El Financiero

Cine y Tv potencian el negocio de las figuras

Industria. Las inversiones en personajes de Marvel o  DC Comics se cuentan ‘en centímetros’.

Variedad. Un aficionado a las figuras de acción junto a los héroes y villanos del universo de He-Man. Foto: Luis Gandarillas

Variedad. Un aficionado a las figuras de acción junto a los héroes y villanos del universo de He-Man. Foto: Luis Gandarillas

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel, Wálter Vásquez / La Paz

00:00 / 20 de agosto de 2017

El negocio de las figuras de acción se expandió en los últimos años en La Paz impulsado, en especial, por la “nostalgia” y por el interés del séptimo arte y de la televisión en héroes y villanos que se enfrentan en el imaginario de varias generaciones.

Estos objetos, de plástico, de goma o de otro material, son un camino para acercarse a paladines y monstruos de películas, series de televisión, videojuegos, historietas o cómics actuales o de décadas pasadas y se comercializan como juguetes para niños, pero también —dependiendo de sus características— como figuras de colección para adultos.

San pedro. Un niño muestra a personajes de Star Wars.

En La Paz, personajes de Marvel como Iron Man, Capitán América y Hulk o de DC Comics como Superman o Flash, entre muchos otros inolvidables, tienen cada vez mayor demanda en tiendas especializadas en estos artículos.

Marvel Murillo, propietario de New Tokio, está convencido de que el éxito de este tipo de negocio se basa en “la nostalgia”.

“Los que piden estos juguetes son hombres de entre 30 y 45 años que” en su niñez “vieron a los personajes en”, por ejemplo, “series y ahora tienen poder adquisitivo”, asegura Cándida Huallpa, vendedora en BTC Cargo Express Service, que atiende exclusivamente pedidos en línea.

Colección. Figuras de acción de diversos personajes.

La edad de los compradores oscila “entre los 25 y 40 años. Son profesionales que tienen un sueldo interesante como para darse el gusto y tenerlas en casa (...), que hoy en día tienen la capacidad de comprar lo que no tenían de niños”, dice a su vez Murillo, quien cuenta que “los solteros compran más que los casados”, porque a estos últimos “los controlan en sus casas”.

Afición. “Los que tienen entre 26 y 40 años compran los juguetes clásicos porque recuerdan su infancia”, indica Jannet Pérez, encargada de X-Zone, mientras exhibe un Optimus Prime fabricado en Japón que vale Bs 2.400.

El valor de estos productos varía de acuerdo con el tipo de material con el que están fabricados, de su acabado, de su tamaño, de la calidad de su pintura y del estado de su empaque, entre otros.

Adversarios. El ‘hombre murciélago’ frente a su principal enemigo.

En BTC se atienden al menos siete pedidos al mes de muñecos que son importados desde Estados Unidos, China u otros países en un tiempo de dos a cuatro semanas. “Hemos traído juguetes desde los $us 7 hasta los 350. Los personajes preferidos son Batman y el Guasón”, declara Huallpa.

Los productos “más caros que vendí fueron un He-Man y un Skeletor de 12 pulgadas (30,5 centímetros) de edición limitada de la estadounidense Mattel, a Bs 2.000 cada una”, recuerda Murillo.

Las cintas sobre titanes y engendros imaginarios que cada año se estrenan en los cines del país no hacen más que avivar el interés por estas ofertas.

En New Tokio “destacan en especial” los pedidos “de figuras de superhéroes, pero eso depende de la película que se estrene y del tiempo en el que esté de moda”. “Las más caras son asiáticas” y “las más buscadas de clásicos: Transformers, He-Man, ThunderCats, G.I. Joe y de Star Wars”, dice Murillo, quien considera que “siempre se venderán más las de Batman”.

Tortugas. El punk Bebop entre Rafael (izq.) y Donatello.

Jannet Pérez, encargada de X-Zone, concuerda en que el negocio fue evolucionando con el interés del cine en estos personajes, pero también con la comercialización de videojuegos como Resident Evil y juegos en línea como WarCraft. “Ahora los niños también quieren este tipo de juguetes porque los ven en las películas”, manifiesta.

“Sí, hay muchos clientes buscando juguetes, desde los más pequeños hasta los más grandes”, coincide Huallpa.

La creciente demanda por estos productos ha hecho que se ofrezcan también en las calles paceñas y en ferias como la 16 de Julio (El Alto). “Los juguetes americanos de películas de Marvel valen Bs 20 y los de Star Wars, 25. Hay buena venta”, cuenta Samuel Hurtado, que exhibe su mercadería en una vía de San Pedro.

“Hace 15 años buscaban más figuras clásicas, pero desde hace seis años los coleccionistas se enfocan también en las actuales”, explica Murillo sobre esta afición, que puede ser heredada. Según Pérez, muchos clientes están volviendo a comprar lo que ya tenían. “Fueron creciendo y regalaron” sus figuras “a sus sobrinos” para volver a adquirir lo que más les gusta.

Pérez con la oferta de X-Zone en la Mariscal Santa Cruz.

En 5 años, el mundo comprará 17% más

Jorge Castel, Wálter Vásquez

El gasto global en juguetes aumentará en 17% en cinco años, pasando de $us 89.151 millones en 2016 a 104.351 millones en 2020, según proyecta un estudio de la escuela española de negocios y protocolo Constanza. Este incremento estará impulsado, entre otras cosas, por la tecnología.

“El  gasto en juguetes por habitante en el mundo será de 11,70 euros ($us 13,85 o Bs 96,40) en 2020”, cita el documento, que también prevé que entre 2015 y 2020 los crecimientos más fuertes en estas compras se darán en Rusia (45%), India (33%), Corea del Sur (31%), Brasil (28%) y México (23%).

Según los expertos, uno de los motores de la industria mundial del juguete en los próximos años será la influencia del mercado millennial, es decir de los jóvenes de entre 15 y 35 años (que son casi un tercio de la población boliviana) que en una cantidad significativa se están convirtiendo en padres y con ello incidiendo con sus particulares preferencias de consumo y disposición a gastar en este tipo de productos o incluso en negocios con ellos.

Figuras de la colección de Ramiro Camacho.

“Busco rarezas y las compro por internet. Luego vendo (estas figuras de acción) al público en general, pero más a coleccionistas a quienes les agradan (personajes de) Star Wars, Power Ranger y Marvel”, afirma por ejemplo Hussein Paredes que tiene este “pasatiempo” en Cochabamba (Bolivia).

Tres líneas dominan el sector de los juguetes

EFE, España

La “nostalgia” por juguetes de los 70 y 80 del siglo pasado, el aprendizaje de habilidades y la combinación de juego digital y tradicional son las tendencias del sector identificadas por el Instituto Tecnológico del Juguete (ITJ).

A la hora de comprar estos productos para sus hijos, los padres prefieren artículos de su propia infancia, de décadas pasadas, que son reediciones o actualizaciones de viejos juegos con “toques de tecnología”, de acuerdo con la institución española.

Aprender habilidades para el futuro y el do it yourself (“hazlo tú mismo”) también están de moda tanto en manualidades como en cocina, jardinería, música, arte, punto o experimentos científicos y son actividades que los padres y los niños pueden compartir.

Como la tecnología se situó hace años entre las preferencias de los niños, los fabricantes han diseñado asimismo juguetes que combinan lo digital con lo tradicional, como juegos de realidad aumentada o juegos de mesa con pantallas. El ITJ indica que, en España, el 70% de los menores de ocho años usa dispositivos móviles y casi el 40% de los menores de dos años utiliza tabletas o juguetes combinados.

 Búsqueda. Huallpa con uno de los pedidos en línea.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia