El Financiero

Biodigestores incrementarán la producción lechera del altiplano

La obtención de biol permitirá garantizar y aumentar la producción de forraje, lo que a su vez asegurará mayor alimento para el ganado vacuno que produce leche en La Paz

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

00:00 / 26 de octubre de 2014

Un total de 6.600 familias del altiplano paceño se beneficiarán en cinco años con los alcances de un programa que aumentará hasta en 40% su producción anual de leche con biodigestores que incrementarán la producción de forraje.

El proyecto “Incremento de la competitividad del sector lácteo a través de los biodigestores en el altiplano de La Paz”, ejecutado por la fundación holandesa Hivos y la Asociación Nacional de Industrias Lácteas (Andil), se iniciará en los próximos días con el objetivo de beneficiar, en su primera fase, a 20 comunidades de esa región.

Al cabo de dos años se prevé incrementar la producción de forraje y leche de 450 productores con biodigestores; disminuir la variabilidad de producción estacional, contaminación química y biológica de 900 productores; incrementar el acopio de leche de las empresas lácteas del altiplano y fortalecer su vinculación con sus proveedores; consolidar mecanismos de crédito accesibles para mejorar la infraestructura ganadera; y crear diez microempresas de instalación de biodigestores.

En los siguientes tres años, se beneficiará a 2.200 productores con este sistema y se asistirá a otros 4.400 con capacitación técnica; se sabrá cómo ampliar el proyecto al sector lechero de los valles y trópico, así como al sector porcicultor y al ciclo llama-quinua.

El ganado vacuno paceño produce poca leche debido a sus deficiencias genéticas y de alimentación, a lo que se suma las contingencias climatológicas, explicó a La Razón el presidente de Andil, Edwin Valverde. Este problema afecta a empresas lácteas pequeñas y medianas que trabajan en el altiplano como Delizia, DeliCruz, La Purita, Ilva, Soalpro, La Francesa, La Campiña, Flor de Leche y Maya, entre otras. “El proyecto ayudará a mejorar la cantidad de leche producida”, afirmó.

Los biodigestores son bolsas de plástico herméticamente cerradas donde se fermenta el estiércol del ganado o los desechos vegetales. Se trata de un sistema sencillo y económico que produce biogás y biol (un biofertilizante líquido no contaminante que incrementa la producción de forraje), ideal para las comunidades rurales aisladas.

“Si los productores del altiplano tienen mayor cantidad de forraje, van a alimentar mejor a su ganado y ese ganado va a producir mayor cantidad de leche. Es un efecto cascada”, explicó Valverde.

Con el proyecto, sostuvo, la producción lechera de esa región del país aumentará entre 10 y 40%, aunque por depender de varios factores por ahora se maneja un moderado 15%. “Ese 15% representará un ingreso importante para el productor lechero”, dijo.

El oficial del Programa Sociedad Verde de Hivos, Francisco Bascopé, explicó que el punto focal del proyecto es el biol, que contiene nutrientes ecológicos de alto valor nutritivo que estimulan el desarrollo de las plantas.

Con el uso del fertilizante, coincidió, habrá un efecto positivo importante en la producción de alimento para las vacas “y también mayor producción de leche”. El empleo de biol, agregó, incrementará hasta en 50% la producción de forraje para el ganado.

Actualmente, el Centro de Investigación de Choquenayra dependiente de la UMSA realizan estudios para determinar la composición química del biol, sus temporadas de aplicación y los rendimientos que pueden obtenerse con este biofertilizante.

Para fabricar estos equipos se utilizarán materiales que puedan encontrarse en el mercado nacional. “No queremos materiales importados, porque al final (el productor) no va a poder encontrarlos para sustituir, arreglar o mejorar” el biodigestor, dijo Bascopé.

China tiene 7 mm de unidades

China es el primer país productor de biogás a partir de biodigestores. Se calcula que hay al menos 7 millones de biodigestores en el área rural de ese país, los cuales proporcionan gas para cubrir necesidades de cocción e iluminación, a la vez que recuperan suelos degradados a través de siglos de cultivos. Desde 1939, la India es otro de los principales impulsores de este sistema ecológico.

60 días para obtener biol y biogás

La obtención de biogás y biol (fertilizante natural) mediante el proceso de fermentación de los desechos orgánicos toma unos 60 días, explicó el oficial del Programa Sociedad Verde de Hivos, Francisco Bascopé.

“Después de ese tiempo, la producción de biol y biogás es continua”, indicó. De 30 kilos de bosta y 30 litros de agua introducidos al biodigestor, agregó, se obtendrá 30 litros de biol y se podrá generar entre 2 y 4 horas de biogás, que se puede emplear en la cocina, iluminación o calentamiento de una vivienda.

Bascopé explicó que el biol “se puede aplicar directamente al suelo o a los cultivos de hortalizas”. Se requiere de unos 150 litros de biol por cada hectárea.

El biodigestor genera empleo, reduce los costos de fertilizantes y combustible, aumenta la productividad de otros cultivos no vinculados a la leche, reduce las emisiones de gases contaminantes y las enfermedades (respiratorias e infecciosas), proporciona una mayor higiene y facilidad en la cocina y es un sistema de tratamiento adecuado de residuos.

El biogás es menos nocivo con el medio ambiente

El uso de biogás producido por los biodigestores reduce el impacto en el medio ambiente y, por ende, la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias entre los miembros de las comunidades aymaras que todavía emplean leña para cocinar, informó a La Razón el oficial de Programa Sociedad Verde de Hivos, Francisco Bascopé.

“El biogás va a ser empleado para higienizar (mediante el fuego producido) los enseres para ordeñar el ganado vacuno, pero también será usado para que los comunarios cocinen (...). Esto reducirá el uso de leña y por ende las enfermedades respiratorias”.

Cada familia, al generar su propio combustible para cocinar, ya no requerirá talar árboles para contar con leña, lo que minimiza la presión sobre el entorno y el medio ambiente.

El biogás es principalmente gas metano, muy parecido al butano y propano que se vende en garrafas, y se puede usar para cocinar, iluminar y calentar. “Los biodigestores son una alternativa accesible para los productores de leche del altiplano, porque permiten reutilizar los desechos orgánicos de las vacas y mitigar el cambio climático”, explicó Bascopé.

Existen varios beneficios que devienen del uso de biodigestores, por ejemplo, al introducir el estiércol en el biodigestor se eliminan olores, focos de infección y moscas, lo que incide directamente en la salud del ganado porque reduce la mastitis en las vacas. De igual manera permite generar el biol, un fertilizante natural.

Comunarios instalarán y construirán sus equipos

Unas 450 personas serán capacitadas en la instalación y fabricación certificada de biodigestores en el marco del proyecto de mejoramiento de producción de leche en el altiplano, informó el oficial de Programa Sociedad Verde de Hivos, Francisco Bascopé.

La primera fase del proyecto, en la que se invertirán $us 850.000, beneficiará a 200 familias que instalarán igual número de biodigestores y a otras 250 que construirán estos sistemas. Se prevé que en los dos primeros años se crearán diez microempresas de instalación.

“Queremos que los diferentes tipos de biodigestores que se instalen y construyan cuenten con ciertos estándares de calidad”, añadió. Con esta experiencia, se aplicará además la transferencia de conocimientos. Productores de leche que no conocen la tecnología van a poder visitar a los que sí la están utilizando.

De acuerdo con la materia prima, variarán los costos de fabricación de estos equipos, sin embargo, también dependerá de eso el tiempo de vida que tenga cada uno de los biorreactores.

El proyecto contempla la instalación o fabricación de tres tipos de biodigestores. “El productor que tenga mayor nivel de endeudamiento podrá adquirir uno más caro, pero de mayor tiempo de vida”, indicó Bascopé.

El proyecto entregará los biodigestores a los productores de leche a precio de mercado, más una subvención fija de $us 300, y les otorgará también capacitación técnica y facilidades de crédito con entidades microfinancieras.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia