El Financiero

Construcción apunta a un precio de hasta $us 60.000 por departamento

Christian Eduardo. El titular de la Cámara Boliviana de la Construcción dijo que las empresas del sector crecieron en 7,6% en 2013, impulsadas por el déficit habitacional del país y la “atrayente” oferta de créditos para vivienda, lo que generó un amplio mercado para los edificios multifamiliares. Demandó claridad en la normativa tributaria para el negocio inmobiliario y una norma de contratación adecuada al contexto del país, para que los privados puedan adjudicarse obras públicas.

Perspectiva. El presidente de la Caboco dialoga con periodistas de La Razón en su oficina en La Paz.

Perspectiva. El presidente de la Caboco dialoga con periodistas de La Razón en su oficina en La Paz. Foto: Víctor Gutiérrez

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe

00:00 / 16 de febrero de 2014

— ¿Cuál es su evaluación sobre  el comportamiento del sector de la construcción en 2013?

— En los últimos años, la construcción ha tenido un crecimiento promedio anual de entre 8 a 10%, un índice que también se refleja en la industria del cemento. El año pasado, el sector registró un alza del 7,6%. El déficit de vivienda existente en el país generó un amplio mercado para la construcción de edificios multifamiliares. Esa actividad fue impulsada en gran parte por una atrayente oferta de créditos de diferentes entidades financieras. La dinamización de los rubros bancario y de construcción fue acompañada por la ejecución de varios proyectos en el país. En 2013, la cartera de préstamo destinada al sector productivo —gran empresa y pequeña y mediana empresa, microempresa— llegó a $us 3.308 millones, que es el 27,1% del total de la cartera, según datos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi). Esta entidad resaltó que la construcción fue uno de los rubros de mayor ascenso, con $us 68 millones.

— ¿Qué otros factores muestran el desarrollo del sector?

— La estabilidad de la economía se ha mantenido en los últimos cinco años y eso posibilitó que el sector crezca de modo sostenido, sin impactos de crisis. Otras causas que impulsaron el alza son la apreciación de la moneda nacional, la existencia de liquidez en el mercado, una mayor inversión pública y la reducción de tasas de crédito para la vivienda. Además de algunas normas aplicadas por los municipios que incentivaron la construcción inmobiliaria.

— ¿En qué se refleja el crecimiento sostenido del rubro?

— La construcción, privada y pública está entre los sectores que más aporta al Producto Interno Bruto (PIB). A octubre de 2013, el sector contribuyó con el 9,14% del PIB. La inversión pública presupuestada el año anterior llegó a $us 3.807 millones, de los cuales se estima que se invirtieron $us 1.219 millones en el sector productivo y $us 1.540 millones en infraestructura (carreteras, puentes y otros).

— ¿Es posible que las nuevas tasas de interés para los créditos de vivienda social puedan generar una mayor demanda de edificaciones?

— Consideramos que la reducción de las tasas de interés para la construcción de casas y edificios de interés social generará un incremento en la demanda. A ello se suma el mercado insatisfecho que hay para acceder a una vivienda social, que a largo plazo puede generar que se hagan inversiones importantes en ese sector. Para ello, se debe buscar claridad en las normas tributarias para el negocio inmobiliario y así establecer reglas claras sobre su comportamiento, ya que esto está impidiendo una mayor inversión privada. Asimismo, para adjudicarnos obras del sector público, hemos pedido una norma de contratación que se adecue a la realidad boliviana porque tenemos tres problemas. El primero es que no hay un mecanismo para hacer el reajuste de precios en los contratos de ejecución de obras públicas de más de un año y medio.

También tenemos problemas para conciliar nuestras controversias como contratistas, pues no hay ningún mecanismo legal que permita denunciar los problemas de la obra. Y, finalmente, el sector atraviesa un momento crítico para acceder a garantías para la firma de contratos. Estos tres  elementos desincentivan la participación privada en las obras públicas.

— ¿Cuáles son los nuevos nichos de mercado del rubro?

— La aplicación de las nuevas tasas de interés nos permitirá ingresar al gran mercado que existe de personas de ingresos bajos y medios que pueden ser los principales actores de un nuevo nicho de mercado. La medida posibilitará proyectar el negocio inmobiliario de la construcción de departamentos en el largo plazo. Ahora, si se mantiene la situación económica actual en el país este mercado podría desarrollarse entre 10 a 15 años. Este nuevo nicho estará enfocado en la población de la clase media que esté dispuesta a pagar entre $us 40.000 y $us 60.000 por un departamento. Para lo cual, se necesita cambiar la metodología de la construcción y el acabado de las viviendas y departamentos, porque para edificar un departamento de $us 50.000 se debe usar nuevos tipos de materiales y tecnología. Además, se debe hallar un nuevo equilibrio en los costos de los terrenos a fin de que sea posible que los precios de los departamentos puedan ser pagados por los nuevos actores de este nicho de mercado.

— En los últimos años, ¿en qué ha invertido el sector privado?

— Desde 2006, el empresariado privado ha invertido más en la construcción de edificios principalmente en Santa Cruz y La Paz, mientras que la edificación de viviendas ha sido menor. Estas construcciones han crecido principalmente por el déficit habitacional, la reducción de tasas para el crédito de vivienda y el exceso de liquidez en el mercado.

— ¿Cuáles son las expectativas para el sector este año?

— Tenemos la esperanza de que este año se mantenga el crecimiento sostenido de la construcción, porque la economía boliviana es estable y hay mucho circulante, lo cual ocasiona un mayor dinamismo en todos los rubros.

Perfil

Nombre: Christian Eduardo Rojas

Nació: 10-12-1969

Profesión: Ingeniero Civil

Cargo: Es presidente de la Cámara Boliviana de  la Construcción (Caboco)

Especialista en desarrollo de infraestructura civil

Eduardo estudió Ingeniería Civil en la Escuela Militar de Ingeniería (EMI). Tiene una especialidad en Administración de Empresas. Fue uno de los docentes fundadores de la Universidad Privada Loyola e impartió la materia de Estabilidad de Estructura I y II. Entre 1995 y 1998, trabajó en firmas constructoras, consultoras y de telecomunicaciones realizando labores de construcción, diseño estructural, supervisión, construcción de edificios, movimiento de tierras y obras de arte para carreteras. En 1998, ocupó el cargo de gerente Técnico en la Empresa Constructora Reedco, que tiene experiencia en construcción, mantenimiento de caminos, edificación de puentes, obras de saneamiento básico y obras de ingeniería en general. Hoy, es gerente propietario de esa firma. De 2003 a 2007, se desempeñó como director de la Cámara Departamental de la Construcción (Cadeco) de La Paz y desde 2009 a 2013 fue presidente de esa misma institución. Desde 2012, fue posesionado también como presidente de la Cámara Boliviana de la Construcción.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia