El Financiero

Cooperativas agrícolas son clave para la lucha contra el hambre

En el Día Mundial de la Alimentación, la FAO recordó que se debe reconocer el trabajo cooperativista en la labor por eliminar la pobreza y que los gobiernos deben mejorar las condiciones para que sigan creciendo

RESULTADO. Dos agricultores de una cooperativa brasileña muestran felices su producción de lechugas.

RESULTADO. Dos agricultores de una cooperativa brasileña muestran felices su producción de lechugas. Foto: RAINFORESRESTRADIO.COM

La Razón / Édgar Toro Lanza

00:38 / 21 de octubre de 2012

Las cooperativas agrícolas, que generan ingresos para millones de pequeños agricultores, podrían expandirse y hacer una contribución mayor contra la pobreza y el hambre si recibieran el apoyo de los gobiernos, la sociedad civil y el mundo académico.

Este es el mensaje relevante en el Día Mundial de la Alimentación de este año, que se celebró el 16 de octubre en 150 países y se difundió en el sitio web de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), www.fao.org.

El informe señala que el tema de este año se centra en que “las cooperativas agrícolas alimentan al mundo”, que coincide con el Año Internacional de las Cooperativas.

Además, en el Día Mundial de la Alimentación se conmemora también la fecha en que se fundó la FAO en 1945.

La lucha contra el hambre recibió un nuevo impulso la semana pasada con la publicación de estadísticas que muestran que aún hay 870 millones de personas que a diario no tienen alimentos suficientes para comer, a pesar de que hoy en el mundo hay 132 millones menos de hambrientos que hace 20 años.

eremonia. En la ceremonia especial de la FAO también se pronunció el papa Benedicto XVI, quien dijo en su mensaje —a tono con la temática de este año— que, debido a su dimensión humana, las cooperativas agrícolas pueden favorecer el desarrollo económico para cubrir las necesidades más apremiantes a nivel local.

“Las cooperativas agrícolas representan una visión alternativa a los modelos económicos que parecen tener como único objetivo el beneficio, el interés de los mercados, el uso de cultivos agrícolas para fines no alimentarios y la introducción de nuevas tecnologías de producción de alimentos sin las precauciones debidas”, señaló el Pontífice.

“La presencia de las cooperativas puede poner fin a la tendencia a la especulación con los alimentos básicos destinados al consumo humano y reducir la compra de tierras agrícolas a gran escala que en muchas regiones supone expulsar a los campesinos, que por sí solos son muy débiles para defender sus derechos”, añadió.

El mensaje del Papa fue leído por el arzobispo Luigi Travaglino en una ceremonia en la sede de la FAO a la que asistieron dignatarios, responsables de organismos de las Naciones Unidas con sede en Roma e invitados especiales.

El director general de la FAO, el brasileño José Graziano da Silva, subrayó la necesidad de trabajar para la erradicación total del hambre y agregó que muchos países en América del Sur, África y Asia están demostrando que este objetivo es posible.

Mercados. Graziano da Silva puso de relieve el papel de las cooperativas como una vía importante para sacar a los pequeños agricultores de la pobreza y el hambre, y señaló que, a pesar de que producen la mayor parte de los alimentos en muchos países, los pequeños agricultores tienen poco acceso a los mercados para vender sus productos, carecen de poder de negociación para comprar insumos a mejores precios y tampoco cuentan con acceso a los servicios financieros.

“En el mundo, las cooperativas agrícolas pueden ayudar a los pequeños agricultores a superar estos obstáculos” del mercado, aseguró Graziano da Silva.

“Las cooperativas desempeñan un papel crucial en la generación de empleo, reducen la pobreza, mejoran la seguridad alimentaria y contribuyen al producto interior bruto de muchos países”, sostuvo y luego instó a los gobiernos a poner de su parte y “crear las condiciones que permitan prosperar a las cooperativas y a las organizaciones de productores”.

Hacia el desafío de ‘Hambre Cero’

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señaló en su mensaje en el Día Mundial de la Alimentación que las cooperativas agrícolas serán cruciales para alcanzar el Desafío Hambre Cero, lanzado en la Conferencia sobre Desarrollo Sostenible de Río+20, realizada en junio.

“La gran experiencia de las cooperativas agrícolas será de gran valor para lograr uno de los principales objetivos de la iniciativa: duplicar los ingresos y la productividad de los pequeños campesinos”, concluyó Ban Ki-Moon.

Por su parte, el presidente de Italia, Giorgio Napolitano, dijo que “las cooperativas son capaces de mantener los niveles de rentabilidad y empleo, incluso en tiempos de recesión económica. Por lo tanto, puede representar para los actores económicos y responsables políticos el modelo que inspire futuras decisiones, replanteando el desarrollo económico de una manera más sostenible que ponga de nuevo al ser humano en el centro de todo proceso económico”.

Las cooperativas son también un estímulo para la democracia, como lo demuestra su capacidad para estimular la participación, el respeto a las normas y la agrupación de los miembros en torno a valores comunes, complementó el Mandatario italiano. 

Hay apoyo a pequeños campesinos

El presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Kanayo F. Nwanze, aseguró por su parte, en la ceremonia  realizada en Roma, que están trabajando en estrecha colaboración con las cooperativas de todo el mundo.

“Desde los cultivadores de té en Ruanda a los centros de recursos ganaderos en Nepal, hay muchos ejemplos de cómo las cooperativas apoyan mejor a los pequeños campesinos, no sólo para que se organicen, sino para aumentar colectivamente sus oportunidades y recursos”, destacó.

“Nuestra experiencia en el FIDA trabajando con los agricultores ha demostrado una y otra vez que las cooperativas son fundamentales para alcanzar estos objetivos”, manifestó. 

La directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin, recalcó la necesidad de redes de protección social para aquellos que apenas pueden alimentarse. “En nuestro mundo, mucha gente sigue pasando dificultades para obtener su comida. Los programas de protección social y de redes de seguridad permiten a los más vulnerables, especialmente mujeres y niños, escapar de la pobreza y el hambre”, explicó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia