El Financiero

‘El tren Asia es veloz, dinámico y el tren Bolivia es lento y lleno de taras’

Carlos Jahnsen. Este profesional boliviano es asesor del Banco Central de Vietnam, cargo que obtuvo tras ganar un concurso de méritos en esa institución en la que desempeña funciones desde 1994. Desde Hanoi, capital de Vietnam, aceptó responder a un cuestionario por correo electrónico para hacer un breve análisis de la economía boliviana. Lamenta que en el país todavía existan trabas para avanzar en el desarrollo y advierte de que la economía debe pasar del extractivismo a la industria.

Asesor. El boliviano Carlos Jahnsen Gutiérrez desempeña funciones en el Banco Central de Vietnam.

Asesor. El boliviano Carlos Jahnsen Gutiérrez desempeña funciones en el Banco Central de Vietnam. Foto: Carlos Jahnsen

La Razón / Edgar Toro

00:00 / 01 de septiembre de 2013

— ¿Cómo se logra que un boliviano se convierta en asesor del Banco Central de Vietnam?

— Fue resultado de una aplicación a un puesto en el Banco Central de Vietnam dentro del marco de un proyecto de la cooperación técnica alemana. Fui elegido por mis méritos y mi experiencia de trabajo en esta misma institución entre 1994 y 1997.  

— ¿Cuánto tiempo ya está en el cargo y cuáles son sus principales impresiones?

— Trabajo desde fines de 2007 apoyando principalmente a la Escuela de Entrenamiento Bancario y al Instituto de Estrategias Bancarias. Vi muchos cambios y avances profesionalizando a la institución y también al hacerla más independiente. Aquí hay una fuerte orientación hacia la ciencia y tecnología de los países occidentales más avanzados, sin prejuicios, y una gran adaptabilidad a nuevas situaciones y conocimientos, en situaciones estructuralmente difíciles.

— Desde donde está, ¿cuál es la impresión que tiene de la economía boliviana?

— Aquí comparo la velocidad de dos trenes. El “tren Asia” es un tren veloz, dinámico, pragmático, cuyas políticas de inversiones y exportaciones apuntan a la industrialización y a largo plazo. El “tren Bolivia” es lento, pesado, lleno de taras ideológicas y políticas frente al mundo, apunta al cortoplacismo, es extractivista. El “tren Asia” decidió competir económicamente en los mercados internacionales y lo hace muy bien. El “tren Bolivia” decidió competir en el mercado de ideologías, pretende hacer la revolución mundial. El “tren Asia” entiende muy bien a los mercados internacionales y los toma como son, aprovecha sus ventajas al máximo. El “tren Bolivia” no los entiende o no los quiere entender, los quiere deformar para que quepan en su visión bloqueadora. El crecimiento en los últimos ocho años no es despreciable, pero es sólo coyuntural y no es de ninguna manera suficiente para llegar a ser algo parecido al “tren Asia”. Desperdicia una oportunidad magnífica para desarrollarse. En 2010, el sector estatal en Vietnam recibió más del 38% de todas las inversiones, su contribución al PIB fue de 33,7% y de 10% al mercado laboral. El sector privado recibió el 36% del total de inversiones, pero su aporte al PIB fue de casi 48% creando el 86% de los empleos.

— Mencione tres virtudes y tres defectos del Gobierno boliviano en temas económicos.  

— Las virtudes: primero, es herencia del neoliberalismo y que ya se convirtió en bien público, es el haber mantenido una estabilidad  monetaria en Bolivia, si se compara con Venezuela. Segundo, haber redefinido el papel del Estado en sectores estratégicos como un importante participante de mercado. Tercero, el incremento de las recaudaciones impositivas, empujadas por una personalidad, Marlene Ardaya. Los defectos: primero está la suspensión de la independencia de poderes junto con la falta de seguridad jurídica por arbitrariedad, ideologización y politización extremas. No existe una ley de inversiones, ni de hidrocarburos, ni código de minería. Sí existe una alta arbitrariedad política y caos fundamentalista, desde la cúpula hasta las bases sociales.

Impensable en Vietnam. Segundo, el Estado, en su nuevo papel, tiene una gestión in-transparente, ineficiente y sin enfoque estratégico. Más dinero no es automáticamente sinónimo de eficiente y efectiva gestión e inversión pública con rendición de cuentas y libre de culto personal. La lista de los fracasos ya es larga, el Mutún, el litio, los muchos proyectos-ruinas en los municipios con plata de “Evo Cumple”, etc. Tercero, la medida clientelista y de paso neoliberal de liberalización de la producción de la coca, crea a una nueva oligarquía que tiene el poder político, pervierte a la economía y democracia.

—¿Considera que este buen momento económico de Bolivia será sostenible?

— Considerando su estructura productiva extractivista y de consumo, será sostenible sólo en la medida en que los precios internacionales de las materias primas los sostengan y junto a ellos, en la medida que la demanda interna pueda ser financiada con la dinámica del crédito interno, pero con el peligro creciente, que la deuda interna se haga insostenible. 

— ¿Cómo hacer una Bolivia industrializada?

— Bolivia industrializada significaría que este país genere su fortaleza económica en mayor medida en la producción industrial. Está muy lejos de lograr esto. El establecimiento, el desarrollo y la transición de un proceso a otro requieren fuertes inversiones, 40% a 45% del PIB por 40 años. Credibilidad, inversiones, educación y ciencia son esenciales.

Perfil

Nombre: Carlos Jahnsen Gutiérrez

Nació: 01-10-1958

Cargo: Asesor en el Banco Central de Vietnam

Economista paceño que desempeña funciones en Asia 

Paceño de nacimiento, es máster y doctor en economía de la Universidad Libre de Berlín. Desde 2007 es asesor en el Banco Central de Vietnam, alto cargo que por primera vez ocupa un boliviano. De-sempeñó funciones en la Escuela de Capacitación del Banco Central y del Departamento de Estrategias Bancarias de ese país. Fue asistente científico en el Parlamento de la República Federal de Alemania como parte del Grupo Parlamentario del Partido de la Socialdemocracia en la Comisión de Políticas de Integración Europea. Destaca el trabajo de los profesionales bolivianos en el exterior. Cita a Javier Ayala Arnez connacional que es gerente ejecutivo del “Vietnam Business ChallengeFund”, y a su hermano, Javier Jahnsen, consultor en 45 países.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia