El Financiero

B-Sisa controla 43% de la venta de gasolina y 38% de diésel oil

El sistema informático B-SISA ya hace seguimiento a la demanda de carburantes de cerca del 55% de los motorizados registrados (520.387) en las nueve regiones del país

Sistema de control para la venta de combustible

Sistema de control para la venta de combustible

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

00:00 / 04 de mayo de 2014

El sistema informático B-Sisa logró hasta ahora controlar el destino del 43% del consumo mensual promedio de gasolina especial, del 38% de diésel oil y del 58% de GNV. 54,67% de los vehículos registrados ya son fiscalizados con esta herramienta.

Boliviana de Sistemas de Autoidentificación (B-Sisa) es administrada por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y tiene la finalidad de regular, supervisar, controlar y fiscalizar la comercialización de carburantes subvencionados por el Estado a fin de frenar el contrabando y fortalecer la seguridad ciudadana.

El director ejecutivo de la ANH, Gary Medrano, informó a La Razón que del 20 de mayo de 2013 al 28 de abril de este año se etiquetaron 951.780 vehículos en Bolivia, entre livianos y pesados. Del total, el sistema B-Sisa ya controla el consumo de carburantes de 520.387 coches (54,67%) en 308 estaciones de servicio, de las 530 existentes en el país.

Medrano precisó que la falta de acceso a internet, principalmente en áreas rurales, impide la conectividad de todas las estaciones de servicio con el B-Sisa y, por consiguiente, el uso pleno del método. Empero, aclaró que la ANH recibe cada mes reportes locales de todos los surtidores del país aun cuando no estén en línea y adelantó que nuevas tecnologías permitirán superar este tropiezo.

Precisó que el consumo mensual promedio de gasolina especial en el país llega a 103 millones de litros, de los que el 43% ya es controlado por el B-Sisa, mientras que la demanda de diésel oil es de 125 millones de litros y los reportes informatizados corresponden al 38%. En tanto, el consumo de Gas Natural Vehicular (GNV) alcanza a 52,5 millones de metros cúbicos, de los que la fiscalización en línea llega al 58%. La cifra, superior a las otras dos, se atribuye a la existencia de más surtidores que ofertan el energético.

Según Medrano, los 308 surtidores que trabajan con el sistema reportan datos del 50% del consumo mensual de combustibles.

La plataforma informática opera con antenas, lectores y etiquetas (Tag) con tecnología RFID (Autoidentificación por Radiofrecuencia) que captura datos de objetos (los motorizados) de manera automática y a distancia.

El colocado del Tag o etiqueta a los coches comenzó el 20 de mayo de 2013 y gracias a él se puede saber quién compra el combustible, de qué tipo, en qué cantidad, la fecha y en qué sitio. “El programa busca evitar el desvío, acopio, almacenaje ilegal y contrabando de diésel y gasolina”.

La totalidad de vehículos registrados en el sistema (951.780) representa el 70,04% de motorizados anotados en el país, según datos oficiales del Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT). De acuerdo con esta entidad, el parque automotor nacional llegó, al 31 de marzo de 2014, a 1.358.767.

Al respecto, Medrano aclaró que no todos los coches están activos, pues algunos están guardados, en reparación o siniestrados.

El contrato suscrito entre la ANH y la firma Solintec, encargada del etiquetado masivo, dispone el registro de 900.000 vehículos hasta agosto de 2013 pero por la gran afluencia, el último día el plazo se amplió hasta septiembre.

Cumplido el periodo, la meta fue superada y se instaló un equipo permanente que hace el colocado del Tag, por ejemplo, a vehículo nuevos. La Ley del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana “Para una vida segura” faculta a la ANH a establecer en las estaciones de servicio del país el B-Sisa para reforzar el control en la venta de carburantes, pues están subvencionados por el Estado.

El registro de otras unidades

Medrano señaló que, entre el 2 de diciembre y el 28 de abril de 2014, se anotaron en el sistema informático B-Sisa 219.942 motocicletas, cuadratracks y vehículos similares. La cifra representa el 87,97% de la  meta prevista de registro de 250.000. En tanto, la maquinaria de construcción y agrícola contabilizada en el programa llega a 4.149 unidades en toda Bolivia.

ANH tendrá una red propia

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) invertirá Bs 22,2 millones en una red propia que está en proceso de implementación con el propósito de mejorar “de forma sustancial” el flujo de datos entre las estaciones de servicio y el centro de procesamiento de datos de la institución estatal.

El director ejecutivo de la ANH, Gary Medrano, explicó en entrevista con La Razón que para esta gestión la entidad proyecta contar con una “red privada propia” que permitirá el funcionamiento de las estaciones de servicio primordialmente en el área rural, a través de una conexión de fibra óptica.

Señaló que el sistema funcionará de forma similar al de los cajeros automáticos que tienen las entidades bancarias.

Detalló que para la instalación de la red se contratará a una compañía especializada y se invertirán Bs 22,2 millones. Además, para que otros surtidores operen con el sistema B-Sisa se usará el satélite de telecomunicaciones Túpac Katari, mediante el servicio de Entel.

Prueban el ‘telepeaje’, un sistema de pospago

En el peaje de El Alto, con ayuda del Tag, la etiqueta de autoidentificación del B-Sisa, se ejecuta un proyecto piloto denominado “telepeaje”, que consiste en registrar el paso del automóvil por la tranca sin necesidad de que el conductor pague en ese instante por la boleta valorada, ya que el pago se haría posteriormente.

La forma de pago aún está en estudio. La iniciativa se formalizó con un acuerdo suscrito entre la ANH y la estatal Vías Bolivia, informó el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Gary Medrano.

Medrano dijo que el objetivo es agilizar el paso de los motorizados en algunos puntos, como en Santa Cruz, donde los fines de semana se forman largas filas de autos para cumplir con este deber.

Para probar el piloto se colocaron antenas, lectores y otros equipos en el peaje de El Alto.

A fin de explicar cómo funcionaría, Medrano citó como ejemplo que un coche del sector público, al tener el Tag y estar registrado en el sistema, podría circular por las trancas sin pagar en el instante pues las antenas receptoras del programa anotan todas las veces que pasó por el lugar. Esos datos se enviarían a los servidores de la ANH y se remitirían a Vías Bolivia para que ésta realice el cobro posterior por el servicio.

Asociaciones de transportistas o vehículos particulares deberían inscribirse en el sistema para circular por un carril exclusivo. Estimó que el servicio se implementará hasta junio de 2014 también en Cochabamba y Santa Cruz.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia