El Financiero

Emanuelle Medina: ‘El marketing debe luchar hoy por existir, por ser una inversión vital’

La especialista en marketing y publicidad analiza el desarrollo y los desafíos del sector en Bolivia y el trabajo que deben realizar los profesionales del rubro que deben tomar en cuenta a un consumidor cada vez globalizado e hiperconectado.

Perfil. Además de impartir docencia, Medina trabaja al momento la publicidad de Banco FIE.

Perfil. Además de impartir docencia, Medina trabaja al momento la publicidad de Banco FIE. Foto: Alvaro Valero

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / La Paz

07:00 / 01 de agosto de 2018

— ¿Cómo define el marketing y cómo identifica al marketing que se hace en Bolivia?

— Marketing no es sinónimo de publicidad, tiene un alcance mayor, ya que sus actividades se inician antes de existir el producto y continúan luego de la posventa. La publicidad, en cambio, se utiliza para comunicar masivamente la existencia de un producto, sus ventajas, e impulsar su comercialización. En resumen, la publicidad es una de las herramientas del marketing y no así su esencia (...). En Bolivia, el marketing aún se encuentra en una etapa introductoria (...).

— ¿Cuál es la real importancia del marketing en el actual mundo boliviano de los negocios?

— La misma que en cualquier otro país con un mercado globalizado. El marketing influye en un mercado en la manera en que sea cada vez más desarrollado y utilizado por nuevas empresas. Actualmente, es aplicado en Bolivia a cabalidad solo por las grandes o multinacionales, considerándose aún un capricho para el paladar y no así una herramienta vital para el logro de objetivos de una compañía. Aún hoy soy parte de empresas que consideran al departamento de marketing un grupo de vendedores de cualquier cosa, evaluando su desempeño con el incremento de las ventas y no con lo que en realidad se debiera: ¿Cómo ha mejorado la imagen y el servicio de nuestro producto?, ¿Cuán satisfechos están nuestros clientes? o ¿Cuántos nuevos clientes nos van a traer éstos? En este punto, me encantaría creer en una Bolivia donde los pequeños empresarios, los brillantes productores y creadores de ideas tengan más asesoría en marketing y acceso a este instrumento, donde basemos estas brillantes ideas y desarrollos en un marketing orientado a la satisfacción del cliente, y donde esta herramienta sea la que nos permita pasar de ser pequeños emprendedores a grandes empresarios. Aún son muy pocas las empresas que dan un apoyo real a los nuevos emprendedores: impulsamos al equipamiento, contamos con leyes de impulso a la producción y, sin embargo, aún es irrelevante enseñar o ayudar a estos productores a lograr que sus productos sean exitosos en un mercado exigente. 

— ¿De qué manera se ha incorporado a las estrategias de marketing que se implementan en el país el aprovechamiento intensivo de la identidad de Bolivia y sus regiones? ¿Hacia dónde conduce este camino?

— El marketing surge en cada nueva idea y emprendimiento que ha tenido Bolivia desde que comienza la industria nacional, claro que en una forma más bien intuitiva. Los grandes creadores de productos locales no es que hayan tenido suerte, sino que se han dado el trabajo de estudiar y adecuarse a las necesidades de los consumidores bolivianos, que hasta hoy son conformistas y poco exigentes. Basta acordarse del famoso “¿Va a comprar?” que todos hemos recibido de parte de algún comerciante. Es un alivio saber que esa frase hoy se modifica por un enfoque más orientado al cliente: “Caserito, joven churro, comprame”, éste es un estilo de marketing intuitivo y natural que responde a un consumidor mucho más exigente y a un mercado mucho más competitivo que cuando empezó el proceso de creación de metodología de marketing aplicada a la comercialización de productos. Cada región va encontrando no solo nuevas ofertas y productos, sino nuevas formas de hacer que esta oferta llegue de forma más exitosa y rápida a los consumidores. No basta con generar productos brillantes, sino con saberlos presentar y marketear. La globalización nos obliga a los bolivianos a ser competitivos no solo en nuestro mercado, sino a nivel global (...). Este cambio en la mentalidad de nuestros emprendedores —más naturalmente— y nuestras empresas —más obligadamente— sin duda nos conduce a un mercado más globalizado y a ampliar nuestra oferta creando nuevos clientes y mercados potenciales. Hace algunos años, no soñábamos con que existiese más conexiones a internet que televisores o más de un celular per cápita.  Hoy, ¿nos parece un sueño vender productos 100% bolivianos por internet?, no lo creo, algunos marketeros lo consideramos el siguiente paso casi obligatorio.

— ¿Tienen las tendencias internacionales una influencia en el trabajo que se hace en Bolivia?

— Son importantísimas para de-sarrollar un mercado más globalizado y homogéneo con grandes comercializadores (...), pero la tarea es lenta. Mientras no exista el impulso de desarrollar el mercado boliviano como tal, nos abocamos a la comunicación con fines particulares y no así al desarrollo de un mercado menos hostil para el emprendedor; es más, lo atacamos con leyes laborales y obligaciones impositivas para que no le queden los recursos necesarios para invertirse en marketing, por ejemplo.  ¿(Así), cómo se pretende que el marketing sea una prioridad?  

— ¿Cuáles son los retos del marketing en Bolivia para éste y los próximos años?

— Actualmente, el marketing debe luchar por existir, por ser una inversión vital en el negocio y no el departamento de locos que cambian y complican al área productiva u operativa de las empresas. Debe convertirse en la base sobre la cual se desempeñe el área productiva, ya que cualquier enfoque orientado al consumidor hará siempre que el producto tenga mayor aceptación y por lo tanto, ventas. El marketing crea y satisface necesidades, por lo que el enfoque de cualquier producto orientado por el marketing hará que éste sea exitoso, sin lugar a dudas. Cuesta insertar el concepto en los empresarios (...), nos queda mucha concientización y mucha paciencia para lograr que se comprenda la verdadera importancia de invertir en marketing de forma constante y prioritaria. (Como profesionales) no podemos ni podremos retroceder, y no queda más remedio que adaptarnos y acelerar el proceso de trabajar con un enfoque marketero si queremos sobrevivir (...). El marketing como la vida nos enseña, sí o sí, lo que debemos aprender. Somos nosotros los que elegimos cómo aprender, por las buenas o por las malas.

Perfil

Nombre: Emanuelle Medina del Carpio

Profesión: Marketera y publicista

Profesional comprometida con el desarrollo del sector

La profesional cuenta con más de 25 años de experiencia trabajando en las más importantes agencias de publicidad de Bolivia, una labor que fue reconocida dentro y fuera del país. Desarrolló la estrategia publicitaria para empresas como Coca-Cola, MasterCard, Nestlé, Camel, Citibank, Grupo Financiero BISA, Fortaleza SAFI, BNB, Sony, Beiersdorf, Unilever, Goodyear, Western Union, Sprint, Burger King, Mattel, Microsoft, Ketal y CBN.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia