Financiero

ATRACCIÓN: Salar de Uyuni, el ícono turístico de Bolivia al mundo

Desde el Viceministerio de Turismo, las autoridades nacionales, departamentales y municipales trabajan para impulsar y fortalecer las rutas turísticas y sitios emblemáticos del país para atraer a más visitantes.

Disfrutando. Turistas observan la inmensidad del salar de Uyuni. Al fondo, la silueta del volcán Tunupa.

Disfrutando. Turistas observan la inmensidad del salar de Uyuni. Al fondo, la silueta del volcán Tunupa. Foto: Miguel Carrasco

La Razón / Angélica Melgarejo / Corresponsal en Cochabamba

00:00 / 17 de marzo de 2013

El salar de Uyuni fue elegido ícono de la riqueza natural para convertirse en punta de lanza de la oferta turística de Bolivia al mundo. Es el destino que diferencia a Bolivia en América del Sur y marcará al visitante las rutas para conocer el resto del país.

Esta decisión fue asumida el año pasado en una reunión donde autoridades nacionales, departamentales y locales definieron el Plan Nacional de Turismo. Entonces, acordaron conformar el Consejo Nacional de Coordinación Sectorial de Turismo, posesionado esta semana en la Feria Internacional del Turismo (FIT) 2013, desarrollada en Cochabamba.

El Consejo está liderado por el ministro de Culturas, Pablo Groux, y tienen representación las nueve gobernaciones y 145 municipios. Su misión es desarrollar y promover la imagen el ícono turístico de Bolivia y a través de él impulsar esta actividad, indicó el viceministro de Turismo, Marko Machicao. 

“Uyuni es un destino que no tiene parangón, nadie tiene un salar de 10 mil kilómetros cuadrados, el más grande espejo del mundo, un lugar que se ve desde el espacio”, destacó. Está situado a 3.650 metros sobre el nivel del mar, en la provincia Daniel Campos del departamento de Potosí. Además, tiene una de las mayores reservas de litio del mundo. Por estas características se seleccionó como el rostro turístico del país. Elegir un lugar sin igual es vender una imagen sin igual, enfatizó.

Según la FIT 2013, Bolivia tiene 1.600 atractivos inventariados y sólo explota el 30%. Es una oferta diversificada que impide tener una imagen posicionada de país. La tendencia a mostrar todo fue “un error histórico, mostrar mucho y no tener algo que destaque”, como hacen otros países, aclaró.

Perú es Machu Picchu; Brasil es Río de Janeiro. Bolivia es el lago Titicaca (compartido con Perú), la Amazonía (compartida con otros países) y otros sitios turísticos, uno es Uyuni. Ahora el salar “es la atracción para los visitantes y una vez que lleguen podremos darles opciones para visitar los atractivos de La Paz, Beni, Pando y el resto del país”.

Aseguró que se trabaja en la articulación caminera y generación de rutas turísticas que parten de Uyuni.

A fines del siglo pasado, en la década del 90, hubo actividades conjuntas entre el sector público y privado que iniciaron la promoción del mar de sal. En 2007 destacó entre una veintena de maravillas naturales del mundo. Ahora hay un plan para conocer Bolivia desde el salar de Uyuni.

Desde allí se fortalecerá la oferta del lago Titicaca, el más alto del mundo; las maravillas de la biodiversidad del planeta reunidas en el Madidi; las Pampas de Yucuma; los Yungas paceños; el Parque Nacional Sajama; la pirámide más grande de los tiwanacotas, Akapana; las Misiones Jesuíticas en la sin par Chiquitanía y otras 22 áreas protegidas, arqueológicas, reservas ecológicas y playas del oriente boliviano.

Para lograr el posicionamiento del “destino turístico Bolivia”, tanto el Estado como los operadores de turismo iniciaron una campaña que implica no sólo la difusión de spots en medios de comunicación nacionales e internacionales  también se utilizará las tecnologías de información: páginas web, blogs, redes sociales.

Asistir y organizar ferias turísticas internacionales son pilares importantes, aseguró Machicao. El Ministerio de Cultura llegó con el salar a la FITUR de España, al ITB de Berlín, la FIT Argentina y se mostrará en el World Travel Market de Londres. “Son ferias que tienen un volumen, en términos de visitantes e impacto, mucho más grandes”, sostuvo.

Una vez promocionado el salar, el plan destacará destinos de vanguardia en el turismo de aventura y ecoturismo, ya desarrollados en el país. Es necesario que estos sitios ofrezcan mejor infraestructura hotelera, caminos, servicios básicos. La capacitación y acreditación de guías es un reto. Involucrar a comunidades indígenas y campesinas es relevante.

El plan tiene una agenda para detectar falencias. “Es necesario definir roles”, dijo Machicao. Y que las inversiones estatales impulsen emprendimientos de calidad, privados y comunitarios.

Más centros de información turística y atención al turista están en lista. Folletería y oferta audiovisual no son suficientes. Artesanía de calidad y participación del visitante en actividades de la comunidad están en análisis.

Sólo dos de cada 100 bolivianos conocen los destinos nacionales. “Hay que generar una política de precios diferenciados”, dijo Machicao. Empezaron a trabajar con privados y comunidades, pero aún  faltan alternativas para impulsar el turismo interno.

Un turista extranjero gasta en promedio $us 70 por día y se busca que gaste $us 100. El Gobierno central invirtió $us 20 millones en promoción, difusión y capacitación. Las gobernaciones y municipios buscan alternativas de financiamiento para desarrollar su oferta turística. Roboré está en ese camino. Martín Careaga, impulsor de la FIT, destacó que es bueno que se den cuenta de la potencialidad de una industria que genera recursos económicos locales.

La FIT 2013 buscó “poner a ojos del mundo los maravillosos lugares de Bolivia”. Contó con la participación de 400 operadores, 14 países, 800 delegados de regiones bolivianas y 90 empresas.

Capacitar y acreditar guías

El turismo de base comunitaria es fundamental para desa- rrollar el rubro. Operadores y autoridades estatales coinciden en la necesidad de involucrar a las comunidades como principales actores del turismo, que interactúen con los visitantes, sean guardianes de los atractivos y trabajen como guías profesionales.

Generalmente, en estos lugares son los propios pobladores los que actúan de guías. Conocen cada rincón, las maravillas y peligros, por eso se quiere capacitar a este importante grupo de personas y darles un certificado.

“Una de las propuestas es capacitar al sector, invertir en mejorar el conocimiento que ellos tienen para que los visitantes puedan contar con un mejor servicio. Identificar grupos y traerlos a la ciudad, buscar especialistas que puedan formarlos en poco tiempo y acreditar esta formación con la entrega de un credencial”, explicó el viceministro de Turismo, Marko Machicao.

Para Jorge Serruto, director de Turismo de la Gobernación de Cochabamba: “El turismo de base comunitaria es la apuesta central del gobierno departamental; esto significa que las comunidades tengan la suficiente experticia para desarrollar emprendimientos en hospedaje, gastronomía y guías; que sean socios y no sólo ayudantes de empresas”.

Está en análisis la forma de acreditar a los guías de turismo empíricos y convertir esta actividad en una profesión.

Impulsan destinos turísticos de calidad

Leonardo Demiquel Director de Cultura y Turismo de Santa Cruz

“Tenemos ocho programas turísticos; una inversión de unos Bs 26 millones. Estamos trabajando en nuestra página web; mostramos 780 atractivos turísticos y 17 paseos virtuales”.

José Carlos Ramos Encargado de Promoción y Ferias de Pando

“Hay operadoras grandes de turismo que van a incursionar en Pando. El principal inconveniente es el elevado costo de los pasajes aéreos y carreteras habilitadas en el tiempo seco”

Martín Careaga Impulsor de la FIT 2013 en Cochabamba

“Tenemos 1.600 centros atractivos inventariados. En estos lugares han empezado a hacer manejo turístico controlado, el comunario protege las áreas, el turista también”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia