El Financiero

Destruyeron documentos sobre riesgos del tabaco

Juicio. Un ejecutivo de Imperial Tobacco reveló que hace 30 años tenían investigaciones sobre cáncer

Cultivo. Cosecha de tabaco en una provincia de Cuba.

Cultivo. Cosecha de tabaco en una provincia de Cuba.

EFE / Toronto (Canadá)

00:00 / 08 de abril de 2012

Un antiguo alto ejecutivo de una compañía tabacalera canadiense, Imperial Tobacco, reconoció esta semana durante un juicio que hace 30 años destruyó documentos confidenciales que señalaban los riesgos a la salud del tabaquismo.

El ejecutivo Roger Ackman dijo que en 1980 y 1990 contrató a abogados externos a su compañía, Imperial Tobacco, para destruir al menos 60 documentos entre los que había investigaciones acarreadas por la empresa sobre la relación entre el tabaquismo y enfermedades como el cáncer.

Según dijeron los medios de comunicación locales, Ackman, de 73 años de edad y que trabajó durante 29 años para Imperial Tobacco, reconoció que existía un acuerdo entre su empresa y el principal accionista, British American Tobacco, para “destruir documentos como condición para tener acceso a los documentos”.

Ackman, que dirigió el departamento legal de Imperial Tobacco, solicitó al Tribunal de Apelaciones de Québec que le dispensara de testificar en el juicio contra tres de las principales compañías tabaqueras de Canadá y que comenzó el 12 de marzo.

El juicio enfrenta a las tres tabaqueras más importantes de Canadá (Imperial Tobacco Canada, Rothmans, Benson & Hedges y JTI-Macdonald) contra centenares de miles de fumadores de la provincia de Québec que demandan una indemnización conjunta de 27.000 millones de dólares.

Los demandantes afirman que durante décadas las empresas han ocultado a los consumidores las consecuencias médicas del tabaquismo y que, a pesar de tener estudios sobre su toxicidad, en sus campañas publicitarias restaron importancia a los efectos del tabaco.

También acusan a las compañías de destruir documentos en un intento de dificultar las acciones legales contra las empresas del sector.

Informe. El número de personas en el mundo que se benefician de alguna medida de la lucha contra el tabaco aumentó en 1.100 millones en los últimos dos años, pero estos esfuerzos son contrarrestados por la publicidad y promoción del cigarrillo que financia la industria tabaquera.

Así lo revela un estudio elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) centrado en el impacto de la Convención Marco contra el Tabaco en vigor desde 2005, y difundido la semana pasada en Ginebra. En el plano financiero, el informe revela que se han hecho progresos importantes para aumentar los ingresos generados por los impuestos al tabaco, pero lamenta que esto no se refleje ni de lejos en la financiación de las actividades dirigidas a reducir su consumo.

Actualmente, según la OMS, los gobiernos recaudan unos $us 133.000 millones por tasas al tabaco, pero se gasta menos de 1.000 millones en intentar controlar su uso, un déficit que es más evidente en los países de ingresos bajos y medios. Las estrategias más usadas y que a la vez han mostrado ser efectivas son los gráficos grandes en las cajetillas, así como las campañas fuertes de sensibilización a través de los medios de comunicación, que suelen impactar en los fumadores y alentarlos a dejar de serlo.

Impuestos al consumo

Actualmente, según la OMS, los gobiernos recaudan unos $us 133.000 millones  por tasas al tabaco, pero se gasta menos de 1.000 millones en intentar controlar su uso, un déficit que es más evidente en los países de ingresos bajos y medios.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia