Especiales

El testimonio de la dirigente tiene valor histórico

Dos periodistas y dos escritores afirman que la obra ‘va a perdurar’

Portada. El libro cuenta con varias ediciones y traducciones.

Portada. El libro cuenta con varias ediciones y traducciones.

La Razón / Óscar Ordóñez / La Paz

03:55 / 14 de marzo de 2012

Dos periodistas y dos escritores consideran que la obra Si me permiten hablar, de Domitila Chungara, tiene un alto valor histórico para las nuevas generaciones por el grado testimonial que revela. El escritor vallegrandino Manuel Vargas dijo que la obra de Chungara, al ser traducida a más de 15 idiomas y tener más de 20 ediciones, “se convierte automáticamente es un texto valioso”.

La misma opinión fue compartida por el historiador y periodista Carlos Soria Galvarro, quien sostuvo la idea de que “este libro tiene la virtud de haber hecho conocer al mundo cómo fue la realidad de las minas en Bolivia, en una época determinada”. “No hay otro libro en la historia de Bolivia con más traducciones y tantas ediciones”, añadió.

Manuel Vargas aseveró que no sólo ése es su único valor. “Hay que ponderar también otros aspectos. Por ejemplo, el hecho de que se trata de un testimonio de una mujer de las minas que lucha  por sus derechos, que nos muestra el lado humano de una madre de familia y cómo se enfrenta al poder de los militares”.

Para el escritor paceño Jaime Nisthauz, Si me permiten hablar es una obra que revela la vida concreta de una madre de familia en una época determinada. “Me ha iluminado bastante sobre el problema terrible de la gente que no precisamente es minera, sino de las bases que convierten al sector minero en nuestro país como fundamental”, explicó.

Nisthauz considera que la lucha más importante de Chungara es la huelga de hambre que, junto con otras cuatro mujeres, protagoniza en 1977, y con la que “derrotan al general Banzer”. “A través de la lectura de este libro, me atrevería a decir que ella fue la ideóloga de las mujeres del país, la que tenía más convicción. Eso y mucho más se siente en su libro”, explicó el escritor.

Para el periodista y exsenador del Movimiento al Socialismo, Antonio Peredo, Si me permiten hablar es “un valioso testimonio periodístico”. “Fue el primer libro de testimonio aparecido en América Latina, en cuya zona se ha creado este género periodístico”, añadió. Vargas considera que el libro de Chungara “es un reportaje en profundidad porque nos permite conocer una época de Bolivia marcada por la represión militar”.

Si me permiten hablar “surgió de la presencia de Domitila Barrios de Chungara en la Tribuna del Año Internacional de la Mujer, organizada por las Naciones Unidas en 1975”, dijo Moema Viezzer, brasileña de origen ítalo alemán, quien compiló y editó las entrevistas con la líder sindical. Además, Chungara escribió otro libro ¡Aquí también Domitila!

Un fragmento de la obra

“Yo considero que el machismo es un arma del imperialismo, como lo es el feminismo. Por lo tanto, considero que la lucha fundamental no es una lucha entre sexos; es una lucha de la pareja. Y al hablar de la pareja, hablo también de los hijos, de los nietos que tienen que integrarse a la lucha por la liberación”.

Discurso de resistencia contra la hegemonía

“Un discurso de resistencia en doble sentido” es una de las consideraciones del estudio realizado en 2002 por Mariluz Domínguez y Luis Oquendo, de la Universidad de Zulia, de Venezuela, sobre el principal testimonio de Domitila Chungara.

El libro fue analizado por tratarse de una obra producida por “una mujer de los Andes” y por contener elementos para un examen histórico de las luchas de las clases populares en América Latina. “También constituye una contribución a la historia de las mujeres, pues se trata de la vida de una mujer contada por ella misma y no desde el punto de vista masculino”, señala la introducción del estudio.

Los especialistas realizaron un análisis desde el punto de vista del concepto de género, del discurso-testimonio, la forma gramatical y el acceso a la palabra.

Todo fue sintetizado en las consideraciones finales, que refieren al libro Si me permiten hablar, como un discurso de resistencia, en un doble sentido. “Por su pertenencia al género testimonial, se rebela contra la hegemonía discursiva de los sectores sociales y políticos dominantes. Por otra parte, es un contradiscurso que logra deslizarse en los espacios discursivos reservados a los hombres”, sostiene el documento.

En la parte gramatical, “en el texto, el sujeto está marcado históricamente y generizado. El ‘yo’ del texto remite tanto a ‘nosotros’ (los trabajadores o la familia del minero) como a ‘nosotras’ (las mujeres de la clase trabajadora)”.

El análisis del texto evidencia que el género no puede desvincularse de otras categorías sociales; es imposible hablar de una mujer genérica: la mujer total siempre pertenece a una clase social, a una etnia, a un país, etc. “La conciencia de clase puede servir de puente a la conciencia de género”.

Homenaje a la mujer

Felipe Quispe: ‘Enseñó a  las mujeres a rebelarse’

“Ella levantó la bandera del proletariado en Bolivia durante los años de la dictadura. Nunca ha claudicado en su línea política.  Lamento el fallecimiento de la señora, pero puedo decir que enseñó a las mujeres a rebelarse”.

(Quispe es ex secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia)

Carlos Soria G.: ‘Por ella se conoce al minero boliviano’

“Es una figura emblemática del movimiento obrero y, en general, del movimiento popular boliviano, y de la lucha por la democracia, en particular. Dio a conocer la lucha de los trabajadores mineros bolivianos. Su libro Si me permiten hablar es un gran aporte para todos los bolivianos”.

(Carlos Soria Galvarro es historiador y periodista)

Antonio Peredo: ‘Nos legó un valor periodístico vital’

“Nos dejó algo vital para el periodismo: el género testimonial con su libro Si me permiten hablar. Nos dejó el principio de la fuerza moral, porque en el último día de su vida, sabiendo que iba morir, dijo: ‘Quiero morir con dignidad, en mi casa, con mi familia’.

(Peredo es exsenador por el Movimiento Al Socialismo)

Julia Ramos: ‘Seguirá con nosotros en la historia’

“Fue una luchadora que reivindicó nuestros derechos en las épocas de dictadura. Ahora, hay que profundizar su trabajo. Nos seguirá acompañando a través de la historia con toda su lucha y su servicio que le dio a Bolivia”.

(Ramos es ejecutiva de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias Bartolina Sisa.)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia