El Financiero

Brasil teme golpe comercial por situación en Argentina

El país puede perder $us 4.000 millones solo este año

Sao Paulo. Técnicos revisan línea de montaje en planta de Volkswagen.

Sao Paulo. Técnicos revisan línea de montaje en planta de Volkswagen. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Brasilia

00:00 / 09 de marzo de 2014

Exportadores e industriales de Brasil están preocupados con la situación económica de Argentina y Venezuela y ya prevén para este año una reducción de $us 4.000 millones en el comercio con ambos países, sus socios en el Mercosur, informó la AEB.

“Argentina tendrá que cortar en $us 5.000 millones sus importaciones, porque necesita divisas y saldo comercial (para financiarse). Solo por ese corte estimamos que las exportaciones brasileñas a Argentina caerán 3.000 millones, la tendencia es que sea más”, dijo a la AFP el director de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB), José Augusto de Castro.

En 2013, el comercio bilateral superó los $us 36.000 millones, con saldo positivo de 3.152 millones para Brasil. El superávit en 2011 había alcanzado 5.802 millones y se redujo a 1.553 millones en 2012, según datos del Ministerio de Industria y Comercio brasileño.

Con Venezuela, “estimamos una reducción de las exportaciones de 1.000 millones”, dijo De Castro, refiriéndose a problemas de liquidez y control de cambio.

Principalmente con productos alimenticios, Brasil obtiene de Venezuela uno de sus principales superávits comerciales. El comercio bilateral ascendió a $us 6.000 millones en 2013, con saldo brasileño de 3.669 millones.

CONTRACCIÓN “Venezuela y Argentina son destino de 22% de las exportaciones de manufacturados brasileños. La CNI cree que cualquier contracción en el comercio con esas regiones podrá generar grandes impactos en las empresas y las exportaciones brasileñas”, advirtió la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

Brasil cerró 2013 con exportaciones al mundo por $us 242.178 millones, pero su saldo positivo fue apenas de 2.561 millones, el menor de los últimos 13 años. Este año esperaba mejorarlo. Pero abrió enero con un histórico déficit comercial de $us 4.057 millones. El gigante sudamericano se ha esforzado en mostrar su solidez económica e independencia de la fragilidad de Argentina, que sufrió una fuerte depreciación y contracción de las reservas en enero: Brasil sigue recibiendo grandes inversiones, tiene reservas internacionales sobradas, una deuda manejable y el Gobierno ha hecho anuncios para señalar su compromiso con la responsabilidad fiscal.

Aún así, “muchas personas están reconociendo que Argentina es muy importante para Brasil, por la vía de las exportaciones”, dijo José Lima Gonçalves, economista jefe del Banco Fator.

Argentina es el tercer socio comercial de Brasil, detrás de China y Estados Unidos, y es además un mercado clave porque compra manufacturados. “Brasil no tiene mercado alternativo”, lamenta el responsable de la AEB.

“Las exportaciones brasileñas no pueden concentrarse en unos pocos mercados”, reclamó por su parte el director de Desarrollo Industrial de la CNI, Carlos Abijaodi.

El principal sector brasileño afectado en el comercio con Argentina será automóviles, revela De Castro, al denunciar que Argentina ya ha indicado que “cortará esas importaciones”.

El presidente de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Brasil, Luiz Moan, denunció que Argentina ha “disminuido la concesión de licencias de importaciones en enero”. Los exportadores esperan sentir la contracción del mercado argentino a partir de marzo y abril. “Hasta ahora continuamos exportando lo previamente autorizado”, explica Moan.

La asociación brasileña de la industria del calzado denunció pérdidas por $us 6,2 millones con Argentina después de que pedidos de 410.000 pares fueron cancelados por no conseguir autorización. “Existe un recrudecimiento del proteccionismo (de Argentina) con las importaciones brasileñas”, denunció el presidente de Abicalzados, Heitor Klein.

PIB, en tercer año de moderación

La economía brasileña creció 2,3% en 2013, completando un tercer año de moderado crecimiento, aunque el resultado del último trimestre (+0,7% sobre el anterior) fue superior a lo esperado y puede mejorar la debilitada perspectiva para este año.

Séptima economía mundial, Brasil ha registrado un crecimiento bien menor al de sus pares entre las gigantescas economías emergentes, o incluso sus vecinos latinoamericanos, y para 2014 las proyecciones son de que solo Rusia crezca menos. El crecimiento de 2,3% para el año divulgado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística era el esperado.

La buena noticia llegó con el avance del último trimestre: +0,7% sobre el anterior y +1,9% sobre 2012. Los analistas más pesimistas habían anticipado que Brasil podía repetir un crecimiento negativo como el del tercer trimestre, cuando el PIB retrocedió 0,5%, y entrar en recesión técnica.

Las últimas previsiones del FMI, que pronostican un crecimiento de 2,8% para Brasil este año, indican que entre las grandes economías emergentes, solo Rusia crecerá menos (2%). Según el FMI, el crecimiento brasileño será menor que el de México (estimado en 3%, igual a la media latinoamericana). El PIB brasileño de 2013 sumó $us 2,2 billones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia