El Financiero

América Latina y el Caribe deben impulsar motores de crecimiento

El Economista Jefe del Banco Mundial para la región presentó su informe semestral en el que advierte    que ya no habrá viento a favor para la región. El organismo emitió este texto tras conocer el documento

América Latina y el Caribe

América Latina y el Caribe

La Razón / Banco Mundial

00:00 / 05 de mayo de 2013

El formidable viento externo que favoreció el sólido crecimiento económico y la inclusión social en los países de América Latina y del Caribe en la última década se debilita.

Un nuevo contexto internacional, con liquidez en exceso, menor crecimiento de China, una débil actividad económica y un elevado nivel de deuda pública en el mundo desarrollado, apunta a la necesidad de que América Latina haga más por sí misma para volver a las tasas de crecimiento registradas en la última década.

De acuerdo con el último informe semestral, “América Latina y el Caribe, sin viento a favor: en busca de un mayor crecimiento”, de la Oficina del Economista Jefe del Banco Mundial para la región (Augusto de la Torre), se espera que América Latina y el Caribe crezcan en 3,5% este año, una mejora respecto al 3% del año pasado pero aún por debajo del promedio del 5% previo a la crisis de 2008/09 o el 6% de 2010. 

Proyecciones. Las tasas varían desde un escaso 0,1% y 1,0% para Venezuela y Jamaica, respectivamente, a 6% en Perú, casi 9% en Panamá y más del 11% en Paraguay. Bolivia, Chile y Colombia seguirán creciendo por encima del promedio regional, con proyecciones de entre el 4% y el 5%, mientras que Argentina y Brasil probablemente terminen por debajo del promedio regional, a pesar de rebotar de menos del 2% en 2012 a alrededor del 3% en 2013.

“Estas tasas de crecimiento son buenas aunque insuficientes para mantener el ritmo de progreso social que los latinoamericanos experimentaron en los últimos diez años”, señaló De la Torre. “Por lo tanto, el eje de las políticas se está desplazando de los motores de crecimiento externos a los internos, y de la preocupación por la estabilidad macro y financiera a reformas que estimulen el crecimiento. A medida que la situación internacional se debilita, la capacidad de los países latinoamericanos de crecer por encima del 3,5% depende fundamentalmente de sí mismos.”

¿Cómo puede la región estimular sus motores de crecimiento interno? La respuesta a esta pregunta comienza por comprender las particularidades del patrón de crecimiento de América Latina y del Caribe, sus limitaciones y sus fortalezas, apunta el informe. Aunque se habla mucho del modelo de crecimiento del sudeste asiático (basado en exportaciones de productos manufacturados, un elevado nivel de ahorro y tipos de cambio competitivos), el hecho es que las actuales circunstancias latinoamericanas presentan un marcado contraste con esta situación. Dos factores centrales pueden ayudar a definir esta diferencia:

El crecimiento interno basado en  la demanda. Entre 2004 y 2011, la demanda interna en América del Sur y México aumentó de un promedio de menos del 98% a alrededor del 105% del PIB, mientras que en el sudeste asiático disminuyó en un punto porcentual, del 95% al 94% del PIB. La contraparte externa del crecimiento interno impulsado por la demanda es la tendencia de América Latina a generar déficits de cuenta corriente recurrentes (al contrario de los superávit asociados con el crecimiento basado en exportaciones del sudeste asiático), financiados mayormente por inversiones extranjeras directas.

Y la importancia creciente del sector servicios. La opinión generalizada indica que un país no puede crecer satisfactoriamente sin un sector manufacturero fuerte. La verdad es que la competitividad de las manufacturas está estrechamente ligada a la de los servicios, según el informe. Más aún, en el caso de América Latina el sector servicios agrega valor, y de hecho emplea trabajadores altamente calificados. 

De acuerdo con las actuales circunstancias, y con miras a un rápido crecimiento, América Latina debería seguir haciendo un uso inteligente del capital extranjero en remplazo de su escasa capacidad de ahorro y mejorar la calidad de la inversión, de por sí elevada en varios países de América Latina y del Caribe.

“En la América Latina de hoy, el intento de mejorar la competitividad de las exportaciones con base en la mano de obra barata y los tipos de cambio devaluados parece ser políticamente inviable y económicamente inadecuado”, dijo De la Torre, “si se desea mejorar la competitividad más allá de los bienes intensivos en recursos naturales y sin sacrificar el nivel de vida, la consigna entonces es mejorar la productividad”.

Los logros de América Latina y del Caribe en la década pasada son significativos, incluyen estabilidad macroeconómica, crecimiento sólido, reducción de la pobreza y mejor distribución del ingreso. El desafío es preservar y profundizar los logros pasados, consolidando los réditos de un crecimiento socialmente incluyente, y hacerlo sin la ayuda de vientos a favor externos.  

Sepa más

Para mayor información ingrese a la página http://www.bancomundial.org/es/news

¿Será buen año para el desempeño regional?

El bolsillo de los latinoamericanos volvió a colarse en el podio mediático de los temas económicos más interesantes de las últimas semanas gracias a un webcast sobre las perspectivas de América Latina y del Caribe en 2013.

El evento, en el que se pronosticó que la región crecerá este año en 3,5%, fue seguido en vivo por cerca de 3.000 personas y emitido simultáneamente en la página web del Banco Mundial, en América Economía y CNNExpansión.

Decenas de participantes de todos los países de la región plantearon preguntas, y en las redes sociales el hashtag #Perspectivas2013 fue uno de los tópicos con mayor tendencia en la región, muestra del interés de los latinoamericanos sobre lo que le depara a la economía de sus países frente a la crisis internacional que azota especialmente a sus socios de la zona euro.

Justamente desde Twitter, @Datrusa (Daniel Trujillo) preguntó qué deben hacer las naciones para mantener el crecimiento que registraron en años previos a la crisis de 2008.

Durante su presentación, Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial para América Latina, explicó que la región ya no contará con vientos favorables de la economía internacional. Para seguir prosperando, deberá incidir en el consumo interno y en el aumento de la productividad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia