El Financiero

Agropecuarios buscan avanzar en el reglamento de la Ley 3207

En 2005 se promulgó la Ley del Biodiésel, pero no cuenta con reglamentación. Representantes del sector agropecuario manifiestan que se debe abrir el debate para definir las normas de producción

Industria. Fino combina soya y girasol para obtener su aceite.

Industria. Fino combina soya y girasol para obtener su aceite.

La Razón

00:00 / 08 de septiembre de 2013

El 30 de septiembre de 2005 fue promulgada la Ley del Biodiésel, sin reglamentación

Con la producción de los primeros litros de biodiésel a base de aceite de soya, es de prever que el uso alternativo de energía entrará al debate porque los agropecuarios ya hablan de socializar los resultados y persuadir al Gobierno para la reglamentación de la Ley del Biodiésel 3207, promulgada el 30 de septiembre de 2005.

El artículo 2 de la norma dispone “la incorporación del componente vegetal de producción nacional como aditivo al diésel de petróleo de manera gradual y progresiva, hasta llegar a una proporción del 20%”. El 5 establece que al ser aditivo está exento del pago del Impuesto Específico a los Hidrocarburos (IEHD) y el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Demetrio Pérez, señala que se trata de una buena alternativa para el sector productivo. “Hay que ser conscientes de que falta la reglamentación a la ley y mientras ésta no sea aprobada, será difícil producir de manera comercial el biodiésel en Bolivia. El tema es político porque será esa instancia (el Ejecutivo) la que dé su visto bueno”, subraya Pérez.

Adelanta que el tema podría ser abordado el próximo año. “Sabemos que será difícil porque el Gobierno cree que con el biodiésel se afectará la seguridad alimentaria del país, entonces la tarea consistirá en despejar esa teoría errónea”. Aclara que el biodiésel se procesaría con el excedente de la producción de soya, siendo que el país sólo consume el 30% del total de la cosecha. “Incursionar en el cambio de la materia energética a través del uso de la oleaginosa permitiría añadirle un valor agregado, porque actualmente se viene exportando el grano como materia prima”, afirma.

Según Pérez, el sector productivo consume alrededor de 80 litros por hectárea de cultivo. De acuerdo con estas cifras, el sector soyero que anualmente cultiva cerca de 1.095.000 hectáreas requiere de  al menos 87.600.000 litros de diésel.

El cultivo de girasol, que cuenta con una superficie de 280.000 hectáreas, demanda 22.400.000 litros de carburantes. La siembra de trigo de 68.000 hectáreas  necesita de 5.440.000 litros para su maquinaria.

Edwin Muñoz, asambleísta del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Santa Cruz, pondera la importancia de incorporar tecnología en la producción de biodiésel. “Estos esfuerzos que viene realizando la Gobernación hay que coordinarlos con los niveles del Gobierno y las alcaldías para su implementación”. Agrega que “todo lo que es beneficioso para el sector productivo tiene que ser apoyado sin importar el color político; en el caso del biodiésel, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario y Rural será la instancia encargada de la reglamentación, no vemos que haya inconvenientes”

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, califica de positiva la posibilidad de incursionar en la producción de biodiésel en el país.

Socializar es un paso para la CAO

El presidente de la CAO, Julio Roda, adelantó que el tema será agendado para su socialización pero estima que tomará tiempo la reglamentación de la ley.

Juan Carlos peredo, presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz, destacó la iniciativa de la Gobernación para apoyar la investigación.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia