El Financiero

Comerciantes pagan al contado por casas en áreas clave del sur

Por su vocación para hacer negocios, el barrio de Calacoto sigue siendo uno de los más preciados por los comerciantes que buscan un lote o un inmueble en este sector.

SAN MIGUEL. El corazón de Calacoto es de perfil comercial y por lo tanto apetecible para los nuevos moradores.

SAN MIGUEL. El corazón de Calacoto es de perfil comercial y por lo tanto apetecible para los nuevos moradores. Foto: Pedro Laguna-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega / La Paz

00:00 / 10 de mayo de 2015

Al menos uno de cada diez nuevos propietarios de un inmueble en el Macrodistrito Sur de La Paz se dedica al comercio. Se muda desde la zona oeste y paga en efectivo por un predio donde habitar y a la vez hacer negocios.

La imagen residencial de Calacoto, San Miguel y Achumani se empezó a disipar hace aproximadamente 15 años cuando edificaciones de una y dos plantas fueron sustituidas por edificios con ambientes destinados al comercio. Hoy, la tendencia se multiplica en estos puntos y se reproduce en barrios como Irpavi y Los Pinos.

Dos de las inmobiliarias más grandes de La Paz registran esta propensión en las negociaciones y transacciones que hacen.

“Un fenómeno que vemos últimamente es la presencia de clientes dedicados al comercio que llega desde la Uyustus y sus inmediaciones”, dice Johnny Meneses, gerente propietario de Itaí Bienes Raíces. Según sus estadísticas, al menos uno de cada diez compradores es de aquella barriada popular paceña. Karin Ortler, gerente comercial de Vip Bienes Raíces, concuerda con esta apreciación y añade: “La gente que se dedica al comercio busca casas en las que pueda vivir en la parte superior y abajo tener un negocio”.

En su caso, un promedio de dos de cada diez clientes que acuden a su empresa de bienes raíces lo hacen con esta lógica. Meneses reafirma la idea cuando dice que ningún comprador dedicado al comercio opta por una casa solo para morar. “Buscan comercio y vivienda al mismo tiempo”.

Otra coincidencia entre los entrevistados es que estos clientes pagan al contado, a diferencia de otros que buscan financiamiento bancario. De acuerdo con la Ley N° 393 de Servicios Financieros, promulgada en agosto de 2013 y que consigna facilidades para el acceso a una vivienda de interés social, el inmueble a adquirir debe cumplir un fin social y no estar destinado a actividades comerciales.

En cuanto a los barrios más requeridos por su vocación para el comercio, Calacoto sigue siendo la joya más preciada.  En la actualidad, coinciden los entrevistados, la mayoría de los bienes inmuebles de este sector están a la venta o fueron adquiridos recientemente. “En 15 años, en la calle 21 de Calacoto ya no habrá casas y todo será edificios”, advierte Meneses.

Ortler atribuye la migración de los antiguos residentes del lugar por la falta de privacidad. “Este fenómeno es normal. Sucedió antes cuando lo más solicitado en La Paz era la plaza Murillo, después El Prado, Sopocachi y ahora Calacoto”.

La avenida Ballivián también es objeto del deseo de los comerciantes. La ventaja, sostiene Ortler, es que allí se pueden levantar edificios de hasta 22 metros de altura, mientras que en otros barrios están permitidos seis metros o menos.

Por ello, el precio de terrenos y casas está por encima del resto: el metro cuadrado oscila entre $us 1.200 y 1.800. En calles colindantes, por ejemplo la Julio Patiño, varía entre $us 1.000 y 1.200.

En El Alto, los comerciantes también buscan viviendas multifuncionales, pero lejos de zonas muy concurridas. Beatriz Gutiérrez, funcionaria de una oficina comercial, explicó que este tipo de clientes optan por terrenos o casas en los lugares alejados para poder depositar allí su mercadería. “No se preocupan buscar a las entidades financieras porque pagan al contado”, cuenta en su oficina de la zona Franco Valle, entre las calles 1 y 2.

Carla Mamani, quien atiende en una oficina de la plaza Juana Azurduy de Padilla, en Villa Dolores, coincide con esta versión. Y otra dependiente, que pide el anonimato, precisa que en esa ciudad las zonas más cotizadas son: Satélite, la Ceja, Villa Dolores.

La oferta en zonas más bajas

Comodidad

Según las inmobiliarias, en Huajchilla y Río Abajo se construyen viviendas residenciales amplias y con diversas comodidades para sus ocupantes.

Dificultad

Karin Ortler, de Vip Bienes Raíces, explica, sin embargo, que los accesos a ese sector se constituyen en un conflicto. “Los fines de semana hay una romería de autos y es un problema”.

Cholets y mansiones de $us 2 MM

Con el alza en el precio de las viviendas en La Paz y El Alto, hay inmuebles a la venta de incluso $us 2 millones:  cholets en El Alto y mansiones en La Paz.Beatriz Gutiérrez, que atiende una comercial en inmediaciones de la Ceja (Av. Franco Valle) dice que lo más caro en la urbe alteña son los cholets, edificios multifuncionales para vivienda, negocio y alquiler con arquitectura de motivos andinos. “Recién se vendió uno a dos millones y medio, por la avenida 6 de Marzo”.

Su colega en el oficio, Carla Mamani, menciona que por lo general la compra-venta de estos inmuebles no se publicita en las comerciales como las que ella atiende en Villa Dolores. “Entre gente con plata comercian los cholets”, afirma.

En la zona Sur de la ciudad de La Paz, las casas lujosas pueden costar hasta $us 2 millones porque, según agentes de dos inmobiliarias, cuentan con ambientes amplios, jardín, áreas de recreación y fino acabado en madera y piedra.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia