otros proyectos que pudimos canalizar podremos disponer de  mil millones de bolivianos”.  

Adelanta que ese dinero servirá para la ejecución (financiera y física), para invertir en obras programadas en su campaña electoral y para atender demandas pendientes.

Como las obras más importantes, detalla la construcción de la Terminal de Buses, el Palacio Consistorial, el paso a desnivel en el cruce a Río Seco, canchas de césped sintético y obras viales (avenidas Santa Veracruz, Cívica y Néstor Galindo y la doble vía El Alto-Viacha), además de otras que están dentro de la jurisdicción del municipio.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia