El Financiero

El Chavo y la Chilindrina, en botellas plásticas

Producción. Faenplast moldea a los populares personajes para envasar yogurt

POPULAR. Los envases del Chavo y Chilindrina de la fábrica Faenplast.

POPULAR. Los envases del Chavo y Chilindrina de la fábrica Faenplast. Foto: Alejandro Álvarez

La Razón / Édgar Toro Lanza

00:00 / 12 de febrero de 2012

Entre 100 mil y 200 mil frascos del Chavo y la Chilindrina fabrica al mes la empresa Faenplast (Fábrica de Envases Plásticos) de El Alto, de manera exclusiva para la empresa Santa Isabel. Los populares personajes son preferidos por los niños en los productos de yogurt, dicen. 

El gerente propietario de Faenplast, Daniel Calderón Estrada, informó que esta empresa se formó como Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) el 3 de enero de 2009. Está inscrita en Fundempresa y funciona en Villa Exaltación de la urbe alteña.

“El Chavo y la Chilindrina son dos personajes que nunca pasan de moda, porque generación tras generación hemos crecido con ellos y hoy siguen de moda”, justificó Calderón  la producción de los envases de polietileno como una idea suya. Al cumplir 40 años de vigencia de la serie mexicana, es oportuna su comercialización, según los fabricantes.

Los envases se elaboran en diferentes capacidades; actualmente hacen de 100 ml y 250 ml, pero pueden fabricar hasta de medio litro y de acuerdo con los requerimientos del cliente. Calderón informa que el costo de cada frasco para el cliente es de  25 centavos de boliviano. Éste es un precio económico porque la empresa vende el yogurt a Bs 1. “Si bien el precio es muy barato, se tiene utilidades de acuerdo con la cantidad de producción”, justificó sobre los costos de fabricación.

Faenplast trabaja actualmente con tres máquinas de producción, una es a inyección que produce tapas de envases y dos son máquinas sopladoras que fabrican los envases del Chavo y la Chilindrina.  Cada una de ellas puede expulsar entre 5.000 a 7.000 envases por día, pero se puede incrementar la producción.

Mensualmente, a través de la empresa Coinsa se importa una tonelada de polietileno desde México como materia prima para sus productos.

moldes. En el proceso de producción, lo que más cuesta es la fabricación de los moldes de hierro de cada personaje a fabricar.

Calderón explicó que el molde del Chavo cuesta $us 1.000 y que solamente lo fabrican los matriceros, que es una especialidad similar a técnico superior o torneros con especialidad extra, que son muy escasos en La Paz  y a nivel nacional en general. 

Los moldes para las máquinas de soplado son más baratos y cuestan $us 1.500. Sin embargo, para las máquinas de inyección llegan a costar hasta $us 3.000 cada uno. 

Calderón es ingeniero electrónico, con especialidad en sistemas de control y automatización. Junto a seis trabajadores y dos socios administran la empresa que por el momento abarcan el mercado local, pero tienen planes de expandirse y apuntar a la exportación próximamente.      

Frascos de pintura y serigrafía

Variedad

Faenplast también diversifica sus productos y es por ello que fabrica 7.000  frascos de envases de tintes y pintura por día y 15.000 tapas de esos envases para la empresa Vencetex. También realiza la serigrafía y logos de esos productos: 3.000 frascos al día.

Alcuzas

El nuevo producto de Faenplast es la alcuza de polipropileno para las mesas paceñas y alteñas. Castro señala que al momento responden sólo a contratos, pero que se incrementará la producción.      

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia