Especiales

La unión que nació en las calles de La Paz

Matrimonio. Luis Revilla y Maricruz Ribera se dieron el ‘sí’ entre muestras de mucho afecto

La Razón (Edición Impresa) / Guiomara Calle / La Paz

05:52 / 16 de diciembre de 2013

Maricruz Ribera y Luis Revilla, la presentadora de televisión y el Alcalde de La Paz, contrajeron nupcias el sábado y sellaron legalmente una unión que había comenzado en julio, en un set televisivo, y que maduró en estos seis meses en las calles de La Paz. 

“Qué mujer más hermosa”, fue el comentario que encendió la mecha de la relación que culminó en una comentada boda que se realizó el fin de semana en instalaciones del Jardín Japonés, en la zona Sur de La Paz.

Revilla había hecho el comentario luego de una entrevista con Ribera, sin percatarse de que el micrófono se encontraba encendido. Una feliz “metida de pata” que aprovechó para invitar a salir a quien ahora es su esposa.

Desde que su relación se conoció públicamente las cámaras de los medios de comunicación les siguieron en distintas actividades y ninguno de ellos se hizo problemas en darse muestras de cariño frente a aquéllas.

Ocurrió exactamente igual el día de su boda. Desde que los novios llegaron al lugar elegido para la ceremonia no dejaron de tomarse de las manos y los besos abundaron.

Cerca de un centenar de personas asistieron al lugar, donde el padre José María Neuenhofer se encargó de darles la bendición en una sencilla ceremonia que fue seguida del matrimonio civil y en la que los novios participaron con los anillos puestos. Un cuarteto de música clásica ambientó la recepción, que fue el inicio de una ajetreada jornada que acabó con una recepción privada en el Golf Club de la zona de Mallasilla.

Compromiso. El momento más emotivo fue sin duda el instante en que los novios hicieron sus votos. Revilla declaró su amor por su pareja y dijo que lo hacía frente a la familia de Maricruz y también frente al padre de ella, quien murió en un accidente. Esas palabras hicieron lagrimear a Maricruz, quien luego confesó: “Me habría gustado que esté mi padre”.

Los familiares y amigos de los novios compartieron con las decenas de invitados en un ambiente relajado donde se combinaron tradiciones de oriente y occidente, por el origen de los esposos. La boda y la bendición duraron menos de una hora y después Luis y Maricruz se trasladaron en un vehículo descapotable de color plomo hasta los puentes Trillizos, para cumplir con una tradición de los recién casados en La Paz.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia