El Financiero

Achocalla impulsa el desarrollo de una visión ecológica integral

En noviembre de 2013, el municipio presentó este documento —que sería aprobado antes de las elecciones subnacionales de 2015— al Tribunal Constitucional Plurinacional para someterlo a control constitucional.

Comercio. Una productora muestra sus alimentos cultivados de manera orgánica en el municipio de Achocalla.

Comercio. Una productora muestra sus alimentos cultivados de manera orgánica en el municipio de Achocalla. Foto: Miguel Carrasco-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

00:00 / 30 de noviembre de 2014

El municipio paceño de Achocalla se convertirá en una zona ecológica tras la aprobación de su Carta Orgánica, que aprovecha la vocación productiva de la región para alcanzar un mayor crecimiento institucional.

A media hora de la ciudad, una mezcla de urbanismo y vegetación llena la vista de los visitantes que son recibidos en un municipio cuyo ingreso está dominado por un letrero que reza “Bienvenidos a Achocalla” y una serie de restaurantes que ofrecen platillos elaborados con productos agrícolas y pecuarios frescos de la región.

La laguna de Achocalla invita a pasear por sus aguas en barcos de colores que permiten al visitante sentir la tranquilidad de esta región, adornada por cultivos de hortalizas y tubérculos, árboles frutales y ganado vacuno y bovino. “Hace cuatro años empezó el sueño de convertir a nuestro municipio en un ambiente ecológico”, afirmó Sergio Quispe, primer vicepresidente de la Asamblea Orgánica Municipal de Achocalla.

La tierra de Achocalla es alimentada con al menos 50 vertientes de agua pura y aprovechada adecuadamente para el uso agrícola y pecuario, evitando la utilización de elementos químicos para la producción de verduras, hortalizas, leche, tubérculos, granos, leguminosas y cereales que alimentan a las ciudades de La Paz y El Alto.

Calidad

Año tras año, cada vez más productores de Achocalla cuentan con la certificación SPG (Sistema Participativo de Garantía). Este sello—avalado por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag)— es un sistema alternativo, adecuado al contexto nacional, que garantiza la calidad de los productos ecológicos para su consumo en el país.

La población, indicó Quispe,  desconoce que consume constantemente alimentos producidos de manera convencional, es decir, con agroquímicos para su siembra y fumigación. “Nosotros usamos desde fertilizantes hasta fungicidas orgánicos”, subrayó.

Por tanto, para institucionalizar su paso hacia el desarrollo de un municipio ecológico, los pobladores de Achocalla organizaron una Plataforma Ecológica y Social, en la que representantes de cada sector productivo de esta región aportaron con ideas para la redacción de la Carta Orgánica Municipal de Achocalla, que cuenta con 146 artículos.

En noviembre de 2013, el municipio presentó este documento —que sería aprobado antes de las elecciones subnacionales de 2015— al Tribunal Constitucional Plurinacional para someterlo a control constitucional.

“Nuestra carta proyecta un municipio ecológico, turístico, autosustentable y con autogobierno”, dijo Quispe, que agregó que la propuesta también incluye una “revolución educativa” para la construcción de “una sociedad justa” que pueda encauzar los “ideales” de Achocalla.

Marie Mendoza, una de las representantes de la plataforma, informó que el documento pretende, asimismo, regular la creación de industrias y la construcciones de viviendas. La dirigente subrayó que los inmuebles “deben ser amigables con el medio ambiente”, como lo es actualmente la producción agropecuaria.

La Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia “está trabajando desde hace ocho años en este municipio promoviendo la producción ecológica (...). También somos parte activa de la plataforma aportando con opiniones”, dijo por su parte  Sara Medinaceli, representante de la organización, que impulsa la producción de alimentos orgánicos en Bolivia desde 1991.

Municipios ecológicos en bolivia

  • Presencia

En Bolivia, existen al menos 17 municipios ecológicos cuya construcción pasó por factores educativos, políticos, sociales, económicos, normativos y culturales, entre otros, de acuerdo con datos del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras. Caranavi, Coroico, Caracollo y Samaipata son algunos ejemplos.

  • Fomento

El año pasado, el Consejo Nacional de Producción Ecológica incursionó en 18 municipios de siete departamentos del país y logró que aproximadamente 6.000 productores dejen la agricultura convencional (con agroquímicos) y comiencen a cultivar productos ecológicos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia