El Financiero

G Casa Club apuesta por la industria local de ropa de cama

La empresa fue reconocida por Cadepia y la Consultora D&M

Taller. Operarios cortan la tela para confeccionar un edredón en la fábrica de G Casa Club, ubicada en la avenida Arquímedes, kilómetro 5 ½ hacia Quillacollo (Cochabamba).

Taller. Operarios cortan la tela para confeccionar un edredón en la fábrica de G Casa Club, ubicada en la avenida Arquímedes, kilómetro 5 ½ hacia Quillacollo (Cochabamba). Foto: Angélica Melgarejo

La Razón (Edición Impresa) / A. Melgarejo / Cochabamba

00:00 / 31 de agosto de 2014

“Me siento orgullosa de tener el sello Hecho en Bolivia y de que después de tantos años de esfuerzo la gente aprecie el producto”, dijo Gladys Nieto, quien hace 11 años fundó G Casa Club con un capital de Bs 1.500 y la premisa de que “lo más importante es la calidad”.

G Casa Club se especializa en la confección de ropa de cama (edredones, juegos de sábanas, almohadas y cubrecolchones, etc.) con telas de primera calidad, diseños exclusivos y modelos a pedido con logotipos personalizados. La pequeña empresa fue reconocida como “Emprendimiento de Calidad” por la Consultora D&M y como “Empresa de Excelencia” por la Cámara Departamental de la Pequeña Industria (Cadepia).

“Esto tiene sus sacrificios, dejar la familia, muchas cosas, pero el reconocimiento a la marca sigue impulsando mi trabajo”, dijo Gladys, que ahora tiene siete personas a su cargo y una pequeña fábrica en su vivienda, donde confecciona la ropa de cama para hoteles, clínicas y particulares.

El emprendimiento nació hace 11 años, cuando Gladys compraba en Santa Cruz ropa de cama importada de Brasil para luego venderla en Cochabamba, lo que representaba muchos “viajes y esfuerzo”. Por eso “me decidí a hacerlos. No lo vi complicado, pensé que las sábanas y edredones podían hacerse”, recordó.

Gladys comenzó su negocio con un capital próximo a los Bs 1.500 y una máquina Overlock pequeña. Al principio compraba pequeñas cantidades de insumos en Santa Cruz, pero luego comenzó a viajar a Iquique (Chile) para abaratar costos de producción y el precio del producto final. El negocio creció. Hoy compra las telas directamente de las fábricas internacionales y la producción de un edredón, que al principio tomaba dos semanas, tarda ahora 7 minutos.

“Aquí no hay imposibles. Hacemos los edredones como la gente quiere”. Los precios oscilan entre los Bs 320 y 527 si se habla de paquetes, es decir, de juegos completos para camas de plaza y media y hasta tres plazas.

El producto está en los supermercados del eje troncal. Según la propietaria, antes las personas preguntaban si el edredón era chileno o brasileño. “Les decía que era nacional y no lo compraban”. “Me ha costado mucho bajar costos y continuar ofreciendo al público lo mejor. Ahora me siento orgullosa, la gente está empezando a apreciar lo nuestro”, expresó.

Detalles del proceso de elaboración

Diseños

Los logos y diseños personalizados de G Casa Club son elaborados con altos estándares de calidad, tecnología japonesa, equipos y maquinaria de última generación, la mejor materia prima y mano de obra altamente calificada.

Material

Los edredones son elaborados con tela de jhakar, con fibra térmica, hilo de resistencia y confeccionados con maquina edredonera computarizada. La empresa realiza todo tipo de diseños con una costura de alta calidad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia