El Financiero

‘Cooperativistas tienen la voluntad de preservar el Cerro Rico de Potosí’

Josep Matta - Es Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Patrimonio Geológico  y coordinó la misión de la UNESCO en el Cerro Rico. Visitó Bolivia en marzo, por su cuenta, para ver cómo avanza la preservación del cerro y fue invitado a dar una exposición sobre el tema en una reunión auspiciada por el Club de Minería. En el evento destacó la importancia de que las cooperativas mineras que trabajan en el Cerro Rico puedan mejorar sus condiciones de trabajo y avanzar en su conservación.

Previsor. A Josep Matta le preocupa que recursos y riesgos geológicos sean evaluados conjuntamente.

Previsor. A Josep Matta le preocupa que recursos y riesgos geológicos sean evaluados conjuntamente. Foto: Alejandro Alvarez

La Razón / Svetlana Salvatierra

00:00 / 01 de abril de 2012

— ¿Geología social es un concepto moderno?

— Sí. Por ejemplo, en Barcelona estaban construyendo el metro y surgieron varios indicios de problemas de hundimiento; fui el único defensor de los vecinos y actuaba explicando a los vecinos la geología y haciendo informes a favor de los vecinos. (NdR: Se analiza los recursos y los riesgos geológicos en el desarrollo sostenible y ético de la sociedad).

— Y en el caso del Cerro Rico de Potosí, ¿aplica este concepto?

— Sí. Vine antes a Bolivia porque había constituido un grupo dentro de la Comunidad Económica Europea que se llamaba ALFA (América Latina Formación Académica), al que se unieron otros países que querían reconstruir el Cerro Rico. Recuerdo que vino un argentino que tuvo que ser evacuado rápidamente, un francés que no soportaba la altura y el grupo quedó reducido. También vine en 2006 para hacer un informe. Y vine el año pasado.

— Entre 2006 y 2011, ¿qué diferencias encontró?

— Lo primero fue una toma de conciencia que en otros informes existieron y que no se tomaron en cuenta, sobre el Cerro Rico.

— ¿Cuáles fueron los puntos que no se tomaron en cuenta?

— Pues nosotros sabíamos que había que corregir el trabajo de las cooperativas, que no se corrigió. Había que llegar a que todos los trabajadores tuvieran contrato, a que se acabara con el trabajo de los menores de edad, entre  otras cosas. Había una lista de más o menos unos 15 puntos.

— ¿En general, esos puntos a qué apuntaban?

— A la conservación de fuentes de trabajo y del Cerro Rico, porque el cerro sin trabajo no es cerro. Entonces, la idea que tuvimos, la que he tenido siempre y la que tenía el equipo cuando vino fue conservar el trabajo del cerro porque había alguna idea de acabar con ellos. Si el Cerro Rico es Patrimonio de la Humanidad es porque la gente trabaja ahí. Queríamos que trabajaran bien, con seguridad minera, sin accidentes, ése fue el principal objetivo. Hay indicios de que se va a corregir y se seguirá corrigiendo.

— ¿Cuáles indicios ven?

— Por ejemplo, los actuales dirigentes de las cooperativas mineras han tomado en cuenta que el trabajo tiene que ser encaminado a la seguridad, a no trabajar en las zonas peligrosas y a preservar el Cerro Rico. Ellos tienen voluntad de hacerlo. Es interesante porque generalmente eran los más reacios para hacer un trabajo más seguro. Tienen que hacerlo porque se alertó con la pérdida de Patrimonio de la Humanidad.

— ¿Es sólo un trabajo de las cooperativas o también de las otras empresas?

— Fundamentalmente de las cooperativas. (NdR: se estima que trabajan 32 cooperativas que reúnen a unos 11 mil cooperativistas; hay unas 619 bocaminas). Me reuní con ellos; ahora hay un dirigente bastante joven que es abogado y vi que tiene una actitud muy positiva. Creo que sí le están dando el sentido mirando hacia el Patrimonio; antes veían al cerro como cualquier trabajador en cualquier empresa que vela por su ingreso. En este caso, he notado  que sí le están dando un gran valor a lo que es Patrimonio y lo que representa para Potosí.

— ¿Hay algún cronograma de actividades que realizar?

— Esto depende de los ministerios de Minería y de Culturas.

— ¿Con la experiencia que usted tiene, cree que se solucionará este tema?

— Creo que justamente por los datos de educación, de capacitación minera, erradicación del alcoholismo y otros muchos factores se puede dar. Pero, claro, como el precio de la plata está más caro de lo normal hay más trabajadores. Hay que tener en cuenta este aspecto.

— ¿Si continúa la actividad minera se caerá todo el cerro?

— No. Si se hunde el cerro se levantará polvo por todas partes y asfixiaría a la ciudad, y no es así. Sí puede haber un hundimiento en un lugar y otro, como ocurre en todas las minas. No es que todo el cerro se va para abajo.

— ¿De seguir estos hundimientos el cerro perderá su forma?

— De hecho que la ha perdido un poco. Uno de los objetivos también es que no se la pierda.

— ¿Explotación más cuidadosa?

— Claro, si hubiera una sola empresa esto se podría hacer. Cada empresa tiene sus geólogos que velan, pero al tratarse de muchas cooperativas que trabajan sin técnicos no hay posibilidades...

— ¿Tendría que haber alguna alianza entre empresarios y cooperativistas mineros que están trabajando ahí, independientemente de lo que haga el Gobierno en este caso?

— Lo que pasa es que tiene que haber un acuerdo entre los cooperativistas, las empresas y el Gobierno. Es la causa principal en este caso. Pero, bueno, algo de luz se ve al final del túnel.

— ¿El trabajo que se tiene ahí es muy complicado?

— Claro, en un informe lo que nosotros pedimos fue una cosa utópica, pero que es lo que nos hace avanzar. Entonces hablaba de tantas cooperativas, que en realidad son falsas empresas en una misma mina y no es viable. Lo que hace falta es que haya una sola empresa, de que haya una convergencia minera, es decir que todas las cooperativas se vayan uniendo para hacer un trabajo común. Es lo que se requiere. Realmente es una utopía. Como se dice en España: que hay mucha gente que prefiera ser cabeza de ratón que cola de león; en la cola de león está la fuerza de todos.

Perfil

Nombre: Josep María Matta Perelló Profesión: Geólogo Cargo:Presidente de la Sociedad  Iberoamericana de Patrimonio Geológico.

Orgulloso catalán y experto en Geología Social

Es catalán y español. Estudió en Barcelona. Se tituló como geólogo y llegó al grado de doctor. Es cientista académico, es Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Patrimonio Geológico, Vicepresidente Honorario de la Sociedad de Defensa del Patrimonio Geológico de España y Jefe del Departamento de Ingeniería Minera y Recursos Naturales de la Universidad de Cataluña.

“Cuando estudiaba, por la necesidad tuve que trabajar de cualquier cosa. Mi primer trabajo como geólogo fue con empresas de España buscando arcilla para su explotación; en otros casos buscando aluminio para lo mismo”, recuerda el experto. ¿Por qué eligió su carrera? “No lo sé, cuando estudiaba yo quería estudiar cinematografía, era de los que no sabían qué querían estudiar, pero tuve un buen profesor de Geología, a partir de ahí me dedique, fue una vocación sólida. Me gusta estar en contacto con la naturaleza”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia